La reacción a la vacuna contra la COVID puede parecerse a los síntomas de cáncer de mama, pero los médicos aconsejan 'no entrar en pánico'

La reacción a la vacuna contra la COVID puede parecerse a los síntomas de cáncer de mama, pero los médicos aconsejan 'no entrar en pánico'

JUEVES, 11 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Un efecto secundario de la vacuna contra la COVID-19 está creando un miedo injustificado en las mujeres, haciendo que se preocupen de un posible cáncer de mama.

Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna pueden hacer que los ganglios linfáticos se inflamen, sobre todo los de las axilas, del lado en que se recibió la vacuna, señalan los expertos.

Algunas mujeres palpan esos ganglios linfáticos en las axilas, y creen por error que son bultos en el seno, según un informe reciente.

Además, esos ganglios linfáticos inflamados pueden observarse en una mamografía incluso si una mujer no puede palparlos. Esto llevó a la Sociedad de Imágenes del Seno (Society of Breast Imaging) a recomendar que las mujeres postpongan cualquier mamografía programada durante un plazo de cuatro semanas tras recibir la última dosis de la vacuna contra la COVID-19.

La inflamación de los ganglios linfáticos después de la vacunación es común e inocua, pero a los médicos les preocupa que pudiera provocar un miedo injustificado en las mujeres. También podría provocar un falso positivo en una mamografía, y aumentar la necesidad de unas pruebas posteriores innecesarias, advirtió el Dr. Brett Parkinson, director médico del Centro de Atención del Cáncer de Mama Intermontañas en Murray, Utah.

"Es muy inusual ver ganglios linfáticos agrandados en la población con pruebas de detección normales. Apenas lo vemos de un 0.2 a un 0.4 por ciento de las veces", dijo Parkinson.

"Entonces, cuando lo vemos, es una señal de alarma, porque cuando hay ese tipo de inflamación de los ganglios linfáticos, más o menos el 50 por ciento de las veces puede representar un cáncer de mama metastásico que ha pasado del seno al ganglio linfático debajo del brazo, o leucemia o linfoma", añadió.

Cuando los médicos lo ven, quieren que el paciente vuelva. "Realizamos pruebas adicionales, generalmente un ultrasonido, y con frecuencia hacemos una biopsia para descartar una de esas malignidades", dijo Parkinson.

Pruebas adicionales

Anotó que alrededor de un 16 por ciento de los pacientes tuvieron un agrandamiento de los ganglios linfáticos después de su segunda dosis de la vacuna de Moderna, y que la vacuna de Pfizer produjo un efecto similar.

"Yo tuve un ganglio linfático palpable en la axila tras vacunarme", dijo Parkinson. "También les sucede a los hombres".

Una serie de informes de caso publicados hace poco en línea en la revista Clinical Imaging dio los detalles de cuatro mujeres que recibieron la vacuna contra la COVID-19 y que entonces realizaron pruebas de detección del seno.

A algunas les preocupó la posibilidad de tener un cáncer de mama. Por ejemplo, una mujer de 59 años con antecedentes familiares de cáncer de mama recibió un ultrasonido dirigido para evaluar un bulto en la axila izquierda, nueve días después de recibir la vacuna de Pfizer, según un informe de un equipo del departamento de radiología de Weill Cornell en el NewYork-Presbyterian, en la ciudad de Nueva York.

Otras recibieron un falso positivo. Ese fue el caso de una mujer de 42 años que recibió una mamografía de rutina y que se encontró que tenían varios ganglios linfáticos inflamados en la axila izquierda. Tuvo que volver para un ultrasonido de seguimiento para descartar el cáncer.

Aubrey Lewis, enfermera de los Hospitales Universitarios de Cleveland, dijo a ABC News que inicialmente no tuvo ningún efecto secundario de la vacuna de Moderna, pero que unos días después encontró una inflamación en uno de sus ganglios linfáticos.

"Palpé mi axila para ver si había algo y encontré un bulto. Era duro, pero movible, y se movía", dijo Lewis.

"Pensé que era raro tener un ganglio linfático sensible, pero entonces caí en cuenta de que acababa de recibir la vacuna contra la COVID de ese lado, y me di cuenta de que se relacionaba con eso", continuó.

Basándose en esos casos y la recomendación de la Sociedad de Imágenes del Seno, varios sistemas de salud de todo el país están pidiendo a las mujeres que retrasen sus mamografía durante al menos un mes tras la vacunación, dijo Parkinson.

"Lo que hacemos en nuestro centro es que tenemos un letrero que dice 'Si ha recibido la vacuna contra la COVID en las cuatro últimas semanas, hable con recepción y le daremos la oportunidad de hablar con uno de nuestros proveedores en la clínica'", señaló. "Les damos a las mujeres la opción de hacerse la mamografía, pero comprendiendo que quizá tengan que volver".

Conozca las señales

Las mujeres que encuentren un ganglio linfático inflamado en la axila del brazo en que recibieron la vacuna contra la COVID-19 no deben sospechar automáticamente un cáncer de mama, añadió Parkinson.

"Queremos decir a esas pacientes que se calmen, y si desaparece en tres o cuatro semanas, que vayan y se hagan su prueba regular", aconsejó.

Pero los médicos sí desean ver a las mujeres si tengan cualquier otra señal y síntoma del cáncer de mama, se hayan vacunado o no, enfatizó Parkinson.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., éstos incluyen:

  • Un engrosamiento o hinchazón de una parte del seno.
  • Irritación u hoyuelos en la piel del seno.
  • Enrojecimiento o piel desconchada en el área del pezón o el seno.
  • Tensión en el pezón o dolor en el área del pezón.
  • Descargas del pezón aparte de la leche de seno, incluso sangre.
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma del seno.
  • Dolor en cualquier área del seno.

"Son señales preocupantes, y debería ir al médico", aconsejó Parkinson. "No queremos que las mujeres lo pospongan".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Brett Parkinson, MD, medical director, Intermountain Medical Center Breast Care Center, Murray, Utah; ABC News; Clinical Imaging, Jan. 18, 2021, online

Comparte tu opinión