La confusión mental es una señal de advertencia temprana de una COVID-19 grave

JUEVES, 24 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Los pacientes con COVID-19 que presentan confusión mental tienen un riesgo más elevado de una forma grave de la enfermedad, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los expedientes médicos electrónicos de más de 36,000 pacientes con COVID-19 de cinco hospitales de Florida. De ellos, un 12 por ciento desarrollaron una COVID-19 grave.

La confusión mental es una señal de advertencia temprana de una COVID-19 grave
| Foto: HEALTHDAY

Los pacientes con confusión mental tuvieron tres veces más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave que los que no presentaban este tipo de síntomas, según el estudio, que se publicó en la edición de junio de la revista Critical Care Explorations.

"Una de las cosas clave al tratar la COVID-19 es buscar señales de que la enfermedad podría tener un curso agresivo o grave", comentó el autor principal del estudio, David Marra, investigador postdoctoral del departamento de psicología clínica y de la salud del Colegio de Salud Pública y Profesiones de la Salud de la Universidad de Florida (UF).

"Lo que encontramos fue que ciertos síntomas cerebrales, en específico una afección conocida como encefalopatía, podrían ser un marcador temprano de una COVID-19 grave", dijo Marra en un comunicado de prensa de la universidad. "Esperamos que esto pueda equipar a los trabajadores de primera línea y a otros proveedores de atención de la salud con información que ayude a estar atentos a una enfermedad con un curso más grave".

La encefalopatía se caracteriza por una desorientación y una confusión generales, y "la persona simplemente no parece estar bien", explicó Marra.

"Quizá no sepan dónde están o estén confundidas sobre las personas que las rodean", observó. "Tal vez no sepan qué fecha es o los eventos recientes. Si hay mucha confusión general que es atípica en esa persona, esto sugeriría algún tipo de disfunción cerebral aguda".

Los síntomas de encefalopatía en general aparecieron unos pocos días o al mismo tiempo que la progresión de la COVID-19 a una etapa grave que requiriera un tratamiento intensivo, por ejemplo, la admisión a la unidad de cuidados intensivos o ventilación, encontró el estudio.

Estar atentos a las señales de encefalopatía en los pacientes con COVID-19 podría ayudar a los médicos a iniciar el tratamiento mucho antes, y potencialmente a prevenir una enfermedad grave, plantearon los investigadores.

El estudio encontró que los pacientes con COVID-19 que perdían el olfato y perdían el gusto eran menos propensos a desarrollar una enfermedad grave, lo que concuerda con estudios anteriores.

El coautor del estudio, Chris Robinson, dijo que "sé que comenzamos a abrir y nos estamos vacunando, pero la COVID estará con nosotros un tiempo, así que debemos ser más inteligentes que el virus e intentar encontrar cosas que, como médicos y familiares, podamos identificar pronto para permitir a los pacientes luchar contra la enfermedad de una forma mucho más efectiva".

Robinson, que es neurointensivista y profesor asistente de neurología del Colegio de Medicina de la UF, añadió que "si nos descuidamos con lo que sabemos en este punto, seguiremos perdiendo personas".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Florida, news release, June 21, 2021

Comparte tu opinión