La viruela del simio es rara en niños y adolescentes, y pocas veces resulta letal, según los CDC

JUEVES, 3 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- De más de 25,000 casos de viruela del simio de EE. UU. que revisó un nuevo estudio, apenas un 0.3 por ciento ocurrieron en personas menores de 18 años, muestran nuevos datos del gobierno.

La mayoría de los niños y adolescentes que contrajeron el virus, un 89 por ciento, "no fueron hospitalizados, ninguno recibió atención a nivel de la unidad de cuidados intensivos [UCI], y ninguno falleció", reportó un equipo dirigido por Ian Hennessee, del Grupo de Trabajo de Viruela del Simio Pediátrica de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La viruela del simio es rara en niños y adolescentes, y pocas veces resulta letal, según los CDC

Desde su surgimiento global el año pasado, la viruela del simio, que en general se limita a África, ha infectado a decenas de miles de personas en todo el mundo.

La enfermedad viral se caracteriza por unas dolorosas lesiones, y en general requiere un contacto de piel con piel para propagarse. La inmensa mayoría de los casos han ocurrido entre hombres gais y bisexuales.

Los casos entre niños y adolescentes han seguido siendo poco comunes. En su análisis, el equipo de los CDC observó a 25,038 casos de EE. UU. que ocurrieron entre mediados de mayo y finales de septiembre.

De esos casos, apenas una minúscula fracción (83, es decir un 0.3 por ciento) ocurrieron en personas menores de 18 años. De los casos, 55 ocurrieron entre adolescentes de 13 a 17 años, y otros 28 ocurrieron entre niños de hasta 12 años.

¿Cómo contrajeron la viruela del simio los niños más pequeños? Según el equipo de Hennessee, 20 casos que ocurrieron en niños menores de 13 años tuvieron suficientes datos disponibles como para aventurar una suposición.

En 19 de estos casos, los niños "se expusieron en el ambiente del hogar: en 17 de los niños, la exposición reportada fue el contacto de piel con piel que ocurre de forma rutinaria entre un niño y un cuidador adulto", reportaron los investigadores.

En el otro caso, se sospecha que el niño contrajo la viruela del simio tras usar un artículo, por ejemplo una toalla, que había sido usada antes por un adulto infectado.

Entre los 35 casos de adolescentes con datos disponibles (de los cuales 32 eran varones), se pensó que el contacto sexual fue el modo principal de transmisión, apuntó el equipo de los CDC. Las investigaciones no mostraron ninguna señal de que alguno de estos casos implicaran un abuso sexual.

Por suerte, ninguno de los niños o adolescentes infectados con viruela del simio en Estados Unidos requirió atención en la UCI, reportó el equipo.

Ninguno de los niños menores de 13 años tuvieron lesiones de la viruela del simio en el área anogenital, y si hubo lesiones ocurrieron sobre todo en el torso, anotaron los investigadores.

Dos niños menores de 5 años sí desarrollaron un sarpullido de la viruela del simio que implicó lesiones en los párpados, mientras que otro niño también tuvo problemas oculares relacionados con la viruela del simio. Los tres fueron hospitalizados, y luego dados de alta.

Entre los 55 adolescentes con viruela del simio, ocurrieron lesiones en el área anogenital en alrededor de un 60 por ciento de los casos, reportó el equipo de los CDC. Dijeron que seis de los casos tuvieron la suficiente gravedad como para requerir hospitalización, en general para "la gestión del dolor, el tratamiento de infecciones bacterianas secundarias, y síntomas sistémicos con el sarpullido".

Como sucede con los casos adultos de viruela del simio, muchos de los niños y adolescentes afectados recibieron tecovirimat (TPOXX) y otros medicamentos como tratamiento.

Aunque son raros, los niños pueden tener casos de viruela del simio, así que "los adultos con viruela del simio que interactúan con niños en el ambiente del hogar deben seguir las directrices de prevención de la transmisión para prevenir la propagación de la viruela del simio", aconsejó el grupo de Hennessee. Esto incluye cubrir cualquier lesión para minimizar el riesgo de contacto de piel con piel.

Los adolescentes sexualmente activos, en particular los chicos que participan en sexo homosexual, deben pensar en ponerse la vacuna Jynneos, que puede prevenir la infección con la viruela del simio, añadieron los investigadores.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 4 de noviembre de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Aprenda más sobre la viruela del simio en la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Morbidity and Mortality Weekly Report, Nov. 4, 2022

Comparte tu opinión