La ubicación de la grasa de una mujer apunta a los futuros problemas cardiacos

La ubicación de la grasa de una mujer apunta a los futuros problemas cardiacos

LUNES, 1 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Si usted es una mujer mayor, la forma de su cuerpo podría conformar su riesgo de enfermedad cardiaca.

Unos investigadores informan que si tiene un aspecto más de manzana que de pera, sus probabilidades de enfermedad cardiaca aumentan, incluso aunque tenga un peso normal.

Algo interesante fue que las mujeres que tenían peso en las piernas presentaban un riesgo significativamente más bajo de enfermedad cardiovascular, añadieron los investigadores, aunque el estudio no probó causalidad.

"Nuestros hallazgos sugieren que las mujeres postmenopáusicas, a pesar de tener un peso normal, podrían tener un riesgo variable de enfermedad cardiovascular debido a las distintas distribuciones de la grasa alrededor del abdomen o de las piernas", señaló el autor del estudio, el Dr. Qibin Qi, profesor asociado en el Colegio de Medicina Albert Einstein, en la ciudad de Nueva York.

En el estudio, los investigadores recolectaron datos sobre casi 162,000 mujeres postmenopáusicas que participaron en el estudio Iniciativa de salud de las mujeres entre 1993 y 1998. Se hizo un seguimiento de esas mujeres hasta febrero de 2017.

Los investigadores encontraron que las mujeres cuya grasa estaba acumulada sobre todo alrededor de la zona abdominal (con forma de manzana) tenían un riesgo de casi el doble de enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular, en comparación con las mujeres cuya grasa estaba acumulada en las piernas.

Por otro lado, ese riesgo era un 40 por ciento más bajo en las mujeres cuyo peso se encontraba sobre todo en las piernas, en comparación con las que tenían el peso más bajo en las piernas.

El mayor riesgo de enfermedad cardiaca fue entre las mujeres cuyo porcentaje más alto de grasa era alrededor de la zona abdominal y la más baja en las piernas. De hecho, el riesgo fue más de tres veces más alto que el de las mujeres con la cantidad más baja de grasa corporal y la cantidad más alta de grasa en las piernas, encontraron los investigadores.

Además del peso, las mujeres deben prestar atención a la ubicación de su peso, planteó Qi.

Los investigadores calcularon que si 1,000 mujeres del estudio redujeran su grasa abdominal de más de un 37 por ciento a menos de un 27 por ciento, pero mantuvieran igual la grasa de su piernas, cada año ocurrirían seis casos menos de enfermedad cardiovascular.

Y si 1,000 mujeres del estudio mantuvieran su grasa abdominal igual y aumentaran la grasa de las piernas de menos de un 42 por ciento a más de un 49 por ciento, cada año se prevendrían tres casos de enfermedad cardiovascular.

Pero Qi advirtió que como el estudio se realizó entre mujeres postmenopáusicas, los hallazgos quizá no apliquen a mujeres más jóvenes, o a los hombres.

El informe aparece en la edición del 1 de julio de la revista European Heart Journal.

Más información

Para más información sobre el peso y la salud, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión