El TDAH aumenta el riesgo de suicidio en la adultez, en particular entre las mujeres


MARTES, 29 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Los adultos que sufren del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienen una prevalencia sorprendentemente alta de intentos de suicidio, y las mujeres tienen un riesgo particular, señalan unos investigadores.

El TDAH aumenta el riesgo de suicidio en la adultez, en particular entre las mujeres

El estudio de casi 22,000 canadienses adultos encontró que un 14 por ciento de los que tenían TDAH habían intentado suicidarse. Esa tasa es más o menos cinco veces más altas que la de los adultos sin TDAH, que es de un 2.7 por ciento.

Los hallazgos entre las mujeres fueron particularmente preocupantes, apuntaron los investigadores. Casi una cuarta parte de las que tenían TDAH dijeron que habían intentado suicidarse.

"Ver estas cifras es devastador", aseguró la investigadora principal, Esme Fuller-Thomson, profesora de la Facultad de Trabajo Social Factor-Inwentash de la Universidad de Toronto, en Canadá.

Pero enfatizó que los resultados no implican que el TDAH en sí conduzca a los intentos de suicidio.

Unas tasas más altas de depresión y trastornos de la ansiedad entre las personas con TDAH parecieron explicar gran parte de la relación, encontró el estudio.

Y ciertos adultos con TDAH tenían unas probabilidades más altas de otros: los que tenían antecedentes de abuso de drogas o alcohol, por ejemplo, fueron más propensos a reportar un intento de suicidio. Lo mismo ocurrió con los adultos que habían sido expuestos a la violencia doméstica de sus padres en la niñez.

Lo que no está claro es la cronología de los eventos, observó Fuller-Thomson. Los investigadores no saben en qué momento ocurrieron los intentos de suicidio, y si ocurrieron antes o después de problemas como el abuso de las drogas o del alcohol.

Lo que está claro es que las personas con TDAH, las mujeres en particular, se enfrentaban a un riesgo mucho más alto que el promedio de un intento de suicidio.

Lamentablemente, esto no es sorprendente, dijo Stephen Hinshaw, profesor de psicología de la Universidad de California, en Berkeley.

En su propio proyecto de investigación de larga duración, Hinshaw ha encontrado que las chicas con TDAH tenían una alta prevalencia de intentos de suicidio cuando estaban a mediados de la veintena, lo que concuerda con los hallazgos del nuevo estudio.

Y Hinshaw comentó que las chicas que tenían tanto TDAH como traumas infantiles, por ejemplo el abuso físico o sexual, presentaban un riesgo de intentos de suicidio incluso más alto en la adultez.

Pero esto no quiere decir que las autolesiones comiencen en la adultez.

Hinshaw dijo que las autolesiones sin intenciones suicidas, como cortarse, con frecuencia comienzan entre principios y mediados de la adolescencia.

Los hallazgos actuales, que se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Archives of Suicide Research, provienen de una encuesta nacionalmente representativa de 21,744 adultos canadienses, entre ellos 529 con TDAH.

Entre los hombres con TDAH, un 8.5 por ciento dijeron que se habían intentado suicidar en algún momento, frente a un 2 por ciento de los hombres sin el trastorno. De las mujeres con TDAH, un 23.5 por ciento reportaron un intento de suicidio anterior, en comparación con poco más de un 3 por ciento de las demás mujeres.

Fuller-Thomson anotó que "muchos factores podrían contribuir" a los crudos hallazgos entre las mujeres.

En un estudio anterior, su equipo encontró que las mujeres jóvenes con TDAH tenían unas mayores tasas de varios problemas de salud y adversidades, desde dolor crónico y depresión hasta fumar y abuso de sustancias, pobreza y antecedentes de abuso infantil.

Hinshaw comentó que su investigación ha apuntado a algunos factores adicionales vinculados con la conducta suicida en los jóvenes con TDAH: problemas con los pares y dificultades con el trabajo escolar, además de unas malas interacciones con la familia.

Según Hinshaw, la prevención debe comenzar pronto. Cuando los proveedores de atención de la salud evalúan un posible TDAH en los niños, planteó, también deben buscar señales de depresión, abuso de sustancias, autolesiones o maltrato.

Fuller-Thomson apuntó que aunque los hallazgos sin duda plantean preocupaciones, la gran mayoría de los adultos con TDAH nunca intentaron suicidarse.

"Nadie está diciendo que esto sea inevitable", enfatizó.

También apuntó a un factor potencialmente protector: la educación. En el estudio, los graduados universitarios con TDAH tenían un 64 por ciento menos de probabilidades de reportar un intento de suicidio que los que no habían terminado la escuela secundaria.

Por supuesto, dijo Fuller-Thomson, los graduados universitarios podrían tener un TDAH menos grave, o contar con otros factores protectores en sus vidas. Pero ayudar a los jóvenes con TDAH a permanecer en la escuela debería ser una prioridad.

"Creo que muchas personas con TDAH no se dan cuenta de lo inteligentes que son, porque quizá no les haya ido bien en la escuela", apuntó Fuller-Thomson.

Pero esto, añadió, podría deberse simplemente a sus dificultades con la organización y la concentración. Sugirió que los estudiantes, o los padres, pregunten sobre cualquier servicio de respaldo académico que quizá haya disponible para ellos.

Más información

El Hospital Pediátrico Nacional ofrece más información sobre el TDAH y el suicidio.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Esme Fuller-Thomson, PhD, professor, director, Institute for Life Course and Aging, Factor-Inwentash Faculty of Social Work, University of Toronto, Canada; Stephen Hinshaw, PhD, professor, psychology, University of California, Berkeley, and vice-chairman, child and adolescent psychology, University of California, San Francisco Weill Institute for Neurosciences; Archives of Suicide Research, Dec. 21, 2020, online

Comparte tu opinión