La obesidad podría aumentar las probabilidades de síntomas 'prolongados' de COVID

VIERNES, 11 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Si usted es obeso, es mucho más probable que tenga problemas de salud de larga duración si contrae la COVID y sobrevive, advierte un nuevo estudio.

Tiene más probabilidades de ser hospitalizado que los pacientes que no son obesos. Es más probable que acabe en la unidad de cuidados intensivos, que haya que ponerlo en un ventilador, y que sufra de COVID-19 prolongada que los pacientes que no son obesos, informaron los investigadores.

La obesidad podría aumentar las probabilidades de síntomas 'prolongados' de COVID

"Alrededor de un 40 por ciento de los sobrevivientes a la COVID-19 podrían experimentar complicaciones crónicas de la COVID-19, y el riesgo de sufrir estas complicaciones es más o menos un 30 por ciento más alto en los pacientes con obesidad", explicó el investigador principal, el Dr. Ali Aminian, director del Instituto Bariátrico y Metabólico de la Clínica Cleveland.

Estas llamativas cifras son otro motivo por el que todo el mundo, sobre todo las personas que son obesas, deben vacunarse contra la COVID-19, apuntó Aminian.

En el estudio, su equipo recolectó los datos de más de 2,800 pacientes tratados por la COVID en la Clínica Cleveland, entre marzo y julio de 2020. A los pacientes les dieron seguimiento hasta finales de enero de este año.

Durante el seguimiento, un 44 por ciento de los pacientes obesos tuvieron que ser hospitalizados, y un 1 por ciento fallecieron.

En comparación con otros pacientes, el riesgo de hospitalización fue de un 28 a un 30 por ciento más alto entre los pacientes con una obesidad entre moderada y grave, encontró el estudio. Su necesidad de pruebas para otros problemas médicos también fue de un 25 a un 39 por ciento más alta.

En particular, la necesidad de pruebas diagnósticas de problemas del corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos, los riñones y el sistema gastrointestinal, y de problemas de la salud mental, fue mucho más alta, mostró el estudio.

Estos hallazgos sugieren que los que tienen un IMC (índice de masa corporal, una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso) de a partir de 35 tienen el mayor riesgo de COVID prolongada, en comparación con los que tienen un IMC normal.

"Los pacientes con obesidad deben ser informados sobre su riesgo adicional de COVID-19, tanto en la fase aguda como en la fase crónica de la enfermedad", señaló Aminian.

Instó a todos los pacientes a seguir las recomendaciones de salud pública, y a vacunarse para reducir su riesgo.

"Además, es necesario un seguimiento a largo plazo y riguroso de los pacientes con obesidad que contraen la COVID-19 para resolver las consecuencias crónicas de la enfermedad", aconsejó Aminian.

El Dr. David Katz es presidente de True Health Initiative, un grupo que fomenta los estilos de vida saludables. Anotó que la obesidad y sus problemas cardiacos relacionados son predictores constantes de unos malos resultados con la COVID-19.

"Este análisis apunta a un mayor riesgo de COVID-19 prolongada", dijo Katz, que no participó en el estudio.

Algunos de los motivos probables incluyen un aumento en la inflamación, las alteraciones endocrinas y los efectos mecánicos de la obesidad, que pueden afectar a la respiración y a los cambios de posición, indicó.

El nuevo estudio también llama a más investigación de otros factores que podrían contribuir a las variaciones en los resultados de la COVID. Éstos incluyen al estatus socioeconómico de los pacientes, sus dietas y acceso a alimentos nutritivos, además de su acceso a la atención médica, comentó Katz.

Anotó que los hallazgos muestran la consecuencia que la obesidad tiene en la salud general, y en una persona estresada por una enfermedad infecciosa letal.

"Este análisis resalta la importancia de una pandemia que estaba aquí mucho antes que el SARS-CoV-2, y que permanecerá después: la pandemia de la obesidad", añadió Katz. "Con o sin la pandemia de COVID, esta pandemia que se oculta a la vista roba años de vida, y vida de los años, y demanda nuestra acción colectiva".

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Diabetes, Obesity and Metabolism.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la obesidad y la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Ali Aminian, MD, director, Bariatric and Metabolic Institute, Cleveland Clinic, Ohio; David Katz, MD, MPH, president, True Health Initiative, Tulsa, Okla.; Diabetes, Obesity and Metabolism, June 3, 2021, online

Comparte tu opinión