La variante de COVID de RU podría ser más letal, y ser la dominante en EE. UU. en marzo

LUNES, 15 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Mientras los esfuerzos de vacunación ganan impulso, han surgido más evidencias que sugieren que es probable que una variante del coronavirus que ya se sabe que se propaga más rápido también sea más letal.

La variante B.1.1.7, que se cree que se originó en Gran Bretaña, ya se ha enraizado con firmeza en EE. UU., y podría pronto convertirse en la cepa dominante, según la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La variante de COVID de RU podría ser más letal, y ser la dominante en EE. UU. en marzo

El domingo, en declaraciones en "Face the Nation" de CBS, dijo que "ahora sabemos, o ahora estimamos, que más o menos un 4 por ciento de los casos de enfermedad de este país se relacionan con la B.1.1.7", dijo. "Y tenemos proyecciones de que podría ser la cepa dominante a finales de marzo".

Su advertencia llega poco después de una investigación publicada por científicos británicos, que muestra que tal vez sea más probable que la B.1.1.7 desencadene más casos letales de COVID-19.

Como reportó el sábado el The New York Times, el nuevo estudio se publicó el viernes en un sitio web del gobierno de Reino Unido. Los científicos enfatizaron que, como siempre ha sucedido, la gran mayoría de casos de COVID-19 no son letales, y que la nueva investigación se basa solo en una pequeña proporción de las muertes en Gran Bretaña.

Aun así, "el panorama general es algo como un aumento de un 40 a un 60 por ciento en el riesgo de hospitalización, y en el riesgo de muerte", declaró el sábado al Times Neil Ferguson, epidemiólogo y asesor científico del gobierno británico.

Se sabe que la B.1.1.7 se ha propagado en al menos 82 países, y se piensa que se transmite entre un 35 y un 45 por ciento más fácilmente que otras variantes del coronavirus que ya se encuentran en Estados Unidos, según el Times.

Unos datos más recientes

El equipo británico señaló por primera vez hace más de un mes que pensaba que había una "posibilidad realista" de que la B.1.1.7 pudiera también ser más letal, basándose en una pequeña cantidad de datos preliminares. Ahora que hay más datos disponibles, afirman que su grado de confianza en el último hallazgo es de un 55 a un 75 por ciento.

El motivo exacto de que la variante provoque más muertes no está claro. Podría provocar unas cargas virales más altas en el cuerpo, dificultando el tratamiento. Muge Cevik, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de St. Andrews, en Escocia, y asesora científica del gobierno británico, dijo al Times que la variante podría también "transmitirse de forma desproporcionada en los ambientes con personas más frágiles", por ejemplo los hogares de ancianos, porque es más transmisible.

Se cree que las vacunas que ya se están distribuyendo en Estados Unidos son efectivas contra la B.1.1.7, y Walensky dijo que es imperativo que el masivo despliegue que ya se está realizando continúe. Al mismo tiempo, y ante las demás nuevas variantes, se están tomando otras medidas, dijo a CBS.

Las compañías farmacéuticas están modificando su investigación para combatir a la variante B.1.1.7, aclaró, y los CDC están monitorizando cómo les va a las personas que ya han recibido la vacuna de Pfizer o la de Moderna.

"Pero no estamos esperando", dijo. "Estamos llevando a cabo el trabajo científico para ampliar las distintas vacunas, por si necesitamos vacunas bivalentes (una vacuna que contiene dos cepas distintas) o vacunas de refuerzo. Están sucediendo ambas cosas".

Mientras tanto, aseguró, los estadounidenses deben continuar con las medidas comprobadas para frenar la reducción viral, como el distanciamiento social y el uso de las máscaras.

"Diría que ahora es el momento de no bajar la guardia. Ahora es el momento de aplicarse. Todavía hay 100,000 casos al día, dos veces y media más casos que en verano", lamentó Walensky.

Un gran aumento en el suministro de vacunas

Estados Unidos tendrá suficientes vacunas contra la COVID-19 para vacunar a 300 millones de estadounidenses en verano, anunció el jueves el Presidente Joe Biden.

Durante un recorrido del Laboratorio de Patogénesis Viral de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), donde se creó la vacuna contra la COVID-19 de Moderna, Biden dijo que su administración había contratado la entrega de 600 millones de dosis de las vacunas de Moderna y Pfizer durante los próximos cinco meses, reportó Associated Press.

"Estamos en vías de tener suficientes suministros para 300 millones de estadounidenses a finales de julio", anunció.

El país ya está en camino de superar la meta de la administración de Biden de 100 millones de dosis de vacuna en los primeros 100 días en el cargo, y en las tres primeras semanas en el cargo se han administrado más de 26 millones de dosis, según AP.

"Eso es solo el principio", dijo Biden. "Nuestra meta final es vencer a la COVID-19".

Si una tercera vacuna contra el coronavirus, de la farmacéutica Johnson & Johnson, recibe la aprobación para el uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. a finales de febrero, el ritmo de la vacunación se debería acelerar incluso más.

Biden enfatizó que su administración está haciendo todo lo posible por aumentar los suministros de vacunas y la capacidad del país de administrar las inyecciones.

Hasta la fecha, la administración de Biden ha desplegado a las tropas en servicio activo para que trabajen en los centros de vacunación de varios estados, mientras busca preparar el terreno para aumentar la tasa de vacunaciones cuando haya más suministros disponibles.

Durante el recorrido en los NIH, a Biden le mostraron el banco de laboratorio donde los investigadores secuenciaron al coronavirus y desarrollaron al precursor de la vacuna de Moderna, comentó AP.

Apenas días después de que los científicos chinos compartieran la conformación genética del nuevo coronavirus en enero del año pasado, los NIH habían enviado instrucciones a Moderna para que produjera dosis, y los científicos ya estaban preparando unas pruebas clave, con animales y de laboratorio, que al final probaron que estaban en el camino correcto, según AP.

Todos los estadounidenses podrían vacunarse en abril, según Fauci

Todos los estadounidenses podrán comenzar a vacunarse contra el coronavirus en abril, predijo a principios de mes el principal experto en enfermedades infecciosas del país.

Durante una entrevista en el "Today Show", el Dr. Anthony Fauci dijo que el mes será "temporada abierta" de vacunas, ya que un aumento en los suministros de las vacunas permitirá a la mayoría de las personas ponerse las vacunas para protegerse de la COVID-19.

Fauci, que es asesor de ciencia del Presidente Joe Biden, añadió que la tasa de vacunaciones se acelerará mucho en los próximos meses. ¿Por qué? Fauci lo atribuyó a las próximas entregas de las dos vacunas aprobadas, la aprobación potencial de una tercera vacuna y las medidas tomadas por la administración de Biden para aumentar la capacidad de suministrar dosis.

"Cuando llegue abril" será "temporada abierta, es decir, básicamente todo el mundo en cualquier categoría podría comenzar a vacunarse", anotó Fauci.

A pesar de la buena noticia, advirtió que pasarán "varios meses más" para que en realidad se administren las vacunas a los estadounidenses, pero se podría alcanzar la inmunidad grupal a finales de verano. Hasta el lunes, se habían distribuido más de 70 millones de dosis, y casi 53 millones de estadounidenses se habían vacunado. Más de 14 millones de personas han recibido su segunda dosis.

Por otra parte, los estadounidenses que se han vacunado del todo pueden ahora prescindir de la cuarentena si se exponen a alguien infectado con la COVID-19, señalan unas nuevas directrices federales.

"Las personas que han completado la vacunación que cumplan con los criterios ya no tendrán que hacer cuarentena tras exponerse a alguien con COVID-19", dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. en una directriz actualizada, publicada el miércoles en su sitio web.

Hubo una salvedad: deben haber pasado al menos dos semanas desde la segunda dosis, porque esto es lo que se tarda en desarrollar una inmunidad completa. Pero los CDC afirman que no se sabe cuánto tiempo durará la protección, de forma que las personas que han recibido la última dosis hace tres meses o más deberían de cualquier forma entrar en cuarentena si se exponen o muestran síntomas, añadió la agencia.

"Esta recomendación de prescindir de la cuarentena para las personas con inmunidad derivada de las vacunas concuerda con las recomendaciones para las que tienen una inmunidad natural", aseguraron los CDC. Las personas que se han vacunado deberían de cualquier forma estar atentas a los síntomas durante 14 días tras exponerse a alguien infectado, añadió la agencia.

Esto no significa que las personas vacunadas deban dejar de practicar el distanciamiento social, anotaron los CDC.

"En este momento, las personas vacunadas deben continuar siguiendo las directrices actuales para protegerse a sí mismas y a las demás, lo que incluye usar una máscara, permanecer a al menos 6 pies (2 metros) de distancia de las demás, evitar las multitudes, evitar los espacios mal ventilados, cubrirse al toser y estornudar, lavarse las manos con frecuencia, seguir las orientaciones de viaje de los CDC, y seguir cualquier directriz sobre el lugar de trabajo o la escuela, lo que incluye las directrices relacionadas con el uso del equipo de protección personal o las pruebas del SARS-CoV-2", aclaró la agencia.

Un azote global

El lunes, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 27.6 millones, mientras que el número de muertes superó a las 485,000, según los cálculos del Times. El lunes, los cinco estados con más casos de infecciones con el coronavirus eran: California, con casi 3.5 millones de casos; Texas, con más de 2.5 millones de casos; Florida, con más de 1.8 millones de casos; Nueva York, con más de 1.5 millones de casos; e Illinois, con más de 1.1 millones de casos.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

En India, el número de casos de coronavirus era de casi 10.9 millones el lunes, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. El lunes, Brasil superó los 9.8 millones de casos y las 239,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas superó los 108.9 millones el lunes, con más de 2.4 millones de muertes registradas, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Comparte tu opinión