La pandemia de COVID afectó mucho a los estadounidenses con diabetes

MIÉRCOLES, 14 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Hasta dos de cada cinco estadounidenses que han fallecido de COVID-19 sufrían de diabetes, lo que hace que la enfermedad crónica sea una de las afecciones de más alto riesgo durante la pandemia, señala un experto.

Alrededor de un 40 por ciento de las muertes por COVID-19 en Estados Unidos fueron entre personas diabéticas, una estadística "realmente sombría" que debería hacer que las personas con la afección se vacunen, planteó el Dr. Robert Gabbay, director científico y médico de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA).

La pandemia de COVID afectó mucho a los estadounidenses con diabetes

"No puedo enfatizarlo lo suficiente: si tiene diabetes, vacúnese. Hable con su proveedor de atención de la salud, hable sobre sus preocupaciones", aconsejó Gabbay durante una entrevista de HealthDay Now. "El riesgo de hospitalización y muerte relacionadas con la COVID es de seis a 12 veces mayor en las personas con diabetes, así que es el momento de vacunarse".

La estadística sobre la mortalidad por la COVID-19 proviene de un estudio que se presentó en la reunión anual en línea reciente de la ADA.

Que la diabetes estuviera implicada en hasta un 40 por ciento de las muertes por COVID-19 es particularmente impactante si se toma en cuenta que solo un 10 por ciento de la población de EE. UU. sufre de la afección.

El estudio, realizado por los científicos de la Universidad de Texas, en El Paso, también encontró que una de cada 10 personas con diabetes hospitalizadas con la COVID-19 fallece en un plazo de una semana.

Las personas con una diabetes mal gestionada tienen un riesgo particular de enfermar de gravedad o morir por la COVID-19, y la pandemia he expuesto las brechas existentes en la capacidad del sistema de atención de la salud de EE. UU. de ayudar a las personas a mantener la afección bajo control, añadió Gabbay.

Casi una de cada cinco personas de Estados Unidos con diabetes afirma que ha tenido que elegir entre comprar comida o medicamentos y suministros para la diabetes durante la pandemia, reportó la ADA.

"Identificamos que un número de individuos tuvieron menos acceso a los medicamentos que antes de la pandemia", lamentó Gabbay.

En particular, el precio de la insulina en Estados Unidos se disparó durante la pandemia, a pesar de que 2021 fue el centésimo aniversario del descubrimiento del tratamiento hormonal, que salva vidas.

"Aquí estamos, 100 años tras el descubrimiento, y todavía tenemos problemas", dijo Gabbay.

La ADA ha estado trabajando estado por estado para promulgar leyes que limiten el costo de la insulina, señaló Gabbay. Este tipo de ley se ha promulgado en 19 estados.

"Seguimos abogando en todos los demás estados, para asegurar que todo el mundo que necesite insulina pueda obtener la insulina que necesite", enfatizó Gabbay.

La ADA también está promoviendo otros cambios que podrían ayudar a las personas con diabetes a controlar mejor su enfermedad y protegerse de la COVID-19, añadió Gabbay.

Uno implica mejorar la capacidad de todo el mundo de comer de forma saludable.

La ADA plantea que más de una de cada cuatro personas no podía comprar comida saludable fácilmente durante la pandemia. La alteración económica producida por la pandemia afecto a las dietas de las personas de forma particular: casi la mitad de las que recibían ayuda nutricional afirman que la comida que reciben no es buena para su diabetes.

"El acceso a la comida saludable es un tema importante. En este país, hay desiertos de comida y pantanos de comida, donde incluso si uno quiere hacer lo correcto, la comida correcta no está disponible", añadió Gabbay.

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes ofrece más información sobre la COVID-19 y la diabetes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

SOURCE: Robert Gabbay, MD, PhD, chief scientific and medical officer, American Diabetes Association

Comparte tu opinión