EE. UU. está a punto de enviar millones de vacunas contra la COVID a los países necesitados

MIÉRCOLES, 2 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Estados Unidos pronto enviará millones de dosis de vacunas contra el coronavirus alrededor del mundo, incluyendo a América Latina, señaló el martes el secretario de estado Anthony Blinken.

Pero todavía no está claro dónde irán esas dosis ni cuándo se entregarán a los países que las necesitan de forma desesperada.

EE. UU. está a punto de enviar millones de vacunas contra la COVID a los países necesitados

"En algún momento dentro de una o dos semanas, anunciaremos el proceso mediante el cual distribuiremos esas dosis", observó Blinken durante una conferencia de prensa en San José, Costa Rica, según el Washington Post.

El Presidente Joe Biden prometió haber donado 80 millones de dosis a otros países a finales de junio. Pero no se han ofrecido más detalles, mientras una dura competencia por las vacunas en todo el mundo ha dejado a muchos países en desarrollo por detrás de los países desarrollados.

En Costa Rica, los cinco millones de habitantes del país impusieron hace poco unas restricciones nacionales sobre la conducción para aliviar la carga de los hospitales, abrumados de pacientes con COVID-19. A Blinken y al Presidente Alvarado Quesada de Costa Rica les preguntaron durante la conferencia de prensa si Costa Rica iba a recibir dosis este verano, reportó el Post.

"Esperamos con ansiedad lo que Estados Unidos va a anunciar respecto a las vacunas", dijo Quesada a los reporteros en el palacio presidencial de San José. "Esperamos ser parte de los países que las reciban".

En Washington, el hecho de que China y Rusia distribuyan vacunas en América Latina se considera como parte de una competencia estratégica.

Pekín ha enviado más de 165 millones de su vacuna a América Latina y el Caribe. Algunos países latinoamericanos dependen ahora mucho de las vacunas chinas, entre ellos El Salvador, Brasil, Chile y Uruguay, según el Post.

Por otra parte, Estados Unidos se ha enfocado en vacunar a su propia población, y ha distribuido apenas 4 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca a Canadá y México, y ha comprometido 4 mil millones de dólares para Covax, la plataforma internacional que respalda la Organización Mundial de la Salud que dona vacunas a los países necesitados, según el Post.

La pandemia del coronavirus dañó al principio la imagen pública de China, cuando se convirtió en el epicentro global del brote, pero la rápida distribución de sus vacunas ha modificado la conversación, a pesar de ciertas preguntas sobre la eficacia de sus vacunas, observó el periódico.

El martes, Blinken enfatizó que Estados Unidos no pondría condiciones a sus donaciones de vacunas, dijo el Post.

"Nos enfocaremos en la equidad", afirmó. "Nos enfocaremos en la ciencia. Trabajaremos en coordinación con Covax y distribuiremos las vacunas sin hacer requerimientos políticos a quienes las reciban".

Comienza la vida tras la pandemia, y los estadounidenses se desplazan

Los estadounidenses acudieron en tropeles a las playas, parques y estadios a lo largo del fin de semana del Día de los Caídos, mientras los nuevos casos de coronavirus se redujeron a niveles que no se habían visto desde marzo 2020.

Casi un 50 por ciento del país está vacunado del todo, el promedio a siete días de casos nuevos de COVID-19 se ha reducido a unos 12,000 por día, y los estadounidenses mostraron que están ansiosos por disfrutar de una vida posterior a la pandemia.

La Indianápolis 500 se convirtió en el evento deportivo más grande desde el inicio de la pandemia, con 135,000 aficionados en las gradas el domingo, reportó CBS News.

Por otra parte, mientras los campamentos de verano se preparan para reabrir, los CDC publicaron una nueva directriz: todos los campistas y el personal pueden abandonar las máscaras cuando estén al aire libre, aunque los que no se hayan vacunado todavía deben usar máscaras en interiores.

El verano pasado, Brody Narod, de 5 años, se quedó en casa, pero la madre de Brody dice que ya está lista para enviarlo a un campamento.

"Está muy emocionado de volver a un campamento", declaró a CBS News la mamá de Brody, Kim. "Me pregunta '¿Cuándo es el campamento? '¿Cuándo es?'. Yo le contesto 'pronto, pronto'".

Pero las inscripciones en los campamentos de verano no son la única señal de que los estadounidenses están ansiosos por salir a disfrutar.

Casi 2 millones de personas pasaron por los controles de seguridad de los aeropuertos el viernes, un nuevo récord diario durante la pandemia, mientras que se prevé que 6 millones de personas pasen por los aeropuertos a lo largo del fin de semana, según CBS News.

Se prevé que más de 37 millones de estadounidenses se desplacen 50 millas (80 kilómetros) o más este fin de semana de fiesta, un aumento de un 60 por ciento en comparación con esta fecha el año pasado, en que se registró el número oficial más bajo de viajeros del Día de los Caídos, dijo AAA en un comunicado de prensa. El año pasado, apenas 23 millones de personas viajaron durante la fiesta, según la compañía.

Paula Twidale, vicepresidenta sénior de AAA Travel, afirmó que "los estadounidenses están demostrando un fuerte deseo de viajar este Día de los Caídos".

El domingo, el secretario de transporte Peter Buttigieg dijo a ABC News que sentía un optimismo cauto respecto al significado del aumento en los viajes para el sistema de transporte, pero enfatizó que los viajeros siguen estando obligados a usar máscaras en los aviones, trenes y autobuses.

"Todavía no hemos vuelto a la normalidad, no estamos fuera de peligro como país con esta pandemia, pero estamos viendo mucho progreso", aseguró Buttigieg. "Estamos saliendo de uno de los shocks más grandes, quizá el shock más grande que el sistema de transporte estadounidense moderno ha experimentado en términos de demanda, horarios, que todas estas cosas cambien. El sistema está volviendo a arrancar".

Una encuesta muestra que un 70 por ciento de las personas estarán vacunadas en verano

Un 70 por ciento de los adultos estadounidenses podrían estar vacunados en verano, sugiere una encuesta reciente.

Los resultados de la encuesta son una buena señal para el país, y es probable que signifiquen que la meta del Presidente Joe Biden, de haber alcanzado una cobertura de vacunación del 70 por ciento entre los adultos para el 4 de julio, se cumpla.

La encuesta más reciente de la Kaiser Family Foundation encontró que un 62 por ciento de los participantes dijeron que habían recibido al menos una dosis de una vacuna, un aumento respecto al 56 por ciento en abril. Y hay algo incluso mejor: alrededor de un tercio de los que habían adoptado la actitud de "esperar a ver" dijeron que ya habían programado citas o que planificaban programarlas pronto.

Los resultados alegraron al Dr. William Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases.

"Creo que hay muchas personas que estaban indecisas, a quienes les preocupaba que las cosas sucedieran con demasiada rapidez y los posibles efectos secundarios, pero estas preocupaciones se están calmando a medida que ven que más de sus amigos y conocidos celebran haberse vacunado", declaró Schaffner a The New York Times. "Se sienten cada vez más cómodos y tranquilos al ver que 'personas como yo' se están vacunando".

El mayor aumento en las tasas de vacunación entre abril y mayo se observó en dos grupos importantes: los adultos latinos (de un 47 a un 57 por ciento), y los adultos sin grados universitarios (de un 48 a un 55 por ciento).

Pero la encuesta contenía incluso más buenas noticias. Un 40 por ciento de los padres de adolescentes dijeron que sus hijos ya se habían puesto al menos una dosis o que pronto la recibirían. El 10 de mayo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. autorizó la vacuna de Pfizer para niños y adolescentes de a partir de los 12 años.

Pero los padres con hijos más pequeños se mostraban más precavidos, y apenas alrededor de una cuarta parte expresaron que estaban dispuestos a vacunar a sus hijos tan pronto como se autorizaran las vacunas para ellos, encontró la encuesta.

Aunque los expertos en salud pública reconocieron la mejora continua en las tasas de vacunación, anotaron que significa que el grupo de los adultos dispuestos se está reduciendo.

"En este momento, casi no hay objetivos fáciles, pero hay un camino hacia un aumento lento pero constante en las tasas de vacunación, a través de una mejora en el acceso, la información, la persuasión y los incentivos", planteó el Dr. Andrew Altman, presidente y director ejecutivo de la Kaiser Family Foundation.

El miércoles, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. se acercaba a los 33,3 millones, mientras que el número de muertes superó a las 595,000, según los cálculos de la Universidad de Johns Hopkins En todo el mundo, el miércoles se habían reportado más de 171,2 millones de casos, con más de 3,5 millones de personas muertas por la COVID-19.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Washington Post; CBS News; ABC News; The New York Times

Comparte tu opinión