SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Sabes por qué las mujeres viven más años?

Las mujeres que en general creen que les sucederán cosas buenas podrían llegar a vivir  más tiempo, según un estudio que  reafirmar el vínculo entre optimismo y  pensamiento positivo con un bajo riesgo de cáncer y enfermedad cardíaca.

"Este estudio muestra que el optimismo se asocia con un riesgo más bajo de morir de accidente cerebrovascular (ACV), enfermedades respiratorias, infección y cáncer", aseguró Eric Kim, autor colíder de la investigación.

"Las personas optimistas tienden a actuar de formas más saludables. Los estudios muestran que las personas optimistas hacen más ejercicio, consumen dietas más saludables y tienen un sueño de mejor calidad", aseguró Kim, investigador del departamento de ciencias sociales y conductuales de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Entre las optimistas, 30% menos riesgo de morir

Kim añadió que una actitud positiva también podría afectar a la función biológica de forma directa. La investigación ha demostrado que un mayor optimismo se vincula con menos inflamación, unos niveles más saludables de lípidos (grasas de la sangre), y más antioxidantes (unas sustancias que protegen a las células del daño), apuntó Kim.

Agregó que los optimistas también afrontan la realidad con estrategias más saludables. "Un resumen de más de 50 estudios mostró que cuando se enfrentan a problemas vitales, los optimistas tienden a usar unos métodos de afrontamiento más saludables, como una aceptación de las circunstancias que no se pueden cambiar, una planificación para la dificultades posteriores, la creación de planes de contingencia, y buscar el respaldo de otros cuando resulta necesario".

Para esta investigación, los científicos revisaron los expedientes de 70,000 mujeres que participaron en un estudio a largo plazo de la salud que las encuestó cada dos años entre 2004 y 2012. Los autores del estudio examinaron los niveles de optimismo y otros factores que podrían afectar a los resultados, como la raza, la hipertensión, la dieta y la actividad física.

En general, el riesgo de morir de cualquier enfermedad analizada en este estudio fue casi un 30 por ciento más bajo entre las mujeres más optimistas, en comparación con las mujeres menos optimistas.

Por ejemplo, en las mujeres más optimistas, el riesgo de morir de cáncer fue un 16 por ciento más bajo; el riesgo de morir de enfermedad cardiaca, ACV o enfermedad respiratoria fue casi un 40 por ciento más bajo; y el riesgo de morir de una infección fue un 52 por ciento más bajo, encontró el estudio.

Los niveles de optimismo se determinaron a partir de respuestas a declaraciones como "en las épocas de incertidumbre, generalmente espero que ocurra lo mejor", según Kim.

Aunque el estudio encontró una asociación entre ser optimista y la longevidad, no probó causalidad.

La Dra. Sarah Samaan, cardióloga del Hospital Cardiaco de Baylor en Plano, Texas, dijo que las conductas saludables podrían ayudar a fomentar el optimismo.

"Es más fácil sentirse optimista cuando uno se siente sano y lleno de energía", dijo Samaan, que no participó en la investigación. "Al elegir un estilo de vida saludable, uno podría abrirse a una mayor gratitud y crear más energía para unas relaciones más profundas y para la satisfacción profesional".

Añadió que en las personas con depresión y ansiedad, los medicamentos podrían mejorar la perspectiva mental y por tanto la salud general, aunque este estudio no abordó ese tema en específico.

Los autores del estudio anotaron que las acciones individuales pueden promover el optimismo. El simple acto de escribir los mejores resultados posibles para la carrera profesional, la amistad y otras áreas de la vida podría generar optimismo y unos futuros más sanos, sugirieron.

Ejercicios para aumentar el optimismo

Kim describió un ejercicio de dos semanas en que se pidió a las personas que escribieran los actos de amabilidad que habían realizado ese día. Otra actividad conllevaba escribir las cosas por las que estaban agradecidos todos los días. Se mostró que ambos ejercicios aumentaban el optimismo, dijo.

El estudio aparece en la edición en línea del 7 de diciembre de la revista American Journal of Epidemiology.

Más información:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad