EE. UU. se enfrenta a una escasez de médicos de enfermedades infecciosas

LUNES, 19 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- La pandemia de COVID-19. Las peligrosas bacterias resistentes a los antibióticos. Las olas actuales de influenza y VSR que asolan a las escuelas y lugares de trabajo.

En los últimos años, EE. UU. ha tenido muchos ejemplos de la importancia de los médicos de enfermedades infecciosas.

EE. UU. se enfrenta a una escasez de médicos de enfermedades infecciosas

A pesar de esto, Estados Unidos se enfrenta a una escasez de médicos que eligen especializarse en enfermedades infecciosas, según la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America, IDSA).

La campaña de reclutamiento nacional que busca residentes médicos para los programas de entrenamiento especializado ocurrió hace poco, y fue más bien un fracaso respecto a atraer a más médicos a la medicina de las enfermedades infecciosas, según el grupo.

Apenas un 56 por ciento y un 49 por ciento de los programas de entrenamiento en enfermedades infecciosas de adultos y pediátricos, respectivamente, completaron su cupo, a pesar de que la mayoría de las demás especialidades completaron o casi completaron el cupo de todos sus programas, señaló la sociedad.

"Tenemos una cantidad sustancial de programas de verdad excelentes que no se llenaron, y este he sido un tema de cierta preocupación para la comunidad de enfermedades infecciosas", señaló el Dr. William Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases, con sede en Bethesda, Maryland.

Es la más reciente mala noticia en una tendencia que ya era preocupante.

Se prevé que EE. UU. tenga una grave escasez de especialistas en enfermedades infecciosas en la próxima década, según las proyecciones de la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) federal.

En 2035, un estimado de 14,010 médicos de enfermedades infecciosas estarán enfrentándose a una demanda de 15,130 especialistas de este tipo por todo el país, según la HRSA.

"Es bastante preocupante para algunos de nosotros, porque es obvio que sugiere que durante muchos años no tendremos el número de personas necesario para gestionar las enfermedades infecciosas", advirtió el presidente de la IDSA, el Dr. Carlos del Rio.

Ahora, 4 de cada 5 condados de EE. UU. no tienen ni un solo médico de enfermedades infecciosas, anotó del Rio.

Esto sucede a pesar de que la pandemia de COVID provocó un aumento en el número de personas que se inscribieron en las facultades de medicina, comentó Schaffner.

El público también reconoce la necesidad de médicos de enfermedades infecciosas.

Alrededor de un 91 por ciento de los encuestados en una encuesta patrocinada por la IDSA dijeron que es importante tener a expertos en enfermedades infecciosas en los hospitales, para proteger a los pacientes de infecciones cuando reciban una atención que abarca desde la quimioterapia hasta la cirugía de reemplazo de cadera.

Un 65 por ciento más afirmaron que aumentar el número de personas que se enfocan en la gestión de las enfermedades infecciosas preparará mejor a EE. UU. para la próxima pandemia.

Entonces, ¿por qué no se están inscribiendo las personas en esta especialidad?

El pago es un factor importante, comentaron del Rio y Schaffner.

"Cuando se tiene una deuda significativa por la universidad y la facultad de medicina, cuando se gradúa con una gran deuda, no entrará a una especialidad que no paga mucho", lamentó del Rio.

El salario promedio para un especialista en enfermedades infecciosas es de unos 260,000 dólares, más que la mayoría de los trabajadores pero mucho menos que los médicos de otras especializades, declaró a NPR la Dra. Boghuma Titanji, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Emory.

A los médicos de enfermedades infecciosas se les podría pedir que hagan otros trabajos que podrían hacerlos ganar dinero adicional, por ejemplo supervisar los programas de control de las infecciones o de uso prudente de antibióticos en los hospitales, planteó Schaffner.

Pero estos trabajos no ofrecen una compensación tan buena como los procedimientos realizados por otras especialidades, dijo. Los programas también tienen un respaldo insuficiente, porque su administración cuesta dinero al hospital pero no se prevé que resulten en ganancias, a diferencia de los servicios que generan ganancias, como las cirugías.

"Entonces, no se reciben todos los recursos necesarios para hacer el trabajo, y el pago sigue sin ser muy sustancial", señaló Schaffner.

El equilibrio entre el trabajo y la vida personal también hace que la especialidad de enfermedades infecciosas sea menos atractiva para los potenciales aspirantes. Aunque no les pagan bien, los médicos de enfermedades infecciosas trabajan muchas horas en comparación con otras especialidades hospitalarias, añadió Schaffner.

"Los médicos residentes con frecuencia observan que los médicos de enfermedades infecciosas están entre los últimos que salen del hospital a finales de la noche, simplemente porque hay una necesidad tan grande de sus consultas y no hay suficientes médicos de enfermedades infecciosas", apuntó Schaffner.

Compare esto con ser hospitalista.

"Los hospitalistas de verdad reciben un pago mucho mejor que los médicos de enfermedades infecciosas", dijo Schaffner. "Y cuando están trabajando, trabajan muy duro. Pero cuando están libres, están 100 por ciento libres. Nadie los llama cuando están libres para dar seguimiento a un paciente o algo así. Entonces, los médicos de enfermedades infecciosas simplemente pasan más tiempo trabajando que los de otros especialidades".

La politización de la pandemia de COVID también podría tener un rol.

Los expertos en enfermedades infecciosas y los funcionarios de salud pública han sido atacados por el público, entre ellos el más prominente, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, anotó del Rio.

"Las personas observan la polarización de las enfermedades infecciosas, los ataques, y pienso que esto hace que se pregunten si es algo que quieren hacer", comentó del Rio.

Schaffner se mostró de acuerdo, y anotó que los ataques también han tenido un impacto en las personas que ya están en el campo.

Uno de sus colegas, que sirve en el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización, que ayuda a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) a fijar las políticas de EE. UU., se está replanteando su participación, debido al abuso que ha recibido a través del correo electrónico.

"Podría tener la oportunidad de seguir sirviendo en ese comité, y se lo está pensando dos veces porque le preocupa la seguridad de su familia", lamentó Schaffner.

Para atraer a más personas a la práctica de las enfermedades infecciosas, Estados Unidos "tendrá que aumentar el valor de ese campo", planteó del Rio. "Necesitamos obtener unos mejores reembolsos en enfermedades infecciosas. Necesitamos dar a los estudiantes una mejor exposición al campo de las enfermedades infecciosas".

La encuesta de la IDSA mostró que hay cierto apoyo del público para una mejor compensación financiera para los médicos de enfermedades infecciosas.

Dos tercios (un 65 por ciento) de los participantes dijeron que el gobierno federal debe ayudar a pagar los préstamos de los especialistas en enfermedades infecciosas que acepten trabajar en las partes del país que tienen pocos servicios.

La IDSA insta al Congreso a aprobar la Ley de Prevención de Pandemias (PREVENT Pandemics Act), que incluye un programa piloto que ofrecería incentivos a los profesionales de la atención de la salud para que se enfoquen en las enfermedades infecciosas.

"Es una disciplina muy atractiva", añadió Schaffner. "Muchas personas se sentirían atraídas a ella. Se trata de que debemos proveer la estructura administrativa y financiera para que la disciplina pueda prosperar, de la forma en que especialidades como la cardiología han prosperado".

Más información

La Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas ofrece más información sobre las carreras en esa especialidad.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: William Schaffner, MD, medical director, National Foundation for Infectious Diseases; Carlos del Rio, MD, president, Infectious Diseases Society of America; Infectious Diseases Society of America, poll and news release, Dec. 15, 2022

Comparte tu opinión