Fumar le cuesta casi 900 mil millones de dólares al año a la economía de EE. UU.

JUEVES, 29 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Fumar no solo es costoso en términos de los riesgos para la salud, sino que también le costó 891 mil millones de dólares a la economía de EE. UU. en 2020.

Esto fue casi 10 veces más que los ingresos de 92 mil millones de dólares de la industria tabacalera, según los autores de un nuevo estudio de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Fumar le cuesta casi 900 mil millones de dólares al año a la economía de EE. UU.

"Las pérdidas económicas por fumar cigarrillos superan con creces a cualquier beneficio económico de la industria tabacalera: los sueldos, y los salarios de los empleados por la industria, los ingresos por impuestos, y las ganancias de la industria, en conjunto", señaló la Dra. Nigar Nargis, directora científica sénior de investigación en control del tabaco de la sociedad oncológica.

"Como sociedad, podemos mitigar estas pérdidas económicas a través de medidas de control del tabaco integrales y basadas en las evidencias, que animan a las personas a dejar de fumar y evitan que las personas comiencen a fumar en primer lugar", planteó Nargis en un comunicado de prensa de la sociedad del cáncer.

En el estudio, los investigadores realizaron un modelado económico que medía las pérdidas económicas por fumar cigarrillos en cada estado.

Los estados perdieron 1,100 dólares en ingresos por persona cada año (per cápita), en promedio, por fumar cigarrillos, encontró el estudio. Las pérdidas más grandes fueron en Kentucky, que perdió 1,674 dólares per cápita, Virginia Occidental con 1,605 dólares, y Arkansas con 1,603 dólares. Los estados con las pérdidas más bajas fueron Utah con 331 dólares, Idaho con 680 dólares y Arizona con 701 dólares.

"El daño que esta industria provoca en las vidas individuales y en la economía de nuestro país es aterrador", advirtió Lisa Lacasse, presidenta de la Red de Acción del Cáncer de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

"Resulta particularmente alarmante, pero no sorprendente, ver que algunos de los estados con las mayores pérdidas económicas han implementado algunas de las políticas de control de tabaco más flojas", señaló en el comunicado. "Sabemos qué funciona para reducir el uso de tabaco y reducir esta carga, y ya es hora de hacerlo".

Entre las políticas que se ha probado que reducen el uso de tabaco se incluyen un aumento significativo en los impuestos sobre el tabaco, una financiación adecuada para los programas de prevención y cesación del tabaquismo, y unas leyes integrales de espacios libres de humo, anotó Lacasse.

La meta del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. es reducir el fumar de un 14 por ciento de los adultos en 2018 a un 5 por ciento en 2030. Esto recortaría en gran medida las pérdidas económicas, aseguraron los autores del estudio.

"La meta de Gente Sana 2030 provee un importante objetivo que ayudará a reducir el fumar y, correspondientemente, el impacto económico negativo del uso de tabaco", añadió Nargis.

The Lancet Public Health publicó los hallazgos del estudio.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre cómo dejar de fumar.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Cancer Society, news release, Sept. 28, 2022

Comparte tu opinión