La anemia de células falciformes pone a los pacientes negros en un riesgo más alto de una COVID grave

MARTES, 15 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- La anemia de células falciformes o drepanocítica aumenta el riesgo de muerte o complicaciones graves por la COVID-19, sugieren dos nuevos estudios.

Las personas con anemia de células falciformes, un trastorno sanguíneo genético que se encuentra sobre todo en personas negras, tienen 6.2 veces más probabilidades de morir por la COVID-19 que la población negra general de Estados Unidos, encontró un estudio.

La anemia de células falciformes pone a los pacientes negros en un riesgo más alto de una COVID grave

"Los pacientes con anemia de células falciformes deben ser conscientes de que son un grupo de alto riesgo, porque usualmente tienen una mayor vulnerabilidad médica. Sin duda deben tomar medidas de precaución, como usar máscaras, el distanciamiento social y la higiene de las manos", planteó la investigadora principal, la Dra. Lana Mucalo, del Colegio Médico de Wisconsin, en Milwaukee.

La anemia de células falciformes también parece aumentar el riesgo de hospitalización y complicaciones como el dolor y la neumonía, más allá del riesgo de COVID-19 que plantean otros problemas de la salud, añadió la investigadora principal del segundo estudio, la Dra. Ashima Singh, también del Colegio Médico de Wisconsin.

Ambos estudios se presentaron la semana pasada durante la reunión anual virtual de la Sociedad Americana de Hematología (American Society of Hematology), y podrían explicar, en parte, por qué las personas negras han sido más vulnerables a unas infecciones graves y potencialmente letales con la COVID-19 durante la pandemia, comentó el Dr. Chancellor Donald, director médico del Centro Médico Universitario de Nueva Orleáns.

"Los resultados aumentan nuestra comprensión de las conexiones entre las disparidades de salud existentes y los efectos desproporcionados de la pandemia de COVID-19 en los afroamericanos y otras minorías raciales", señaló Donald, que no participó en los estudios.

La anemia de células falciformes es provocada por un defecto genético que hace que los glóbulos rojos, que en general son flexibles, se vuelvan duros y pegajosos, adquiriendo una forma de C muy parecida a la de una hoz. Esos glóbulos sanguíneos anómalos mueren pronto, provocando anemia, y también tienden a coagularse con facilidad en los vasos sanguíneos pequeños, lo que produce una amplia variedad de complicaciones dolorosas y potencialmente letales.

La mayoría de las personas en Estados Unidos que tienen anemia de células falciformes son negras, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. Más o menos uno de cada 13 afroamericanos nace con el rasgo genético de las células falciformes, y uno de cada 365 nace con la enfermedad en toda regla.

La raza también ha resultado ser un factor en la COVID-19 grave. Los negros tienen casi cuatro veces más probabilidades de ser hospitalizados con la COVID-19, y casi tres veces más probabilidades de fallecer de la infección, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El estudio dirigido por Mucalo analizó 370 casos de COVID-19 que ocurrieron en personas con anemia de células falciformes, y usó datos de un registro internacional de anemia de células falciformes para comparar cómo les iba a esos pacientes en comparación con la población negra general.

Las personas con anemia de células falciformes tenían una tasa de mortalidad de un 2.6 por ciento entre los de 18 a 34 años, y de casi un 12 por ciento entre los de 35 a 50 años, mucho más alta que la tasa de mortalidad de menos de un 1 por ciento entre todas las personas negras de ambos grupos de edad, encontraron los investigadores.

"El problema es que la anemia de células falciformes es una enfermedad rara, lo que también significa que hay una falta de proveedores para la anemia de células falciformes. Estos pacientes podrían experimentar un retraso en su atención", lamentó Mucalo, y añadió que los pacientes con anemia de células falciformes también tienen unas tasas muy altas de visitas a la sala de emergencias.

El estudio dirigido por Singh evaluó los resultados de la COVID-19 en 122 personas con anemia de células falciformes, y las comparó con un grupo de más de 15,000 personas negras que no tenían anemia de células falciformes pero que sí sufrían de otros problemas de salud que las hacen vulnerables a una COVID-19 grave. Esos otros factores de riesgo incluyen a la enfermedad cardiaca, la diabetes y la enfermedad pulmonar.

El equipo de Singh encontró que casi la mitad de los pacientes con COVID-19 que tenían anemia de células falciformes requirieron hospitalización, más o menos el doble que la tasa de hospitalización de un 23 por ciento de los pacientes negros con otros problemas de la salud.

Los pacientes con anemia de células falciformes también fueron más propensos a desarrollar neumonía (un 31 frente a un 20 por ciento) y a sufrir dolor (un 43 frente a un 13 por ciento).

"Esto habla de la necesidad de igualdad en la salud para los pacientes con anemia de células falciformes, ya que tienen un riesgo de una expresión significativamente más grave de la COVID-19", añadió Singh en un comunicado.

Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece más información sobre la anemia de células falciformes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Lana Mucalo, MD, Medical College of Wisconsin, Milwaukee; Chancellor Donald, MD, medical director, University Medical Center New Orleans, and assistant professor, medicine, Tulane University; American Society of Hematology virtual annual meeting, Dec. 5 to 8, 2020

Comparte tu opinión