La mayoría de los editores de las principales revistas médicas son blancos, encuentra un estudio

LUNES, 14 de junio de 2021 (HealthDay News) -- La inmensa mayoría de los editores de las principales revistas médicas son blancos, y pocos de esos influyentes puestos los ocupan profesionales negros o hispanos, encuentra un estudio reciente.

El estudio sale a la luz poco después de una controversia que provocó la renuncia del editor jefe de la revista Journal of the American Medical Association.

La mayoría de los editores de las principales revistas médicas son blancos, encuentra un estudio

Todo comenzó en febrero, cuando el Dr. Ed Livingston, un editor asistente de la JAMA, que es blanco, afirmó en un podcast que el racismo estructural ya no era un problema en Estados Unidos.

Junto con el podcast, la revista publicó un tuiteo que decía "Ningún médico es racista, entonces ¿cómo puede haber racismo estructural en la atención de la salud?".

Tras intensas críticas, la revista eliminó el podcast y el tuiteo, y Livingstone luego renunció. Entonces, el 1 de junio, JAMA anunció que su editor jefe, el Dr. Howard Bauchner, dejaría el puesto el 30 de junio.

Bauchner, que estaba en licencia administrativa debido al incidente, se responsabilizó de los "lapsus" que condujeron al podcast y al tuiteo.

Los nuevos hallazgos, que se publicaron en la edición en línea del 11 de junio de la revista JAMA Internal Medicine, resaltan un problema más amplio: la falta de representación de las minorías en las revistas médicas más destacadas.

Los investigadores encontraron que de los 368 editores de revistas importantes, un 77 por ciento se identificaban como blancos, y alrededor de un 15 por ciento como asiáticos. Por otro lado, poco menos de un 4 por ciento se identificaron como hispanos, y solo un 1 por ciento como negros.

Las cifras no sorprendieron a la Dra. Melissa Simon, directora del Centro de Transformación para la Equidad en la Salud de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

Simon, que no participó en el estudio, dijo que la falta de representación es un longevo problema no solo en las revistas médicas, sino a lo largo de todo el "proceso" que conduce a la publicación, o no publicación, de la investigación.

Ese proceso incluye una variedad de "guardabarreras", explicó Simon, que incluyen a los que deciden qué investigaciones son financiadas, y a los revisores profesionales que evalúan la calidad científica de los estudios enviados a las revistas para su publicación.

La falta de diversidad entre los tomadores de decisiones es importante, y no solo en el campo, aseguró Simon, sino para el público.

"Determinan qué hallazgos se imprimen, lo que se lee y lo que los medios diseminan", señaló.

Los estudios y los artículos de opinión publicados en las revistas prestigiosas pueden tener una influencia particular en la práctica médica, la atención de los pacientes y las políticas de atención de la salud.

"Piense en la pandemia de la COVID-19", planteó el Dr. James Salazar, uno de los investigadores del nuevo estudio. "Como médico, reviso las revistas a diario para informarme sobre la mejor forma de atender a mis pacientes con COVID en la clínica de atención primaria, la sala de emergencias o la unidad de cuidados intensivos".

Y si las revistas médicas son influyentes, también lo son sus editores, enfatizó Salazar, miembro de investigación clínica de la Universidad de California, en San Francisco, y miembro editorial de la JAMA Internal Medicine.

"La falta de diversidad [entre los editores] casi sin duda influye en lo que se publica y lo que no se publica y, por tanto, en la atención del paciente", dijo Salazar.

"Lo que preocupa a muchos, entre ellos a mí, es que esto afecta a los distintos grupos de pacientes de forma desigual, lo que incluye, sin limitarse a, las minorías raciales y étnicas", añadió.

Los hallazgos se basan en 25 importantes revistas médicas, 17 de ellas con sede en Estados Unidos, y ocho en Europa. Incluyeron siete distintas revistas de la JAMA, además de la New England Journal of Medicine, la Journal of the American College of Cardiology, la American Journal of Psychiatry y otras publicaciones altamente respetadas.

De los 654 editores con que los investigadores se pusieron en contacto, un 56 por ciento respondieron. De esos 368 editores, apenas cuatro eran negros, mientras que 14 se identificaron como hispanos, latinos o de "origen hispano". Ninguno se identificó como amerindio.

El estudio no es el primero que resalta la falta de diversidad entre los editores de las revistas médicas, apuntó Salazar. Pero sí demuestra la ubicuidad del problema en 25 revistas influyentes.

"Creo que nuestros hallazgos ayudan a obtener los datos críticos que son necesarios para provocar un cambio, y proveen un fundamento para la rendición de cuentas en las revistas médicas", señaló Salazar.

Lo importante, aseguró Simon, es que los editores y otros tomadores de decisiones provengan de una variedad de campos, entre ellos el de la igualdad en la atención de la salud.

"Necesitamos diversas áreas de experiencia en el nivel del liderazgo, de forma que la ciencia se publique de la manera más equilibrada posible", enfatizó.

Simon añadió que su preocupación es que aunque el tema está recibiendo ahora cierta atención, desaparezca.

"Cuando se trata de la representación, nadie puede ser autocomplaciente", dijo.

Más información

La Asociación Americana de Colegios Médicos (Association of American Medical Colleges) ofrece más información sobre el racismo y la atención de la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: James Salazar, MD, clinical research fellow, University of California, San Francisco; Melissa Simon, MD, MPH, professor, obstetrics and gynecology, preventive medicine and medical social sciences, and founder/director, Center for Health Equity Transformation, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; JAMA Internal Medicine, June 11, 2021, online

Comparte tu opinión