La cirugía para perder peso ofrece beneficios a largo plazo para el dolor y la movilidad

VIERNES, 16 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- La cirugía bariátrica busca ayudar a los pacientes con una obesidad grave a perder una cantidad significativa de peso, y ahora una nueva investigación muestra que muchos también pueden anticipar un alivio del dolor y una movilidad duraderos.

Aunque muchos pacientes recuperan parte del peso en el primer par de años tras una cirugía bariátrica, parece que los beneficios respecto al dolor y el movimiento resisten el paso del tiempo. Tras siete años, un 43 por ciento de los más o menos 1,500 pacientes inscritos en el estudio afirmaron que su dolor seguía siendo notablemente más bajo que antes de la cirugía, y casi dos tercios dijeron que su funcionamiento físico seguía siendo mejor.

La cirugía para perder peso ofrece beneficios a largo plazo para el dolor y la movilidad

"Estudios anteriores habían provisto evidencias de que los procedimientos quirúrgicos bariátricos se asocian con unas mejoras clínicamente importantes en el dolor, la función física y la productividad laboral, pero la mayoría de los estudios solo dieron seguimiento a los participantes de uno a dos años, momento en el cual los participantes estaban en el punto máximo de su pérdida de peso", señaló la autora del estudio, Wendy King, profesora asociada de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh.

King y sus colegas encontraron que los pacientes experimentaban "unas mejoras clínicamente importantes en el dolor corporal y en el dolor específico de las articulaciones, y en la función física" siete años después de los dos tipos más comunes de cirugía bariátrica, la derivación gástrica de Roux-en-Y o la gastrectomía en manga.

El nuevo estudio se basa en investigaciones anteriores del mismo equipo, que encontraron que tres años tras una cirugía bariátrica, de un 50 a un 70 por ciento de los pacientes reportaban menos dolor, además de una mejor velocidad al caminar y una mejora general en la función física.

Los pacientes del nuevo estudio se sometieron a una cirugía para perder peso entre 2006 y 2009. Más o menos 8 de cada 10 eran mujeres blancas.

Entre tres y siete años tras la cirugía, el porcentaje de pacientes que seguían reportando unas mejoras clínicamente significativas en el dolor, la función física y la velocidad al caminar se redujo, de 7 a 11 puntos de porcentaje en todas las medidas, encontró el estudio.

Incluso así, tras siete años, la mitad seguía caminando con una mayor rapidez al completar una caminata de 400 metros que antes de la cirugía. Un 43 por ciento seguían experimentando unas mejoras significativas en el dolor, y un 64 por ciento en la función física.

Otro beneficio que perduró fue una mayor capacidad para manejar las demandas físicas del trabajo.

Aunque casi dos tercios de los participantes dijeron que su dolor articular y su estado de salud general habían interferido con su capacidad de realizar sus trabajos antes de la cirugía, esto se había reducido a un 43 por ciento siete años después.

"Me impresionó la durabilidad de las mejoras iniciales entre antes y después de la cirugía en el dolor, la función y la productividad laboral", comentó King, que añadió que las reducciones entre los tres y los siete años fueron pequeñas, sobre todo si se toma en cuenta el aumento en la edad de los participantes.

En general, los hallazgos fortalecen la convicción de que "los beneficios de los procedimientos bariátricos quirúrgicos contemporáneos (es decir, la derivación gástrica de Roux-en-Y y la gastrectomía en manga) superan con creces a los riesgos", afirmó King.

Lona Sandon, directora de programa de la Facultad de Profesiones de la Salud del Centro Médico del Suroeste de la Universidad de Texas, en Dallas, revisó los hallazgos.

Apuntó que los médicos conocen bien los beneficios adicionales que el estudio resalta, y que en general se los comentan a los pacientes, incluso cuando la motivación primaria de los pacientes para la cirugía podría ser perder peso en lugar de aliviar el dolor.

"El seguro no aprueba la cirugía basándose en las escalas de dolor ni la capacidad de movimiento, ya que estas no se consideran diagnósticos médicos", mientras que la obesidad sí, dijo Sandon.

"El seguro tampoco es bueno al pagar por la prevención. Por tanto, el peso se convierte en el foco principal", afirmó, lo que hace que los pacientes consideren cualquier beneficio adicional de la cirugía como un "extra", si los experimentan, o cuando los experimentan.

"Es bueno ver un estudio a largo plazo que muestre que estos beneficios duran con el tiempo", añadió Sandon. "Sentirse mejor a nivel físico, con menos dolor y una mayor capacidad para moverse, puede hacer mucho por mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 14 de septiembre de la revista JAMA Network Open.

Más información

La Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica (American Society for Metabolic and Bariatric Surgery) ofrece más información sobre los beneficios de la cirugía para perder peso.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Wendy King, PhD, associate professor, epidemiology, University of Pittsburgh School of Public Health; Lona Sandon, PhD, RDN, LD, program director and associate professor, clinical nutrition, UT Southwestern Medical Center, Dallas; JAMA Network Open, Sept. 14, 2022

Comparte tu opinión