La preocupación y la depresión pueden afectar a las personas que reciben desfibriladores implantables

LUNES, 26 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Un desfibrilador cardiaco implantable cambia la vida en más de un sentido. Más de uno de cada 10 pacientes que recibieron el dispositivo desarrolló también ansiedad o depresión, revela un estudio reciente.

Los hallazgos destacan la necesidad de pruebas regulares de detección para los pacientes que reciben un desfibrilador cardioversor implantable (DCI), con el fin de identificar a las que pueden necesitar un apoyo adicional de salud mental, según los autores del estudio.

La preocupación y la depresión pueden afectar a las personas que reciben desfibriladores implantables

La investigación se presentó el sábado en una reunión en línea de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology).

"La mayoría de los pacientes se adaptan bien a la vida con un DCI. A otros, les cambia la vida por completo, y les preocupan las descargas del dispositivo, la imagen corporal y su medio de subsistencia, ya que algunas personas deben cambiar de trabajo", dijo la autora del estudio, Susanne Pedersen, del Hospital de la Universidad de Odense, en Dinamarca.

Investigaciones anteriores han mostrado que los pacientes con DCI que sufren ansiedad o depresión tienen una calidad de vida más deficiente, y un mayor riesgo de trastornos del ritmo cardiaco y de muerte prematura.

El estudio incluyó a más de 1,000 pacientes que rellenaron cuestionarios sobre su salud mental y su calidad de vida física antes del implante del DCI, y más de 24 meses después.

Durante el periodo de seguimiento, casi el 15 por ciento de los pacientes informaron una ansiedad de nueva aparición y alrededor del 11 por ciento comunicaron una depresión de nuevo inicio.

La edad avanzada se asoció con un riesgo más bajo de ansiedad de nueva aparición, mientras que estar casado, la personalidad de tipo D, y un menor funcionamiento físico reportado por los mismos pacientes se asociaron con un mayor riesgo. (Las personalidades de tipo D tienen tendencia a estar angustiadas).

La edad avanzada y un mayor funcionamiento físico autorreportado se asociaron con un riesgo más bajo de depresión de nueva aparición, mientras que fumar, la personalidad de tipo D y un menor funcionamiento físico autorreportado se asociaron con un mayor riesgo, mostraron los hallazgos.

"Nuestros resultados sugieren que unas pruebas de detección más regulares de la depresión y la ansiedad podrían identificar a los pacientes que podrían beneficiarse de soporte adicional", afirmó Pedersen en un comunicado de prensa de la sociedad.

"En conjunto, nuestros hallazgos indican que los pacientes más jóvenes, aquellos con una función física deficiente y aquellos con la personalidad de tipo D, tienen más probabilidades de volverse ansiosos o depresivos", añadió. "Las personas con la personalidad de tipo D tienden a preocuparse sin compartir las emociones negativas con los demás, lo que puede comprometer su salud mental".

Pedersen señaló que el implante del DCI es, a menudo, un procedimiento ambulatorio. Si bien algunos pacientes están ansiosos por regresar a su casa, otros se ponen ansiosos y sienten que es demasiado pronto, ya que no han tenido tiempo para adaptarse a tener el dispositivo implantado.

"Una forma de remediar esto podría ser el apoyo digital, utilizar una aplicación o plataforma que les brinde información y seguridad, permitir que los pacientes hablen con un profesional de la salud si es necesario, y derivar a las personas con altas puntuaciones de ansiedad o depresión a un psicólogo para un programa de tratamiento en línea", concluyó Pedersen.

"Estamos probando este enfoque y, en mi experiencia, los pacientes que lo necesitan son una minoría, pero para los que sí es necesario, puede significar una gran diferencia", añadió.

Las investigaciones presentadas en las reuniones normalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre los DCI.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Society of Cardiology, news release, April 24, 2021

Comparte tu opinión