SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Dos factores del nacimiento podrían fomentar el riesgo de obesidad



Los niños que nacen con un gran tamaño y cuyas madres desarrollaron una forma de diabetes durante el embarazo tienen casi el triple de probabilidades de sobrepeso u obesidad en la niñez, muestra una investigación reciente.

"Igual que fumar, el consumo de alcohol y otras opciones de estilo de vida, el peso [de las mujeres] antes de quedar embarazadas, y el aumento de peso y el control del azúcar en la sangre durante el embarazo, podrían tener un impacto significativo en la salud futura de sus hijos", planteó un equipo canadiense dirigido por la Dra. Padma Kaul, de la Universidad de Alberta, en Edmonton.

"Un embarazo saludable comienza mucho antes de que una mujer quede embarazada", afirmó la Dra. Jennifer Wu, ginecoobstetra del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Durante el embarazo, las pacientes y los médicos pueden trabajar juntos para lograr el aumento ideal de peso".

En el nuevo estudio participaron más de 81,000 niños nacidos de madres de Alberta, una provincia de Canadá. Se midió el peso de cada niño durante sus visitas antes de ir a la escuela y de inmunización, entre los 4 y los 6 años de edad.

Las tasas de sobrepeso/obesidad fueron de un 43% entre los niños que tenían un tamaño mayor que el promedio al nacer y cuyas madres desarrollaron diabetes durante el embarazo (una afección conocida como diabetes gestacional). Esto es en comparación con apenas un 21% de los niños que tuvieron un tamaño promedio al nacer y cuyas madres no tuvieron diabetes gestacional.

Eso significa que el primer grupo de niños tenían alrededor de 2.8 veces más probabilidades de sobrepeso u obesidad que el segundo grupo de niños, según el estudio, que aparece en la edición del 13 de noviembre de la revista Diabetologia.

Las tasas de sobrepeso/obesidad también fueron más altas entre los niños que nacieron grandes y cuyas madres tenían diabetes "regular" antes del embarazo (un 36%), mostraron los hallazgos. Pero incluso sin unos antecedentes maternos de diabetes, un 35% de los niños que nacieron grandes de cualquier forma tenían sobrepeso o eran obesos en el momento en que recibieron sus vacunas preescolares.

De hecho, se calculó que tener un tamaño relativamente grande al nacer contribuía un 39% al riesgo de obesidad en un niño, mucho más que solo tener una madre con diabetes gestacional (un 16%) o solo diabetes preexistente (un 15%), señaló el grupo de Kaul.

El Dr. Mitchell Kramer es director del departamento de obstetricia y ginecología en el Hospital de Huntington de Northwell Health en Huntington, Nueva York. Al observar los nuevos hallazgos, se mostró de acuerdo en que el peso de un bebé al nacer es "un factor potencialmente modificable".

Kramer dijo que ciertas cosas (el peso de la futura madre, el control de su azúcar en la sangre durante el embarazo, y el peso que aumenta durante el embarazo) podrían entrar en juego para reducir los riesgos de los niños.

"También es notable que la lactancia materna en los primeros cinco meses de vida se asoció con una reducción del 25% en las probabilidades de tasas de sobrepeso/obesidad infantiles", en comparación con la alimentación con fórmula, añadió Kramer.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre el sobrepeso y la obesidad en la niñez.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad