Fauci advierte que la pandemia provocará más dolor, pero no es probable que haya nuevos confinamientos

LUNES, 2 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Habrá más "dolor y sufrimiento" a medida que los casos de coronavirus aumentan en Estados Unidos, advirtió el domingo el Dr. Anthony Fauci, pero es poco probable que haya confinamientos adicionales, porque suficientes estadounidenses ya están vacunados para evitar el nivel de aumento observado el invierno pasado.

La advertencia llega mientras el país registra 35 millones de casos, y California se convierte en el primer estado que supera los 4 millones de casos, mostró un conteo de NBC News.

Fauci advierte que la pandemia provocará más dolor, pero no es probable que haya nuevos confinamientos

Hace apenas unos días, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. dieron marcha atrás y recomendaron que incluso las personas vacunadas vuelvan a usar máscaras bajo techo en las partes del país donde la variante Delta, que es altamente contagiosa, está avivando las infecciones. Al realizar el cambio, las autoridades de salud federales apuntaron a estudios que muestran que las personas vacunadas pueden propagar el virus a los demás.

La mayoría de las infecciones nuevas siguen ocurriendo en personas sin vacunar, pero las personas vacunadas pueden sufrir infecciones postvacunación. Aunque la inmensa mayoría de estos casos son leves y no provocan síntomas, las investigaciones recientes muestran que pueden portar casi la misma cantidad del virus que los que no se han vacunado.

"Creo que no estamos ante un confinamiento, pero estamos ante cierto dolor y sufrimiento en el futuro, porque observamos que los casos están en aumento, que es el motivo por el que decimos, una y otra vez, que la solución es vacunarse, y esto no estaría sucediendo", declaró Fauci en "This Week" de ABC.

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, hasta el 30 de julio, la media acumulada a siete días de nuevos casos diarios aumentó de 30,887 el 16 de julio a 77,827 el 30 de julio, reportó Associated Press. La media acumulada a siete días de las nuevas muertes nuevas del país aumentó en el mismo periodo, de 253 el 16 de julio a 358 el 30 de julio, aunque los informes sobre las muertes en general se rezagan semanas tras las muertes y hospitalizaciones.

Hasta el lunes, un 58 por ciento de los estadounidenses de a partir de 12 años estaban vacunados del todo, muestran datos de los CDC.

Por suerte, las vacunaciones han aumentado en un 56 por ciento en las dos semanas anteriores, a medida que más personas decidieron vacunarse ante la amenaza de la variante Delta, declaró el domingo a CNN el Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de la Salud.

Tan solo en Luisiana, que tiene la mayor cantidad de casos per cápita de todos los estados en los 14 días anteriores, las vacunaciones se han multiplicado por tres en el mismo periodo, anotó Collins.

"Esto es lo que debe suceder con urgencia si vamos a poner a la variante Delta en su lugar, porque ahora mismo se está divirtiendo a lo grande en la parte central del país", advirtió Collins.

Collins añadió que las vacunas están funcionando "extremadamente bien", y que reducen el riesgo de una persona de una enfermedad grave y la hospitalización "25 veces" contra la variante Delta. La directriz para las personas vacunadas de que comiencen a usar máscaras en interiores en los lugares con brotes, apuntó, busca sobre todo proteger a las personas sin vacunar e inmunocomprometidas.

Los CDC también recomendaron el uso de máscaras en interiores para todos los maestros, personal, estudiantes y visitantes a las escuelas en todo el país, independientemente del estatus de vacunación.

Unos datos nuevos detallan los peligros de la variante Delta

Un nuevo documento interno del gobierno afirma que la variante Delta parece provocar una enfermedad más grave que las variantes anteriores del coronavirus, y que se propaga con la misma facilidad que la varicela.

Al exponer las evidencias de que esta variante parece ser la más peligrosa hasta ahora, el documento insta a las autoridades de salud a que "reconozcan que la guerra ha cambiado", informó el Washington Post.

El documento, que se compartió con funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., revela que la agencia sabe que debe poner al día su mensaje de salud pública para enfatizar que la vacunación es la mejor defensa contra una variante que es tan contagiosa que actúa casi como un virus nuevo, y que se propaga más rápido que el ébola y el resfriado común, reportó el Post.

Cita una combinación de datos recién obtenidos de las investigaciones sobre el brote, y estudios independientes que muestran que los individuos vacunados que se infectan con la variante Delta quizá puedan transmitir el virus con igual facilidad que los que no están vacunados. Las personas vacunadas que se infectan con la Delta tienen unas cargas virales semejantes a las que no están vacunadas y se infectan con la variante, según el Post.

"Cuando acabé de leerlo, estaba mucho más preocupado que antes de leerlo", aseguró al Post Robert Wachter, presidente del departamento de medicina de la Universidad de California, en San Francisco.

Los científicos de los CDC estaban tan alarmados que la agencia cambió las directrices sobre las máscaras para las personas vacunadas a principios de semana, incluso antes de publicar los datos, señaló el periódico.

Los datos citados en el documento provocaron que se actualicen las recomendaciones que piden a las personas vacunadas del todo que usen máscaras bajo techo en los ámbitos públicos bajo ciertas circunstancias, reconocieron los CDC.

Algunos de los datos sugieren que hay un riesgo más alto de hospitalización y muerte entre las personas mayores, independientemente del estatus de vacunación. Otras evidencias estiman que hay 35,000 infecciones sintomáticas por semana entre los 162 millones de estadounidenses vacunados, según el Post.

El documento también incluye datos de los CDC que muestran que las vacunas no son igual de efectivas en los pacientes inmunocomprometidos ni en los residentes de hogares de ancianos, lo que plantea la posibilidad de que las personas vulnerables necesiten una tercera dosis.

Walter Orenstein, director asociado del Centro de Vacunas Emory, en Atlanta, apuntó que los datos que muestran que las personas vacunadas que se infectan con la Delta excretan la misma cantidad de virus que las no vacunadas le sorprendieron.

"Creo que esto es muy importante para cambiar las cosas", apuntó Orenstein.

Una persona que trabaja con los CDC en la variante delta, que hizo sus declaraciones bajo anonimato, dijo que los datos genéticos que provinieron de un brote del 4 de julio en Provincetown, Massachusetts, mostraron que las personas vacunadas transmitían el virus a otras personas vacunadas. La persona dijo que los datos eran "muy desconcertantes", y un "canario en una mina de carbón" para los científicos.

"Creo que el problema principal es que las personas vacunadas probablemente estén implicadas hasta un nivel sustancial en la transmisión de la Delta", apuntó al Post Jeffrey Shaman, epidemiólogo de la Universidad de Columbia. "En cierto sentido, la vacunación se trata ahora de la protección personal: protegerse contra una enfermedad grave. La inmunidad grupal no es tan relevante, ya que observamos bastantes evidencias de infecciones repetidas y postvacunación".

El documento confirma que llegó el momento de cambiar la forma en que las personas piensan sobre la pandemia, enfatizaron los expertos.

"De verdad debemos cambiar a una meta de prevenir las enfermedades graves y la discapacidad y las consecuencias médicas, y no preocuparnos de cada virus que se detecta en la nariz de una persona", observó al Post Kathleen Neuzil, experta en vacunas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland. "Es difícil de hacer, pero creo que tenemos que acostumbrarnos a que el coronavirus no va a desaparecer".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Associated Press; CNN; NBC News; ABC News; Washington Post

Comparte tu opinión