La mayoría de las mujeres de menos de 50 años usan anticonceptivos

La mayoría de las mujeres de menos de 50 años usan anticonceptivos
| Foto: HEALTHDAY

La mayoría de las mujeres estadounidenses de 15 a 49 años usan anticonceptivos, según un nuevo informe del gobierno de EE. UU.

Entre 2017 y 2019, un 65 por ciento de esas mujeres usaron alguna forma de anticoncepción, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Este informe provee esta instantánea única de todas las mujeres en edad reproductiva en un momento del tiempo", señaló la investigadora principal, Kimberly Daniels, estadística demográfica del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC en Hyattsville, Maryland.

Los tipos más comunes de anticonceptivos fueron la esterilización femenina (un 18 por ciento), los anticonceptivos orales (un 14 por ciento), los anticonceptivos reversibles de larga duración o ARLD (un 10 por ciento) y los preservativos masculinos (un 8 por ciento).

Los ARLD, que incluyen a los dispositivos intrauterinos y los implantes subcutáneos, fueron más populares entre las mujeres en la veintena y la treintena. Entre las mujeres de 20 a 29 años, un 14 por ciento usaban ARLD, al igual que un 13 por ciento de las mujeres en la treintena. Los ARLD fueron el método favorito de un 6 por ciento de las chicas de 15 a 19 años, y de un 7 por ciento de las mujeres entre los 40 y los 49, mostraron los hallazgos.

Las mujeres hispanas y negras fueron más propensas a usar solo preservativos (un 11 por ciento), en comparación con las mujeres blancas (un 7 por ciento), encontraron los investigadores.

Y las mujeres con un nivel educativo más alto preferían las pastillas anticonceptivas en lugar de la esterilización, encontró el estudio.

"Los métodos de uso menos común en términos de porcentajes serían la planificación familiar natural y los diafragmas", apuntó Daniels.

La última vez que Daniels observó el uso de anticonceptivos fue en 2018, y los métodos más comunes siguen siendo los mismos. Comprender el uso de los anticonceptivos en la población ilumina a los patrones de fertilidad, lo que incluye a las tasas de natalidad y a los embarazos accidentales, señaló.

El informe aparece en la edición del 20 de octubre de NCHS Data Brief de los CDC.

La Dra. Jill Rabin, cojefa de atención ambulatoria, obstetricia y ginecología de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York, revisó los hallazgos.

"La anticoncepción es una elección individual que es dinámica y que cambia junto con las vidas de las personas y el deseo de fertilidad, o la necesidad de protegerse de los embarazos accidentales", comentó Rabin.

La mitad de los embarazos en Estados Unidos son accidentales, pero eso no significa que sean "no deseados", indicó Rabin.

"Una porción significativa de las personas que no usan anticonceptivos buscan ser fértiles, o no están buscando quedar embarazadas de forma activa, pero si quedan embarazadas, se sentirían felices", apuntó.

Muchas personas que no usan anticonceptivos son LGBTQ o no tienen relaciones sexuales heterosexuales, añadió.

Una de las principales barreras para las mujeres que desean usar anticoncepción es el costo, indicó Rabin. Que una mujer tenga o no seguro de salud puede determinar qué tipo de anticoncepción hay disponible para ella.

Los preservativos son baratos y están fácilmente disponibles, pero las pastillas anticonceptivas y los ARLD requieren una receta y son costosos, lo que limita su disponibilidad para muchas mujeres pobres y sin seguro, lamentó Rabin. "Y el aborto no es un método de anticoncepción", añadió.

Rabin advirtió que, aunque son efectivos para prevenir un embarazo, los anticonceptivos no protegen de las infecciones de transmisión sexual (ITS).

"Las tasas de ITS son demasiado altas. Ni siquiera los preservativos tienen una efectividad del 100 por ciento contra las infecciones de transmisión sexual", advirtió.

Comparte tu opinión