¿Dolores y calambres en las piernas? Podría ser EAP

Los dolores o los calambres en las piernas durante la actividad física podrían ser una señal temprana de una afección conocida como enfermedad arterial periférica (EAP), y un médico debe hacerle una revisión, señala un experto.

La EAP ocurre cuando se desarrolla placa en las arterias de las extremidades, y restringe el flujo sanguíneo a las piernas, y a veces a los brazos. La afección es más común en las personas mayores, y afecta a hasta un 10 por ciento de las que tienen 60 y 70 y tantos años.

¿Dolores y calambres en las piernas? Podría ser EAP
| Foto: HEALTHDAY

En los casos más graves, la EAP puede conducir a la amputación, según el Dr. Matthew Cindric, cirujano vascular de Penn State Health.

La EAP no provoca ningún síntoma en sus etapas más tempranas. El primer y más frecuente síntoma que las personas notan es dolor, calambres o pesadez relacionados, de forma repetitiva, en una o ambas piernas al caminar o hacer ejercicio. Estos síntomas ocurren porque los músculos no pueden obtener una cantidad suficiente de oxígeno o nutrientes.

A medida que la EAP avanza, en general los síntomas se intensifican, y pueden incluir heridas o úlceras en los pies que no sanan, o un dolor o entumecimiento continuos. Cualquiera de estos pueden ser precursores de la gangrena.

"Los problemas vasculares tienden a intensificarse de repente si no hay un diagnóstico y una intervención tempranos, sobre todo en los pacientes que tienen lesiones en los pies que no sanan", señaló Cindric en un comunicado de prensa de Penn State Health. "Mientras más pronto note las señales y se evalúe, antes podremos iniciar el camino hacia la sanación".

Si nota cualquier señal de EAP, hable con el médico, aconsejó Cindric. Los tratamientos incluyen cambios en la dieta, ejercicio, medicamentos o procedimientos para abrir las arterias bloqueadas.

La genética tiene un rol en la EAP, pero los otros 4 de los 5 principales factores de riesgo son controlables: fumar, la hipertensión, el colesterol alto, y el azúcar alto en la sangre o la diabetes.

"Fumar es el principal, por una gran diferencia", enfatizó Cindric. "La EAP es mucho más prevalente entre los fumadores que entre los que no fuman".

Ofreció los siguientes consejos a las personas con EAP.

"Comience por dejar de fumar, desarrolle un hábito de ejercicio estructurado, y trabaje con su [médico] para gestionar estos factores de riesgo", planteó Cindric. "Incluso si al final necesita una intervención quirúrgica, los resultados a largo plazo dependen en gran medida de qué tan bien se gestionan estos otros factores".

Más información

Aprenda más sobre la enfermedad arterial periférica (EAP) en la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Penn State Health, news release, Feb. 24, 2022

Comparte tu opinión