La conjuntivitis es un síntoma frecuente de la COVID-19, y es posible infectarse mediante las lágrimas

La conjuntivitis es un síntoma frecuente de la COVID-19, y es posible infectarse mediante las lágrimas

MIÉRCOLES, 1 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Además de provocar la COVID-19, el nuevo coronavirus también puede conducir a la conjuntivitis, y los investigadores chinos afirman que el virus podría propagarse a través de las lágrimas.

De 38 pacientes con COVID-19, una docena también tenían conjuntivitis, encontró un nuevo estudio. En dos pacientes, había coronavirus en los fluidos tanto nasales como oculares.

"Algunos pacientes con COVID-19 tienen síntomas oculares, y quizá los coronavirus nuevos se encuentren en las secreciones conjuntivales de los pacientes con COVID-19", comentó la investigadora, la Dra. Liang Liang, del departamento de oftalmología de la Universidad China de las Tres Gargantas, en Yichang.

La conjuntiva es una capa delgada y transparente de tejido que recubre al párpado interior y cubre la parte blanca del ojo. Liang dijo que el coronavirus podría invadirla en pacientes con una neumonía grave de COVID-19.

Eso significa que el virus se puede propagar si alguien se frota un ojo infectado y luego toca a otra persona, o durante un examen ocular, sugirieron los autores del estudio.

Mientras más grave es la COVID-19 de un paciente, más probable es que también tenga conjuntivitis, según el informe, que se publicó en línea el 31 de marzo en la revista JAMA Ophthalmology.

Dados estos hallazgos, los médicos y los enfermeros que tratan a pacientes con COVID-19 deben usar gafas protectoras además de otros tipos de ropa, gorros y guantes de protección, planteó Liang.

Reaccionando a la investigación, una oftalmóloga de la ciudad de Nueva York dijo que las personas deben tomar medidas para prevenir la conjuntivitis. Esto incluye evitar tocarse los ojos y la cara, y usar gafas en lugar de lentes de contacto durante el brote de coronavirus.

"Aunque la conjuntivitis es una manifestación poco común de esta enfermedad, debemos tomar todas las precauciones necesarias para prevenir la conjuntivitis, que incluyen un lavado frecuente de las manos", señaló la Dra. Prachi Dua, oftalmóloga del Hospital de los Ojos, los Oídos y la Garganta de Manhattan.

"Los pacientes y los profesionales clínicos deben ser conscientes de que la COVID-19 puede manifestarse con enrojecimiento, inflamación y lagrimeo oculares", añadió. "Esos pacientes deben buscar un diagnóstico y una prevención de la transmisión adecuados".

El Dr. Alfred Sommer, profesor de epidemiología y salud internacional de la Facultad de Medicina Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, es autor de un editorial que se publicó junto con el estudio.

"Esta es una advertencia para las personas: la conjuntiva puede ser una fuente de infección que podría propagarse a los demás", dijo.

Esto significa que se puede propagar a través de las lágrimas de las personas, un médico que examine sus ojos, o incluso alguien que se frote los ojos, que se unte los dedos de coronavirus y que entonces toque a otra persona, apuntó Sommer.

Anotó que las directrices de la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology) recomiendan que no se realicen los exámenes oculares regulares durante la pandemia.

Por supuesto, agregó, las emergencias que puedan afectar a la vista de cualquier forma se deben tratar de inmediato.

"Las personas pueden esperar uno o dos meses para someterse a un examen ocular de rutina", dijo Sommer, y añadió que "le pueden recetar unas gafas nuevas en cualquier momento, no tiene por qué hacerlo en medio de una pandemia".

Más información

Para más información sobre la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión