Ese especial vínculo entre humanos y gatos quizá comenzó ya hace 10,000 años

JUEVES, 8 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Ese vínculo especial que tal vez tenga con un amiguito de cuatro patas que ronronea ha estado sucediendo entre las especies durante milenios, muestra una nueva investigación.

Es probable que la relación entre humanos y gatos se haya forjado por un interés común en las ratas hace más de 10,000 años, comentan los investigadores. Cuando la agricultura se convirtió en una forma de vida, los gatos servían como un antiguo control de plagas, al matar a los roedores y crear un vínculo con las personas, que continúa hasta hoy en día.

Ese especial vínculo entre humanos y gatos quizá comenzó ya hace 10,000 años

En el estudio, los investigadores de la Universidad de Missouri estudiaron estas relaciones usando ADN, y encontraron que los roedores fueron el catalizador del vínculo que condujo a que los humanos llevaran gatos en sus viajes.

El equipo de la investigación recolectó y analizó el ADN de gatos en y alrededor de la Creciente Fértil, el área de Oriente Medio que rodea a los ríos Tigris y Éufrates, donde los humanos pasaron por primera vez de ser cazadores-recolectores a ser agricultores.

El equipo también estudió ADN de gatos de toda Europa, Asia y África, y comparó casi 200 marcadores genéticos distintos.

"Uno de los marcadores de ADN que estudiamos fueron los microsatélites, que mutan con mucha rapidez y que nos dan pistas sobre las poblaciones de gatos recientes y los desarrollos de la raza en los últimos cientos de años", señaló Leslie Lyons, genética felina y profesora de medicina comparativa del Colegio de Medicina Veterinaria de la universidad.

"Otro marcador de ADN clave que examinamos fueron los polimorfismos de un solo nucleótido, que son cambios individuales en todo el genoma que nos dan pistas sobre su historia antigua de hace varios miles de años", añadió Lyons en un comunicado de prensa de la universidad. "Al estudiar y comparar ambos marcadores, podemos comenzar a desentrañar la historia evolutiva de los gatos".

Lyons comentó que el estudio ofrece un fuerte respaldo a la teoría de que es probable que los gatos se domesticaran por primera vez en la Creciente Fértil, antes de migrar con los humanos por todo el mundo.

Después de que los genes felinos se transmitieran a los gatitos a lo largo de las generaciones, la conformación genética de los gatos en Europa occidental es ahora muy distinta que la de los gatos en el sureste de Asia, un proceso conocido como "aislamiento por la distancia".

"En realidad podemos decir que los gatos están semidomesticados, porque si los dejáramos sueltos en la naturaleza, es probable que de cualquier forma pudieran cazar alimañas y sobrevivir y reproducirse por su cuenta, debido a sus conductas naturales", planteó Lyons. "A diferencia de los perros y otros animales domesticados, en realidad no hemos cambiado tanto las conductas de los gatos durante el proceso de domesticación, así que una vez más los gatos prueban que son unos animales especiales".

Estudios como este respaldan la meta de investigación más amplia de Lyons, de usar los gatos como un modelo biomédico para estudiar las enfermedades genéticas que afectan tanto a los gatos como a las personas. Entre ellas están la enfermedad renal poliquística, la ceguera y el enanismo.

"La genética comparativa y la medicina de precisión tienen unos roles claves en el concepto de 'Una Salud', lo que significa que cualquier cosa que podamos hacer para estudiar las causas de las enfermedades genéticas en los gatos o cómo tratar sus afecciones puede resultar útil, algún día, para tratar a los humanos con las mismas enfermedades", señaló Lyons.

Lyons ha trabajado durante muchos años para desarrollar bases de datos completas del ADN felino, lo que incluye la secuenciación del genoma de gatos de todo el mundo.

Junto con sus colegas, en 2021 Lyons encontró que la estructura genómica del gato es más similar a la de los humanos que la de casi cualquier otro mamífero no primate.

"Nuestros esfuerzos han ayudado a frenar la migración y la transmisión de enfermedades genéticas heredadas en todo el mundo, y un ejemplo es la enfermedad renal poliquística, ya que un 38 por ciento de los gatos persas tenían esta enfermedad cuando lanzamos nuestra prueba genética para detectarla en 2004", comentó Lyons. "Ahora, ese porcentaje se ha reducido de forma significativa gracias a nuestros esfuerzos, y nuestra meta general es erradicar las enfermedades genéticas de los gatos en un futuro".

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Heredity.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la enfermedad renal poliquística.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Missouri, news release, Dec. 5, 2022

Comparte tu opinión