¿Hay alguna cantidad de café que sea segura para el bebé durante el embarazo?

VIERNES, 12 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Un exceso de café durante el embarazo podría conducir a que los niños tengan problemas de conducta en el futuro.

Esa es la conclusión clave de una nueva investigación que examinó 9,000 escáneres cerebrales de niños de 9 y 10 años, como parte del más grande estudio a largo plazo sobre el desarrollo del cerebro y la salud infantil.

¿Hay alguna cantidad de café que sea segura para el bebé durante el embarazo?

"La cafeína mueve los postes de la portería, y hay cambios sutiles, pero reales, en los resultados conductuales de la mayoría de los niños que se exponen a la cafeína en el útero", aseguró el autor del estudio, John Foxe, director del Instituto de Neurociencias Del Monte de la Universidad de Rochester en Rochester, Nueva York.

"Esto quizá no implique una diferencia significativa en las conductas de algunos niños, pero entre los que son vulnerables de otras formas, podría empujarlos sobre el umbral", añadió Foxe.

Durante años, se les ha indicado a las mujeres embarazadas que limiten su consumo de cafeína para reducir su riesgo de aborto espontáneo o parto prematuro, pero este nuevo estudio sugiere que las mujeres embarazadas que consumen cualquier cantidad de café podrían ser más propensas a tener hijos con problemas conductuales más adelante en la vida.

Los escáneres cerebrales de los niños cuyas madres consumieron cafeína durante el embarazo mostraron cambios en unas vías que podrían conducir a problemas conductuales luego, entre ellos dificultades de atención e hiperactividad. Los cambios se correspondieron con unas puntuaciones más altas en listas de comprobación de problemas de la conducta observados en los niños cuyas madres reportaron que bebieron café durante el embarazo.

La mayoría de los problemas conductuales observados en los niños eran menores, pero notables, apuntó Foxe. Otros riesgos del desarrollo de los problemas conductuales incluyen a los antecedentes familiares y algunos factores sociales y económicos, añadió.

Aunque se sabe que el feto no puede descomponer la cafeína cuando cruza la placenta, Foxe dijo que no se comprende del todo la forma exacta, ni en qué momento, la cafeína en el embarazo conduce a estos cambios.

El estudio no encontró ningún cambio en la inteligencia ni en las habilidades de pensamiento de los niños.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) sugiere que las mujeres embarazadas limiten el consumo de cafeína a 200 miligramos por día. Esto es equivalente a dos tazas de 6 onzas (177 mililitros), pero incluso esto podría ser demasiado, sugirió el estudio.

"Aconsejaría a las mujeres embarazadas que consuman la menor cantidad de cafeína posible, y que cambien a café descafeinado siempre, si pueden", dijo Foxe.

Pero instó a las mujeres a no renunciar a la cafeína de golpe si pueden evitarlo, porque la abstinencia a la cafeína puede provocar una variedad de síntomas, que incluyen dolores de cabeza, irritabilidad, náuseas y dificultades para concentrarse.

"No sabemos qué harán la abstinencia, la irritabilidad, el estrés y la ansiedad a un embarazo", advirtió Foxe. "Intente reducir de forma gradual su ingesta de cafeína antes de quedar embarazada".

El estudio tiene ciertas limitaciones. Se pidió a las mujeres que recordaran cuánta cafeína habían consumido durante el embarazo, y la memoria no siempre tiene una precisión del 100 por ciento.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Neuropharmacology.

El Dr. Mark Klebanoff, investigador principal del Centro de Investigación Prenatal en Columbus, Ohio, dijo que muchos estudios han observado los efectos de la cafeína en los resultados del embarazo, por ejemplo el riesgo de pérdida del embarazo. Pero se sabe menos sobre cómo la cafeína afecta a los niños a medida que envejecen.

"El nuevo estudio amplía la literatura, pero no es suficiente para de verdad implicar a la cafeína de alguna forma firme", comentó Klebanoff, que no participó en el estudio, pero que revisó los hallazgos.

"Las mujeres embarazadas pueden quedarse razonablemente tranquilas respecto a que consumir menos de 200 miligramos de cafeína al día no provoca abortos espontáneos ni nacimientos prematuros", aseguró. Pero se necesitan más estudios sobre cómo afecta al desarrollo de los niños, añadió Klebanoff.

"Una taza de café típico en casa contiene unos 100 mg de cafeína, de forma que las mujeres pueden limitarse a dos tazas al día durante el embarazo", dijo.

Pero deben tener en cuenta que otras fuentes de cafeína (como las bebidas energéticas, las barritas energéticas y el chocolate) se deben incluir como parte del total, enfatizó Klebanoff.

Más información

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos ofrece consejos sobre el café y la cafeína durante el embarazo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: John Foxe, PhD, director, Del Monte Institute for Neuroscience, University of Rochester, Rochester, N.Y.; Mark Klebanoff, MD, principal investigator, Center for Perinatal Research, Abigail Wexner Research Institute, Nationwide Children's Hospital, Columbus, Ohio; Neuropharmacology, Jan. 30, 2021, online

Comparte tu opinión