El remdesivir aceleraría la recuperación de los pacientes con COVID-19

El remdesivir aceleraría la recuperación de los pacientes con COVID-19

Hay más buenas noticias sobre la efectividad del remdesivir, un medicamento antiviral, contra la COVID-19, según los resultados de un nuevo ensayo clínico del fabricante del fármaco.

Gilead Sciences dijo el viernes que en un ensayo con más de 1,100 pacientes, el remdesivir se asoció con una mejor recuperación y una reducción del 62 por ciento en el riesgo de fallecer, en comparación con la atención estándar.

El estudio también mostró que un 74 por ciento de los pacientes tratados con remdesivir se habían recuperado en el día 14 del tratamiento, en comparación con un 59 por ciento de los pacientes que recibieron la atención estándar.

Los nuevos hallazgos amplían los de un estudio anterior, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., de pacientes hospitalizados con COVID-19. Ese estudio encontró que el remdesivir redujo el tiempo de recuperación en un promedio de cuatro días, en comparación con un placebo (11 frente a 15 días).

"Este análisis compartido provee una información adicional valiosa sobre el beneficio de remdesivir en comparación con la atención estándar sola", comentó en un comunicado de prensa de Gilead la Dra. Susan Olender, del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York. "Si bien no es tan vigoroso como un ensayo aleatorio y controlado, es importante que este análisis extrae los datos de un ambiente en el mundo real, y sirve como un adjunto importante a los datos de los ensayos clínicos, lo que amplía nuestra comprensión colectiva de este virus, y refleja el extraordinario ritmo de esta pandemia en curso".

El remdesivir llegó a los titulares a principios de año, cuando se convirtió en el primer agente terapéutico que frena a la COVID-19. Desde entonces, un segundo medicamento, el esteroide dexametasona, también ha mostrado una efectividad real para reducir las probabilidades de una enfermedad grave y la muerte en los pacientes que se enfrentan al nuevo coronavirus.

Pero el auge del remdesivir no ha carecido de controversias. La administración de Trump se enfrentó a la crítica global después de que compró casi el suministro total del medicamento para su uso en pacientes estadounidenses.

Según CNN, el Departamento de Salud y Servicios humanos de EE. UU. anunció el 29 de junio que había acaparado el 100 por ciento de la producción proyectada por el fabricante del medicamento, Gilead, para julio, y el 90 por ciento de su producción para agosto y septiembre, y más para ensayos clínicos.

Al mismo tiempo, el Dr. Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de Salud de la Organización Mundial de la Salud, dijo que "sin duda, hay muchas personas de todo el mundo que están muy enfermas con la afección, y queremos garantizar que todo el mundo tenga acceso a las intervenciones necesarias para salvar vidas".

Gilead también anunció el precio de EE. UU. para la remdesivir contra la COVID-19: 520 dólares por frasco, o 3,120 dólares por un curso completo de cinco días de tratamiento.

Aun así, esos costos podrían recuperarse si el fármaco reduce los días que se pasan en el hospital. Los hallazgos que se publicaron el viernes provienen de un análisis comparativo de 312 pacientes que fueron tratados en el estudio de fase 3 SIMPLE-Severe del remdesivir, y de 818 pacientes que no participaron en el estudio y que recibieron la atención estándar.

La tasa de mortalidad de los pacientes tratados con remdesivir era de un 7.6 por ciento en el día 14, en comparación con un 12.5 por ciento entre los pacientes que no recibieron el fármaco, reportó Gilead.

A ciertos pacientes con COVID-19 pareció irles mejor con el medicamento que a otros. A los pacientes negros les fue particularmente bien, y a los pacientes menores de 65 años pareció irles mejor que a los pacientes de más edad. Los pacientes que no estaban en un ventilador (que respiraban solos o que recibían oxígeno de bajo flujo) parecieron beneficiarse más, en comparación con los que sí necesitaron un ventilador.

Los resultados se presentaron en una conferencia virtual sobre la COVID-19, y no se han publicado en una revista revisada por profesionales. Gilead también enfatizó que los hallazgos se deben considerar preliminares, y que requieren confirmación en ensayos clínicos prospectivos.

Además, Gilead señaló que el nuevo análisis de su "programa de uso compasivo" mostró que un 83 por ciento de 77 niños, y un 92 por ciento de 86 mujeres embarazadas y postparto (todos con una COVID-19 de gravedad muy variada, y que fueron tratados con remdesivir) se habían recuperado el día 28.

Para aprender más sobre estos grupos de pacientes, Gilead anunció hace poco un ensayo global de etiqueta abierta en fase 2/3 para evaluar la seguridad, la tolerabilidad y la acción del remdesivir en los pacientes de 0 a 18 años, y también está colaborando en un estudio de mujeres embarazadas.

El remdesivir no ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., pero la FDA emitió una autorización de uso de emergencia para el remdesivir, para el tratamiento de los pacientes hospitalizados con una COVID-19 grave.

Comparte tu opinión