Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

La marihuana puede afectar al desarrollo fetal, aunque se use a principios del embarazo

MARTES, 16 de mayo de 2023 (HealthDay News) -- A medida que el uso de la marihuana recreativa aumenta, algunos dispensarios la están recomendando como remedio para las náuseas matutinas, pero una nueva investigación advierte que usarla durante el embarazo podría tener un efecto significativo en el crecimiento fetal.

Aunque la exposición fetal al cannabis a principios del embarazo puede reducir el peso al nacer, estos efectos pueden volverse más graves si el uso continúa a lo largo del embarazo, según investigadores de la Universidad de Michigan Central, en Mount Pleasant, Michigan.

La marihuana puede afectar al desarrollo fetal, aunque se use a principios del embarazo

"Sabemos que incluso cuando el uso de la marihuana ocurre solo en el primer trimestre del embarazo, el peso al nacer se reduce de forma significativa, en más de 150 gramos (5.3 onzas) en promedio", comentó la autora sénior del estudio, la Dra. Beth Bailey, profesora y directora de investigación en salud poblacional. "Si ese uso continuaba en el segundo trimestre, la circunferencia de la cabeza del recién nacido también se reducía significativamente".

El tamaño de un recién nacido es uno de los factores de predicción más potentes de la salud y el desarrollo posteriores, apuntó la primera autora, la Dra. Phoebe Dodge, residente pediátrica entrante del Hospital Rainbow Babies and Children’s de los Hospitales Universitarios, en Cleveland.

El estudio, que se publicó en la edición del 16 de mayo de la revista Frontiers in Pediatrics, encontró que los bebés que sufrieron una exposición continuada al cannabis en el útero pesaban casi 200 gramos (7 onzas) menos al nacer. La circunferencia de su cabeza era casi 1 centímetro (0.39 pulgadas) más pequeña que la de los bebés que no se expusieron al cannabis.

"Los mayores déficits de tamaño fueron entre los recién nacidos expuestos a la marihuana durante toda la gestación", advirtió Bailey en un comunicado de prensa de la revista.

El estudio encontró que el uso ocasional de cannabis, por ejemplo para las náuseas matutinas del primer trimestre, podría reducir el crecimiento fetal de la misma forma que el uso a lo largo de todo el embarazo. Esto también fue cierto respecto al uso de cannabis antes de que una mujer supiera que estaba embarazada.

El estudio no contó con datos sobre la cantidad o la frecuencia con que las participantes usaban cannabis. Los resultados se basaron en si las personas usaron o no cannabis en ciertos momentos del embarazo.

Los investigadores no pudieron determinar si había un vínculo entre el uso empedernido y unos resultados más pronunciados en el crecimiento del recién nacido. Plantearon que se necesita más investigación.

"La mejor recomendación es que se debe aconsejar a las mujeres que dejen de usar marihuana antes de quedar embarazadas", añadió Dodge.

Dejar de fumar lo antes posible tras quedar embarazada es la segunda mejor opción, recomendaron los autores del estudio.

Más información

La oficina de Prevención de las Enfermedades y Promoción de la Salud de EE. UU. ofrece más información sobre cómo tener un embarazo sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Frontiers in Pediatrics, news release, May 16, 2023

Comparte tu opinión