La infección con la hepatitis C puede matar, pero menos de un tercio de los pacientes se tratan

MIÉRCOLES, 10 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Menos de un tercio de las personas con hepatitis C reciben tratamiento para esta infección, que es potencialmente letal, pero curable, en un plazo de un año tras su diagnóstico, advierte un nuevo informe del gobierno.

La hepatitis C se propaga mediante el contacto con la sangre de una persona infectada, y es una enfermedad viral que inflama al hígado y que, al principio, no tiene síntomas. Si no se trata, puede provocar enfermedad hepática, cáncer de hígado y muerte. No hay vacuna para prevenir la infección con la hepatitis C, pero hay potentes antivirales que pueden curar la hepatitis C en cuestión de 8 a 12 semanas.

La infección con la hepatitis C puede matar, pero menos de un tercio de los pacientes se tratan

"Estas brechas, [que ocurren] casi una década tras la aprobación de una cura con una alta efectividad, son significativas y preocupantes", señaló la coautora del estudio, la Dra. Carolyn Wester, directora de la División de Hepatitis Viral de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. "El uso de este tratamiento altamente curativo de forma oportuna mejora la salud, previene el cáncer y salva vidas".

Más de 2 millones de estadounidenses sufren de hepatitis C, y contribuye a unas 14,000 muertes al año, apuntaron los CDC en su informe. La agencia recomienda que todo el que esté en riesgo se haga la prueba de la hepatitis C al menos una vez en su vida, y que las personas con factores de riesgo continuos se hagan la prueba de forma periódica, anotó.

Entre los casi 48,000 pacientes que se incluyeron en el nuevo estudio, todos tenían un seguro de salud. Es probable que las personas sin seguro de salud tengan unas tasas de tratamiento incluso más bajas. Hubo diferencias en el acceso al tratamiento, dependiendo de los proveedores de seguro, mostró el informe. El tratamiento menos frecuente fue entre las personas inscritas en planes de Medicaid, ya que menos de un 23 por ciento de estas personas fueron tratadas en un plazo de un año tras el diagnóstico.

Aunque las tasas más altas de infecciones nuevas de hepatitis C son entre los adultos de menos de 40 años, este grupo tiene las tasas de tratamiento más bajas de todos los grupos de edad, lamentó Wester. En este grupo de edad, la vía de transmisión más frecuente de la hepatitis C es el uso de drogas inyectadas.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 9 de agosto de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

En una conferencia de prensa de los CDC que se celebró el martes, el Dr. Jonathan Mermin, director del Centro Nacional de Prevención del VIH, la Hepatitis Viral, las ETS y la TB de los CDC, afirmó que "hay disponibles varios tratamientos que pueden curar la hepatitis, y que han convertido a esta enfermedad crónica letal que dura toda la vida en una enfermedad que se cura fácilmente con un medicamento que un proveedor de atención primaria puede recetar".

¿Qué ha evitado que los pacientes usen los fármacos?

Cuando estos medicamentos estuvieron disponibles por primera vez, eran muy caros. Y aunque el costo se ha reducido con los años, sigue siendo una barrera, dijo Wester.

Mejorar el acceso al tratamiento también implica eliminar unas onerosas restricciones sobre la elegibilidad y los requisitos de preautorización, que hacen que para los médicos recetar estos medicamentos resulte difícil; llegar a los pacientes a los lugares donde están en los consultorios de atención primaria, las clínicas comunitarias, los programas de servicios de jeringuillas, los centros para el tratamiento del abuso de sustancia y las cárceles; y ampliar el número de proveedores de atención primaria que puedan tratar la hepatitis C, planteó.

Los defensores de la hepatitis C dijeron que los nuevos datos deberían ser una señal de alarma.

"De verdad necesitamos que los proveedores y los pagadores cooperen", comentó Carl Schmid, director ejecutivo del Instituto de Políticas del VIH + Hepatitis en Washington, D.C. "El precio ha bajado mucho, y es rentable".

Tratar a alguien con un cáncer de hígado o la atención de un paciente con un trasplante de hígado es mucho más costoso, anotó. "Es una cura increíble, y es una farsa que las personas no accedan a ella", añadió.

Adrianne Simmons se mostró de acuerdo en que los nuevos datos son desalentadores. Simmons es directora de programas de la Mesa Redonda Nacional sobre la Hepatitis Viral, en Washington, D.C. "Las tasas de tratamiento son increíblemente bajas, y las personas están muriendo de una enfermedad tratable", lamentó.

Además de aumentar el acceso al tratamiento, se necesita más educación sobre la importancia de hacerse las pruebas, sobre todo dada la ausencia de síntomas iniciales, comentó Emily McCloskey Schreiber, directora sénior de políticas y asuntos legislativos de NASTAD, en Washington, D.C. Esto incluye ofrecer pruebas en los centros de acceso a las jeringuillas y las clínicas de enfermedades de transmisión sexual.

"Es una enfermedad invisible", enfatizó. "Uno no se siente enfermo durante mucho tiempo, y al final quizá necesite un trasplante de hígado".

Más información

Averigüe dónde hay centros de pruebas de la hepatitis C gratis en su área en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Carolyn Wester, MD, MPH, director, division of viral hepatitis, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Jonathan Mermin, MD, MPH, director, National Center for HIV, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention, Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Carl Schmid, executive director, HIV + Hepatitis Policy Institute, Washington DC; Adrienne Simmons, PharmD, MS, director, programs, National Viral Hepatitis Roundtable, Washington, DC; Emily McCloskey Schreiber, senior director, policy & legislative affairs, NASTAD, Washington, DC; Morbidity and Mortality Weekly Report, Aug. 9, 2022

Comparte tu opinión