La exposición al virus del Zika en el útero podría alterar el desarrollo de los niños

MIÉRCOLES, 30 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Los niños expuestos al virus del Zika quizá necesiten un mayor respaldo cuando comiencen la escuela, aunque no fueran diagnosticados con defectos congénitos relacionados con el Zika y con el síndrome congénito por Zica (SCZ), sugiere un estudio reciente.

Los niños podrían de cualquier forma tener diferencias en el desarrollo del cerebro, lo que incluye a las habilidades de pensamiento, el estado de ánimo y la movilidad, aunque los investigadores señalaron que algunas identificadas en el estudio podrían haber sido una medida de la preocupación de los padres, en lugar de diferencias reales.

La exposición al virus del Zika en el útero podría alterar el desarrollo de los niños

"Quedan muchas preguntas sin respuesta sobre los efectos a largo plazo del Zika en los niños expuestos en el útero", señaló la primera autora, la Dr. Sarah Mulkey, neuróloga prenatal y neonatal del Hospital Pediátrico Nacional, en Washington, D.C.

"Estos hallazgos son otra pieza del rompecabezas, que provee información sobre el neurodesarrollo a largo plazo de los niños con una exposición prenatal al virus del Zika", comentó en un comunicado de prensa del hospital. "Se necesita más evaluación a medida que estos niños envejecen".

Los niños que se expusieron al virus del Zika antes de nacer durante la epidemia de 2015-2017 están llegando ahora a la edad escolar.

El equipo de Mulkey estudió el desarrollo cerebral de 55 niños en Sabanalarga, Colombia, que ahora tienen de 3 a 5 años, que fueron expuestos al Zika en el útero.

Los compararon con 70 niños de 4 y 5 años que no se expusieron al Zika.

En los niños, se evaluó la destreza manual (por ejemplo, para meter una moneda en una ranura), la capacidad de apuntar y atrapar, el equilibrio y el conocimiento de los colores, las letras, los números y las formas.

Sus padres completaron la información sobre el funcionamiento mental de sus hijos, lo que incluyó a la memoria y el control emocional; las afecciones conductuales y físicas, como las responsabilidad y la motilidad; y sus propios sentimientos sobre la crianza, lo que incluyó si sentían angustia.

Aunque los padres de los niños expuestos al Zika reportaron unos niveles significativamente más bajos de movilidad y responsabilidad en sus hijos, en comparación con el grupo de control, las diferencias en las puntuaciones de las pruebas cognitivas no fueron significativas, encontraron los investigadores.

Los padres de seis niños expuestos al Zika, un 11 por ciento, dijeron que los pequeños tenían problemas del estado de ánimo, en comparación con un 1 por ciento de los niños del grupo de control. Los padres de los niños expuestos al Zika también fueron más propensos a reportar angustia.

Las pruebas de los profesionales no encontraron diferencias significativas en la destreza manual de los niños expuestos al Zika. Ambos grupos tenían unas puntuaciones bajas de preparación para la escuela.

Los investigadores señalaron que las respuestas de los padres se vieron influidas por sus preocupaciones sobre el desarrollo de sus hijos debidas a la exposición al Zika. Algunas de las diferencias podrían deberse a la edad de los niños, añadieron.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 29 de noviembre de la revista Pediatric Research.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el Zika.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Children’s National Hospital, news release, Nov. 29, 2022

Comparte tu opinión