El retraso de la atención del cáncer se cobra vidas

El retraso de la atención del cáncer se cobra vidas

JUEVES, 5 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- La pandemia del coronavirus ha pospuesto la administración de muchos tipos de atención de la salud, y un nuevo estudio sugiere que retrasar el tratamiento del cáncer, incluso un mes, puede aumentar el riesgo de morir en entre un 6 y un 13 por ciento, y ese riesgo sigue aumentando mientras más se retrasa el tratamiento.

El aumento en el riesgo de muerte por siete tipos de cáncer puede ocurrir independientemente de que al final haya tratamiento, ya sea cirugía, quimioterapia o radioterapia, y el tiempo de retraso en los tratamientos solo se ha alargado tras el inicio de la pandemia.

"Hubo un cierre generalizado de servicios, sobre todo en la cirugía para el cáncer y en muchísimas cosas más, y esto condujo a un atraso. Ahora, con el esfuerzo por gestionar ese atraso, se prevería que el tiempo de espera se reduzca", comentó el investigador principal, el Dr. Timothy Hanna, de la división de atención y epidemiología del cáncer del Instituto de Investigación Oncológica de la Universidad de la Reina en Kingston, Ontario, Canadá.

"Sin duda, es preocupante para los pacientes con cáncer, porque está emergiendo que cuando los servicios (entre ellos la atención primaria, las pruebas y la detección temprana) se vieron afectados por el cierre, hubo retrasos en el diagnóstico", advirtió.

El resultado ha sido que se están diagnosticando más casos de cáncer en etapas más avanzadas, y que necesitan un tratamiento más complejo. También se están diagnosticando más pacientes con cáncer, lo que amplía el retraso, dijo Hanna.

"Será una gran presión para el sistema. Creo que nuestra investigación tienen una relevancia particular, porque ayuda a las personas que toman las decisiones y al público, mientras piensan sobre esto, a comprender cuáles son los posibles impactos para los pacientes de cáncer cuando ocurre una priorización", planteó.

Muchos de los retrasos en el tratamiento son provocados por problemas sistémicos en los hospitales. Éstos incluyen problemas de programación, atrasos en la disponibilidad de los recursos, y los atrasos en el diagnóstico y el desarrollo de los planes de tratamiento, explicó Hanna.

"Unas políticas que busquen reducir los retrasos a nivel de los sistemas podrían mejorar la supervivencia, ahora y en el futuro", aseguró. "Es importante para los pacientes y los grupos de defensoría de los pacientes resaltar estos problemas a sus médicos y a las personas que toman las decisiones, de forma que, en última instancia, los tiempos de espera y los estándares se puedan replantear a la luz de las evidencias que encontramos en nuestro estudio".

Hanna anotó que algunos tipos de cáncer, como el cáncer de próstata, pueden crecer con lentitud, y con frecuencia no se ven afectados por los retrasos en el tratamiento.

En el estudio, Hanna y sus colaboradores revisaron 34 estudios publicados entre enero de 2000 y abril de 2020. Esos estudios incluyeron a un total de más de 1 millón de pacientes.

Los estudios tenían datos sobre los cánceres de vejiga, mama, colon, recto, pulmón, cuello uterino y cabeza y cuello. En total, esos cánceres conforman un 44 por ciento de todos los cánceres alrededor del mundo, anotaron los autores del estudio.

Los investigadores encontraron que un retraso en el tratamiento de cuatro semanas se vinculaba con un aumento en el riesgo de muerte temprana.

En la cirugía, el riesgo fue de un 6 a un 8 por ciento por cada mes que el tratamiento se retrasó. En cuanto a la radioterapia o la quimioterapia, el riesgo del retraso en el tratamiento fue de un 9 y de un 13 por ciento para la radioterapia de cabeza y cuello y la quimioterapia de seguimiento para el cáncer colorrectal, respectivamente.

Los retrasos de hasta entre ocho y 12 semanas aumentaron el riesgo de muerte incluso más. Por ejemplo, un retraso de ocho semanas en la cirugía para el cáncer de mama aumentó el riesgo de muerte en un 17 por ciento, y un retraso de 12 semanas aumentó el riesgo en un 26 por ciento, encontraron los investigadores.

Si la pandemia de coronavirus provocara un retraso de 12 semanas en la cirugía para el cáncer de mama en las mujeres que han tenido un cáncer durante un año, esto podría conducir a 6,100 muertes adicionales en Estados Unidos, mostraron los hallazgos.

El informe se publicó en la edición en línea del 4 de noviembre de la revista BMJ.

Según el Dr. Wasif Saif, subjefe médico y director médico del Instituto Oncológico de Northwell Health en Lake Success, Nueva York, "algunos tipos de cáncer son enfermedades urgentes, y el retraso en el tratamiento adecuado podría conducir a un impacto negativo en el resultado del paciente". Saif no participó en el nuevo estudio.

"La lógica es sencilla, y ya ha ocurrido un retraso en muchos casos debido al diagnóstico tardío, y el rendimiento del paciente podría empeorar si hay más retrasos antes de iniciar la terapia", advirtió.

En muchos casos, el cáncer no espera por el tratamiento, sino que continúa creciendo y, en algunos casos, progresa hasta una etapa avanzada. Además, un retraso puede afectar al bienestar del paciente, un factor que no se puede medir, enfatizó Saif.

Estos datos son muy relevantes, dado que la pandemia de COVID-19 ha obligado a los sistemas de salud de todo el mundo a retrasar, omitir o reducir los tratamientos, incluyendo la cirugía electiva, la quimioterapia y la radioterapia para el cáncer, anotó Saif.

La pandemia también ha tenido un efecto negativo en las pruebas de detección de muchas afecciones, añadió, en particular el cáncer.

"Los resultados de este estudio son valiosos no solo como una revelación para comprender el hecho de que el tratamiento de ciertos tipos de cáncer no se puede retrasar, sino que también proveen una plataforma para las personas que toman decisiones sobre la salud", añadió Saif.

Más información

Aprenda más sobre el tratamiento del cáncer en el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Timothy Hanna, MD, PhD, division of cancer care and epidemiology, Cancer Research Institute, Queen's University, Kingston, Ontario, Canada; Wasif Saif, MD, deputy physician-in-chief and medical director, Northwell Health Cancer Institute, Lake Success, N.Y.; BMJ, Nov. 4, 2020, online


Comparte tu opinión