La 'autolesión digital': cuando un adolescente se hace ciberacoso a sí mismo

VIERNES, 2 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Hasta un 9 por ciento de los adolescentes estadounidenses afirman que han participado en lo que se conoce como "autolesión digital", es decir, publicar comentarios anónimos sobre ellos mismos en las redes sociales.

Como ocurre con los actos de autolesión física, por ejemplo las cortadas, esta autolesión "virtual" se asocia con un riesgo más alto de pensar en o intentar suicidarse, según un sorprendente nuevo estudio.

La 'autolesión digital': cuando un adolescente se hace ciberacoso a sí mismo

Encontró que los adolescentes que se implicaban en la autolesión digital tenían hasta siete veces más probabilidades de haber considerado el suicidio, y hasta 15 veces más probabilidades de haber realizado un intento.

"No podemos decir que una cosa provoque a la otra, pero sí sabemos que están conectados en cierta forma", señaló el autor principal del estudio, Justin Patchin, codirector del Centro de Investigación sobre el Ciberacoso de la Universidad de Wisconsin, en Eau Claire.

Pero, ¿por qué alguien querría hablar mal de sí mismo virtualmente, en primer lugar?

Patchin dijo que su propia investigación ha identificado múltiples motivaciones.

El odio a uno mismo es una de ellas, anotó, al igual que la búsqueda de atención. En otros casos, puede tratarse de la depresión, un intento de ser gracioso, o tan solo el aburrimiento.

Algunos adolescentes admiten que es solo su forma de determinar cómo otros podrían reaccionar a ejemplos de acoso, con el fin de "saber si mis amigos hablan de mí a mis espaldas".

Para comprenderlo mejor, el equipo de Patchin observó en profundidad las respuestas a encuestas provistas por casi 5,000 estudiantes de escuela intermedia y secundaria en 2019.

Se preguntó a los participantes, que tenían de 12 a 17 años, si habían pensado en o intentado suicidarse en el año anterior.

Alrededor de un 8 por ciento dijeron que lo habían pensado seriamente, y más o menos un 5 por ciento dijeron que en realidad habían intentado suicidarse.

También se preguntó a los participantes si en algún momento habían publicado de forma anónima algo "desagradable" sobre ellos mismos en línea, o si se habían acosado a ellos mismos de forma anónima en línea.

En total, un 9 por ciento habían hecho lo primero, mientras que un 5 por ciento habían hecho lo segundo.

Los hallazgos, que son similares a los de otros estudios recientes, se sostuvieron de manera equitativa en todos los géneros y razas, aunque una proporción mucho más alta de adolescentes LGBTQ+ dijeron que habían pensado en o intentado suicidarse en el año anterior (un 24 frente a un 10 por ciento, respectivamente).

El equipo de la investigación comparó entonces la conducta de autolesión digital con los pensamientos e intentos suicidas.

El resultado fue que los adolescentes que dijeron que habían compartido de forma anónima publicaciones negativas sobre ellos mismos tenían unas cinco veces más probabilidades de haber pensado en el suicidio, y los que se acosaban a sí mismos tenían unas siete veces más probabilidades de haber pensado en suicidio.

De forma similar, las publicaciones negativas sobre sí mismos se asociaron con hasta nueve veces más probabilidades de intentar suicidarse, y el autoacoso digital con un riesgo hasta 15 veces más alto.

Robin Kowalski es profesora de psicología de la Universidad de Clemson, en Carolina del Sur. Revisó los hallazgos, y sospecha que el núcleo de todo es lo que denominó el "concepto de tener importancia".

"[Se trata de hasta qué] grado las personas sienten que son importantes o significativas", explicó Kowalski. "Hasta qué grado las demás personas hacen que sientan que importan".

Cuando las personas sienten que no tienen importancia y tienen dificultades con una autoestima baja, apuntó Kowalski, podrían considerar las publicaciones negativas sobre sí mismas en los foros en línea como una forma de obtener consejos, o validación de sus sentimientos.

Que este tipo de conducta se vincule con un riesgo más alto de suicidio no es "para nada" sorprendente, aseguró.

"Las personas que se suicidan sienten que el mundo estaría mejor sin ellas, [y] que son una carga para los demás", anotó Kowalski. "Publicar información negativa sobre uno mismo en línea y potencialmente recibir validación al respecto es una forma de confirmar que uno no encaja en este mundo".

¿Qué se puede hacer para ayudar?

"Es difícil, porque la autolesión digital es difícil de detectar", comentó Patchin, el investigador.

Pero los padres y los amigos deberían ayudar a los que son acosados por otros, sin importar quién es el agresor, planteó.

"Si ve que alguien recibe maltratos en línea, tiéndale una mano y ofrézcale ayuda", sugirió Patchin. "Repórtelo al sitio, aplicación o juego. Contárselo a un adulto en que confíe puede ayudar a que las cosas mejoren. No se quede con los brazos cruzados ni permita que suceda".

La amabilidad es una clave para que las personas sientan que son importantes, según Kowalski.

"Podemos hacerlas sentir que son valiosas e importantes", añadió. "Debemos dejarle en claro a las personas que encajan y que no son una carga".

Sus hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Child and Adolescent Mental Health.

Más información

Stopbullying.gov ofrece consejos para prevenir las distintas formas de ciberacoso.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Justin Patchin, PhD, co-director, Cyberbullying Research Center, and professor, criminal justice, University of Wisconsin-Eau Claire; Robin Kowalski, PhD, professor, psychology, Clemson University, Clemson, S.C.; Child and Adolescent Mental Health, July 10, 2022

Comparte tu opinión