El cambio climático alarga la temporada de alergias, y el polen viaja más lejos

JUEVES, 25 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Si las alergias estacionales lo hacen sufrir de picazón, estornudos y sibilancia, es probable que se haya dado cuenta, muy a su pesar, de que la temporada de polen comienza antes y dura más tiempo que nunca.

Se trata de una consecuencia del cambio climático, y una nueva investigación alemana ofrece una explicación sobre el alargamiento de la temporada: el polen se desplaza, y las esporas de floración temprana ahora llegan desde sus ubicaciones tradicionales hasta regiones donde las especies de polen en general florecen más tarde, si es que alguna florecía.

El cambio climático alarga la temporada de alergias, y el polen viaja más lejos

"A largo plazo, con el cambio climático y el cambio en las distribuciones de las especies, debemos tener en cuenta que unas especies 'nuevas' de polen llegarán a nosotros con una mayor frecuencia", aseguró el autor del estudio, Ye Yuan, de la Universidad Tecnológica de Múnich, donde tiene una cátedra de ecoclimatología.

"El desplazamiento del polen tiene unas implicaciones importantes respecto a la duración, la cronología y la intensidad de la temporada de alergias al polen", advirtió Yuan.

El polen tiene la capacidad de desplazarse cientos de millas desde su lugar de floración original, apuntaron Yuan y sus colaboradores. Para averiguar qué tan común es en realidad el desplazamiento del polen, realizaron dos análisis.

El primero revisó la información reunida entre 1987 y 2017 por seis estaciones de recolección de datos atmosféricos del estado alemán de Bavaria. La meta era medir los cambios en el inicio de las temporadas de floración y de polen.

Ese estudio encontró que algunas especies de polen, como las de hamamelis y/o aliso, han estado generando hasta dos días antes cada año. Los abedules y los fresnos comenzaron a esparcir polen medio día antes, en promedio.

Esto concuerda con lo que los científicos ya saben sobre uno de los impactos más claros del cambio climático: a medida que las temperaturas aumentan, las flores tienden a florecer antes.

Unas temperaturas más altas también hacen que los niveles de dióxido de carbono aumenten, lo que fomenta la generación de polen.

Esas dinámicas han ampliado la temporada de polen en hasta 20 días en las tres últimas décadas, anotó el equipo de Yuan.

Unas observaciones similares se publicaron a principios de mes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Ese estudio, dirigido por la Universidad de Utah, encontró que los niveles de polen en Estados Unidos y Canadá habían aumentado en un 21 por ciento desde 1990, y la duración de la temporada de polen ha aumentado tres semanas.

Un segundo análisis del equipo de Yuan observó los datos recolectados en tres estaciones de polen en Bavaria entre 2005 y 2015, con el fin de determinar los patrones de desplazamiento del polen.

Se consideró que cualquier especie de polen encontrada antes del inicio de la floración local había venido de lejos, aunque los investigadores no calcularon qué tan lejos se había desplazado ninguna especie en particular. También se caracterizó como polen desplazado a cualquier especie que no fuera nativa del área.

Al final, se consideró que casi dos tercios del polen recolectado no era nativo. Los investigadores concluyeron que el desplazamiento de polen antes de la temporada era un fenómeno bastante común.

Aunque el estudio se enfocó solo en regiones de Alemania, Yuan dijo que es probable que se observen hallazgos similares en todo el mundo.

Añadió que es "muy probable" que las tendencias en el polen que su equipo observó continúen "a medida que el cambio climático, lo que incluye un aumento en la temperatura y en los niveles de CO2, contribuya de forma constante a la temporada de polen y al desplazamiento del polen".

La investigación se publicó en la edición del 25 de febrero de la revista Frontiers in Allergy.

Lewis Ziska, fisiólogo de plantas del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, revisó los hallazgos, y afirmó que añaden "una dimensión nueva e interesante" a cómo el cambio climático podría afectar a la temporada de polen.

"A medida que el clima cambia [y] el tiempo se hace más extremo, el polen adicional antes de la temporada podría convertirse en un aspecto muy importante de la exposición al polen y las consecuencias para la salud", aseguró Ziska. "Deberemos explorar cómo unos eventos similares podrían estar afectando a la exposición del polen en EE. UU.".

Más información

Aprenda más sobre el cambio climático y las alergias en la Asthma and Allergy Foundation of America.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Ye Yuan, MSc, professor, ecoclimatology, Technical University of Munich, Freising, Germany; Lewis Ziska, PhD, plant physiologist and associate professor, environmental health sciences, Columbia University Irving Medical Center, New York City; Frontiers in Allergy, Feb. 25, 2021

Comparte tu opinión