SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La culpa es de la diabetes: aumentan las tasas de dos afecciones nerviosas

Una neuróloga dice que una provoca un dolor ardiente, y la otra provoca problemas con el ritmo cardiaco y la presión arterial

Una neuróloga dice que una provoca un dolor ardiente, y la otra provoca problemas con el ritmo cardiaco y la presión arterial

VIERNES, 21 de julio de 2017 (HealthDay News) -- Dos tipos particulares de daño nervioso (neuropatía) han aumentado a medida que un número mayor de personas desarrollan diabetes en Estados Unidos, señala una experta.

La neuropatía autonómica y de fibras pequeñas solían ser afecciones raras. Ambas ocurren cuando los pequeños vasos sanguíneos que alimentan a los nervios resultan dañados por la diabetes porque no reciben suficiente oxígeno ni nutrientes, comentó la Dra. Divpreet Kaur, neuróloga en el Centro Médico Milton S. Hershey de Penn State Health.

La diabetes es una de las principales causas de neuropatía, y unos 30 millones de estadounidenses tienen diabetes actualmente, apuntó Kaur. Lo más común es que las personas con diabetes sufran de daños en los nervios que provoquen entumecimiento en los pies y en los dedos de los pies. Esto se conoce como neuropatía periférica, según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).

La neuropatía autonómica afecta a las funciones corporales involuntarias, como la presión arterial, la digestión, la función sexual, la micción, el control de la temperatura y la regulación del sudor.

"El síntoma más común es el mareo, sobre todo al ponerse de pie. La presión arterial baja tanto al ponerse de pie que las personas se sienten como si fueran a desmayarse", señaló Kaur en un comunicado de prensa de la Penn State.

Las personas con neuropatía de las fibras pequeñas con frecuencia sienten un dolor ardiente que al final sube por las piernas. También puede afectar a las manos.

"Las personas no la conocen o no reconocen los síntomas, y van a distintos médicos sin recibir un diagnóstico", lamentó Kaur.

"No es que todos los pacientes que presentan estos síntomas tienen sin duda esa neuropatía. Una vez el médico de atención primaria descarta las cosas comunes, pueden remitir al paciente a la clínica neuromuscular para una consulta, o al laboratorio autonómico para más pruebas", dijo.

No hay cura para ninguna de las dos formas de neuropatía, y el tratamiento varía según la parte del cuerpo afectada y los síntomas, según Kaur.

El tratamiento de la neuropatía de fibras pequeñas con frecuencia implica controlar el dolor. En la neuropatía autonómica, se pueden usar fármacos para ayudar a regular las funciones corporales que funcionan mal, dijo.

La progresión de la neuropatía asociada con la diabetes u otras afecciones subyacentes se puede estabilizar o ralentizar al controlar y tratar esas afecciones. Pero no se puede identificar una afección subyacente en casi un tercio de los pacientes con neuropatía, dijeron los investigadores.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU. ofrece más información sobre la neuropatía diabética.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad