Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

La licencia por enfermedad paga es buena para las empresas: estudio

LUNES, 27 de febrero de 2023 (HealthDay News) -- Estados Unidos es uno de los pocos países desarrollados sin una protección federal de licencia por enfermedad paga, debido al menos en parte a preocupaciones sobre el daño potencial para los negocios, según un estudio reciente.

Pero los investigadores que estudiaron el tema encontraron que el acceso a la licencia por enfermedad paga podría tener beneficios para las empresas.

La licencia por enfermedad paga es buena para las empresas: estudio

Entre ellos: menos lesiones ocupacionales, menos propagación de las enfermedades infecciosas, menos muertes de empleados y menos personas que acuden al trabajo a pesar de estar enfermas.

La licencia por enfermedad paga también se vinculó con condiciones positivas en la empresa, lo que incluyó la moral y la satisfacción laboral del empleado, una mejor retención, una mayor rentabilidad y rendimiento, además de unas condiciones favorables para el mercado laboral, encontró el estudio.

"Los hallazgos de nuestro estudio sin duda orientan a la adopción voluntaria de las políticas de licencia por enfermedad paga en las empresas, además de la legislación futura", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad Atlántica de Florida (FAU) la coautora, LeaAnne DeRigne, profesora de trabajo social.

En el estudio, los investigadores de la FAU y de la Universidad Estatal de Cleveland revisaron 22 años de investigación, que examinaban la relación entre la licencia por enfermedad paga y los resultados a corto y a largo plazo en los negocios de EE. UU.

Tomaron en cuenta el tamaño de la empresa, la industria y si la ley requería o no la licencia paga por enfermedad.

Los investigadores revisaron la relación entre la licencia por enfermedad paga y la satisfacción laboral, la moral, el compromiso con el trabajo, la rotación, la retención, la salud y la seguridad de los empleados, las lesiones ocupacionales, las ausencias, los efectos en el mercado laboral, la rentabilidad, la productividad y el rendimiento.

"Si se toma en cuenta el peso que se ha dado con el tiempo al daño potencial de la licencia por enfermedad paga para las empresas, nos sorprendió encontrar tan pocas evidencias que respaldaran a esta preocupación", comentó la autora principal, Candice Vander Weerdt, profesora del Colegio de Negocios de la Estatal de Cleveland. "Aparte de pequeños aumentos en las ausencias de los trabajadores, lo que encontramos en realidad fue lo contrario, una gran cantidad de evidencias de que la licencia por enfermedad paga se vincula con unos resultados favorables para los negocios".

La mayor parte de la investigación mostró un aumento pequeño, pero significativo, en las ausencias de los trabajadores asociado con la licencia por enfermedad paga, junto con una reducción en los que iban enfermos al trabajo, encontró el estudio.

"Nuestro estudio es particularmente oportuno, dadas las preocupaciones sobre la salud, las renuncias masivas y la escasez laboral que se observaron durante la pandemia de COVID-19, que han afectado al acceso a unos recursos humanos sanos, confiables y duraderos", comentó la coautora, Patricia Stoddard-Dare, profesora de trabajo social de la Estatal de Cleveland.

EE. UU. ofreció licencia por enfermedad paga temporal a algunos empleados a principios de la pandemia de COVID-19, de marzo a diciembre de 2020.

En los últimos años, 14 estados han promulgado la obligatoriedad de las licencias por enfermedad pagas, mientras que 18 estados han promulgado legislación que prohíbe las leyes de licencia por enfermedad paga.

Se ha estimado que el hecho de que los empleados acudan al trabajo enfermos les cuesta a las compañías de EE. UU. miles de millones de dólares cada año en pérdidas de productividad.

"Ir al trabajo enfermo o lesionado puede reducir la productividad y el rendimiento, y podría conducir a la propagación de enfermedades a los demás empleados", apuntó DeRigne. "En cualquier semana dada, alrededor de un 2 por ciento de los empleados van al trabajo mientras están enfermos, en particular las mujeres, los trabajadores con salarios bajos y los que tienen de 25 a 34 años".

Los autores anotaron el fuerte debate legislativo tanto a favor como en contra de la licencia por enfermedad paga en los últimos años.

Dijeron que los costos asociados con el aumento en las ausencias como resultado de las licencias por enfermedad pagas se pueden ver compensados, en gran medida, por la mejora en la satisfacción y la retención laborales, una mejor salud y seguridad de los empleados, y un mejor rendimiento en el mercado laboral.

Vander Weerdt señaló que las leyes han aumentado mucho el acceso a la licencia por enfermedad paga. Pero el acceso no siempre es equitativo en los distintos trabajos.

"Si bien un 92 por ciento de los estadounidenses que ganan en el cuartil superior tienen acceso a la licencia por enfermedad paga, apenas un 51 por ciento de los que ganan en el cuartil más bajo tienen acceso", lamentó. "Con frecuencia, estos trabajadores realizan trabajo en los servicios de comida, la hospitalidad o las ventas al detalle, lo que significa que con frecuencia se encuentran en primera línea en nuestras comunidades".

Los investigadores encontraron evidencias que sugerían que la propagación de enfermedades era más baja no solo para los trabajadores con licencia paga, sino para la región completa en que se implementaba la licencia por enfermedad paga obligatoria.

Los hallazgos del estudio se publicaron en la edición del 23 de febrero de la revista American Journal of Industrial Medicine.

Más información

El Centro para el Progreso Estadounidense ofrece más información sobre las leyes sobre las licencias por enfermedad pagas de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Florida Atlantic University, news release, Feb. 23, 2023

Comparte tu opinión