El Ejército de EE. UU. informa del progreso en una vacuna contra la COVID para todas las variantes

MIÉRCOLES, 22 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- El Ejército de EE. UU. afirma que ha desarrollado una vacuna contra la COVID-19 que cree que podría funcionar contra cualquiera y todas de las variantes del coronavirus, incluso la ómicron.

Los resultados de ensayos iniciales en humanos de la vacuna contra la COVID de nanopartícula de ferritina con pico (SpFN, por sus siglas en inglés) se esperan para finales de mes, añadió el Ejército.

El Ejército de EE. UU. informa del progreso en una vacuna contra la COVID para todas las variantes

Los estudios de laboratorio ya han mostrado que la nueva vacuna protege a los monos de la cepa original de COVID-19, e induce unas respuestas de anticuerpos altamente potentes contra las principales variante preocupantes que han surgido durante la pandemia, afirma un informe que se publicó la semana pasada en la revista Science Translational Medicine.

Los próximos resultados del ensayo en fase I con humanos, que comenzó en abril de 2021 y buscaba incluir un total de 72 personas, mostrarán si la efectividad observada en los monos se replicó en los humanos, apuntaron los investigadores.

"Nuestra estrategia ha sido desarrollar una tecnología de vacuna 'pancoronavirus' que podría potencialmente ofrecer una protección segura, efectiva y duradera contra múltiples cepas y especies de coronavirus", aseguró en un comunicado de prensa del Ejército el Dr. Kayvon Modjarrad, coinventor de la vacuna y director de la Rama de Enfermedades Emergentes del Instituto de Investigación del Ejército Walter Reeds.

La vacuna SpFN utiliza una proteína con la forma de un balón de fútbol, según un artículo en el sitio de noticias de seguridad nacional Defense One.

Cada una de las 24 distintas caras de la molécula podría portar una proteína de pico distinta extraída de variantes únicas del coronavirus, y crear una amplia respuesta inmunitaria contra el coronavirus, informa Defense One. La proteína de pico es lo que la COVID-19 utiliza para infectar a las células humanas.

"Esta vacuna se destaca en el panorama de las vacunas contra la COVID-19", señaló Modjarrad. "La presentación repetitiva y ordenada de la proteína de pico del coronavirus en una nanopartícula multifacética podría estimular la inmunidad de una forma que se traduzca en una protección significativamente más amplia".

Las noticias del Ejército salen poco después de un editorial que tuvo como coautor al Dr. Anthony Fauci, publicado en la revista New England Journal of Medicine, que hizo un llamamiento a más investigación sobre una vacuna universal contra el coronavirus. En los últimos 20 años, el mundo ha experimentado cuatro brotes de coronavirus letales, que incluyeron dos instancias del SRAS a principios de la década de los 2000, la aparición del SROM (síndrome respiratorio del Oriente Medio) en 2012, y ahora la COVID-19, que ha acabado con las vidas de más de 800,000 estadounidenses, plantean los autores del editorial.

La vacuna del Ejército sigue una vía potencial para crear una vacuna de este tipo, al dirigirse a múltiples sitios de las proteínas de pico de distintas variantes de la COVID-19, comentó el autor principal del editorial, el Dr. David Morens, asesor científico sénior de Fauci en el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU.

Pero una vacuna universal quizá tenga que atacar a muchos lugares distintos en el coronavirus de la COVID más allá de solo la proteína de pico, es decir, lo que Morens llamó las "partes del cuerpo del virus".

"Se debe crear una respuesta inmunitaria contra todas las partes del cuerpo, no solo contra una parte del cuerpo", apuntó Morens.

Los objetivos más importantes serían los que están "conservados", un término científico que se refiere a las partes del virus que permanecen iguales a través de una serie de mutaciones que afectan a otras partes, explicó el Dr. Wiliam Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases.

"Se busca lo que las personas podrían llamar el denominador común que se encuentra en todos los virus, y si podemos crear un sistema inmunitario que busque esa parte común y prevenga así las infecciones", señaló Schaffner.

La investigación sobre una vacuna universal también podría implicar dosis múltiples de una vacuna efectiva, o la creación de sustancias que provocaran una respuesta inmunitaria más potente a la vacuna, añadió Morens.

Crear cualquier vacuna para combatir a un virus respiratorio como la COVID o la gripe es difícil, y más una vacuna universal, anotó Schaffner.

"Idealmente, lo que nos gustaría hacer es evitar que se arraiguen en el cuerpo. Pero cuando entran al cuerpo, entran a las células del sistema respiratorio y comienzan su infección con las células que se encuentran en las membranas mucosas de la nariz y la parte posterior de la garganta", dijo Schaffner.

"Esto hace que para los anticuerpos que circulan en el torrente sanguíneo llegar a ellos de inmediato resulte difícil. Es casi como si la infección tuviera que establecerse, y entonces cuando los virus intenta desplazarse por el cuerpo, ese es el momento en que los anticuerpos se fijan en ellos", explicó.

Schaffner comentó que es alentador que los altos funcionarios de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE. UU., como Fauci y Morens, escribieran el editorial de la NEJM, porque esto indica una disposición de invertir dinero del gobierno.

"Me encanta que el mismo Tony fuera parte del editorial, porque creo que esto significará que habrá financiación de los NIH para estimular este tipo de investigación en nuestros laboratorios aquí en EE. UU. y alrededor del mundo", añadió Schaffner.

Más información

El Ejército de EE. UU. ofrece más información sobre la vacuna contra la COVID de nanopartícula de ferritina con pico (SpFN).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: David Morens, MD, senior scientific advisor to Anthony Fauci, MD, director of the U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases; William Schaffner, MD, medical director, National Foundation for Infectious Diseases; U.S. Army, news release, Dec. 16, 2021

Comparte tu opinión