Detectan la variante sudafricana de la COVID en Carolina del Sur

JUEVES, 28 de enero de 2021 (HealthDay News) -- Dos residentes de Carolina del Sur que no habían viajado se han infectado con la variante sudafricana del coronavirus, que es altamente contagiosa, reportaron el jueves las autoridades de salud estatales.

La variante es quizá la más preocupante para los expertos en salud pública, porque podría tener cierta capacidad de evadir a los tratamientos de anticuerpos o las vacunas contra la COVID-19.

Detectan la variante sudafricana de la COVID en Carolina del Sur

Estos son los primeros casos en Estados Unidos en que la variante B.1.351 está implicada, y la falta de viaje o de una conexión entre sí de los pacientes sugiere que la variante ya se está propagando en la comunidad, señalaron los expertos.

"La llegada de la variante [sudafricana] del SARS-CoV-2 a nuestro estado es un recordatorio importante para todos los habitantes de Carolina del Sur de que la lucha contra este letal virus dista mucho de haberse acabado", comentó en una declaración el Dr. Brannon Traxler, director interino de salud pública del Departamento de Control de la Salud y Ambiental del estado. "Hay más variantes de la COVID-19 de camino, y los suministros siguen siendo limitados. Todos debemos volver a comprometernos con la lucha, al reconocer que ahora todos estamos en primera línea. Estamos todos juntos en esto".

Las autoridades estatales no publicaron los nombres de las personas infectadas, y solo dijeron que uno es de Low Country, en la costa de Carolina del Sur, y el otro es de la parte noreste del estado.

Los científicos consideran que la variante B.1.351, que se identificó inicialmente en Sudáfrica en diciembre, es incluso más preocupante que la variante británica, a la que se ha dado más publicidad. Y a principios de semana, una variante brasileña más infecciosa se diagnosticó en un residente de Minnesota que había viajado a Brasil hacía poco.

Los expertos en salud pública habían temido que las variantes ya estuvieran en Estados Unidos, sin detectarse hasta ahora debido a una vigilancia limitada. Se están realizando esfuerzos por aumentar la vigilancia mediante asociaciones entre los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., instituciones académicas y compañías privadas.

"En este momento, no tenemos evidencias de que esta variante [sudafricana] provoque una enfermedad más grave", apuntaron los CDC en una declaración publicada el jueves. Pero "al igual que con las variantes de Reino Unido y Brasil, los datos preliminares sugieren que esta variante quizá se propague con una mayor facilidad y rapidez que otras variantes".

La variante B.1.351 también contiene una mutación clave que parece permitir al virus eludir parte del poder de los tratamientos de anticuerpos y vacunas. Al menos una terapia de anticuerpos no funciona contra la nueva variante, y los estudios de laboratorio encontraron hace poco que la mutación de la variante reduce la capacidad de los anticuerpos inducidos por la vacuna de neutralizar el virus. Está por verse si esto significa una reducción en la efectividad de las vacunas, pero los fabricantes de las vacunas ya se están apresurando a producir nuevas vacunas y dosis de "refuerzo" para manejar a las nuevas mutaciones.

El lunes, Moderna anunció que ya está trabajando para desarrollar e iniciar pruebas en humanos de una vacuna específica para la variante sudafricana, como medida de precaución. La compañía también evaluará una tercera dosis de refuerzo de su vacuna actual, para ver si reforzar la inmunidad contra el virus original puede proteger de la nueva variante, reportó el Washington Post.

El surgimiento de variantes del coronavirus ha hecho que la campaña para vacunar a todos los estadounidenses cobre incluso más urgencia. Hasta el jueves, más de 24.6 millones de estadounidenses se habían vacunado, mientras que se han distribuido más de 47.2 millones de dosis, según los CDC. Más de 3.8 millones de personas han recibido su segunda dosis.

Los casos se nivelan en EE. UU., y algunos estados relajan las restricciones

Algunos estados han comenzado a relajar las estrictas restricciones sobre el distanciamiento social, a medida que las infecciones y hospitalizaciones por la COVID-19 comienzan a nivelarse en Estados Unidos.

Aun así, el surgimiento de unas variantes más infecciosas del coronavirus en este país ha hecho que muchas autoridades actúen con cautela al reabrir las economías, según Associated Press.

La receta de este acto de equilibrismo parece sencilla, pero no lo es, dicen los expertos.

"Si la frecuencia [de las hospitalizaciones] aumenta, las cosas se restringen. Si la frecuencia baja, se relajan. Hacerlo bien es casi imposible", declaró a AP el Dr. Arnold Monto, profesor de salud pública de la Universidad de Michigan. "No hay una forma perfecta de hacerlo".

Cuando la tasa de infección con el coronavirus de Michigan se redujo hasta ser la quinta más baja del país en las dos semanas anteriores, la gobernadora Gretchen Whitmer anunció que, la semana que viene, los bares y los restaurantes podrán ofrecer servicio a los clientes en interiores por primera vez en más de dos meses, pero será a una capacidad del 25 por ciento, y con la implementación de un toque de queda en el servicio a las 10 p.m. El estado ya ha reanudado las clases presenciales en las escuelas secundarias, y ha reabierto los cines parcialmente.

"Estamos en una posición más fuerte porque hicimos esta pausa", aseguró Whitmer. "Pero también tenemos muy presente el hecho de que esta variante ahora está en Michigan. Plantea un peligro real".

Por otra parte, Chicago y los suburbios circundantes permitieron el servicio en el interior de los restaurantes durante el fin de semana, por primera vez desde octubre, según AP. Se reabrieron unas importantes atracciones culturales, como el Museo Field y el Acuario Shedd, con límites de asistencia.

Washington, D.C. también finalizó su prohibición del servicio en interiores en los restaurantes, que duró un mes, y el gobernador de California, Gavin Newsom, levantó esta semana las órdenes de confinamiento en casa que impuso el mes pasado, cuando los hospitales estaban tan abrumados con los pacientes con el virus que estuvieron a punto de racionar la atención que salva vidas, señaló AP. Los restaurantes y los lugares de culto podrán funcionar al aire libre, y muchas tiendas podrían dejar entrar a más clientes.

En Oregón, la gobernadora Kate Brown anunció que algunos negocios de interiores, como los gimnasios y los cines, pueden reabrir el viernes con una capacidad limitada. El servicio en los interiores de los restaurantes sigue estando prohibido en los condados más afectados.

Después de que Dakota del Norte redujo su tasa de casos hasta ser la segunda más baja del país, el gobernador Doug Burgum no solo relajó los límites sobre el número de personas que pueden reunirse en los restaurantes y bares, sino que también permitió que las órdenes de obligatoriedad del uso de máscaras del estado expiraran la semana pasada, anunció AP.

¿Cuál es el motivo de la relajación del distanciamiento social en algunos lugares? Los casos recién confirmados de EE. UU. se han reducido en las dos últimas semanas, de un promedio de unos 248,000 al día a unos 166,000, reportó AP. Y el número de personas en el hospital con COVID-19 se ha reducido en decenas de miles, llegando a las 109,000.

Los cocteles de anticuerpos se muestran más potentes contra la COVID de lo que se pensaba

Unos nuevos datos promisorios sobre dos cocteles de anticuerpos para el coronavirus sugieren que estas terapias pueden evitar que los pacientes tengan que ir al hospital, e incluso prevenir la enfermedad del todo en algunas personas.

El martes, Eli Lilly dijo que su combinación de dos anticuerpos redujo el riesgo de hospitalizaciones o muertes en un 70 por ciento en pacientes recién diagnosticados con COVID-19 con un riesgo alto de una enfermedad grave y hospitalización debido a su edad o a otras afecciones de la salud, reportó AP. Las 10 muertes observadas en el estudio fueron entre los que recibieron el placebo, no el coctel de anticuerpos.

Al mismo tiempo, Regeneron Pharmaceuticals Inc. reportó unos resultados preliminares de un estudio en curso, que indicaban que su coctel de anticuerpos previno las infecciones sintomáticas en los compañeros de vivienda de alguien infectado con la COVID-19. En lugar de un goteo intravenoso, el fármaco se administró mediante inyecciones múltiples, lo que hará que el tratamiento sea más fácil de administrar, según AP.

Ninguno de los dos informes se ha publicado ni se ha sometido a la revisión profesional, y los datos de Regeneron se basan en apenas una cuarta parte de los pacientes de su estudio, reportó AP.

Los reguladores de EE. UU. han permitido el uso de emergencia de algunos anticuerpos de Lilly y Regeneron para los casos de COVID-19 leves o moderados que no requieren hospitalización, mientras la investigación sobre los tratamientos continúa. Ahora, ambas compañías están solicitando a los reguladores que amplíen la autorización de sus fármacos, basándose en los nuevos hallazgos, señaló AP.

Los resultados de Regeneron fueron sobre las primeras 409 personas en un estudio que, hasta ahora, ha inscrito a más de 2,000. Todas tuvieron un resultado negativo del virus, pero viven con alguien que tiene COVID-19.

Hubo más o menos la mitad de infecciones entre los que recibieron el tratamiento de anticuerpos, en comparación con el placebo, y ninguno de los que tomaron el fármaco desarrolló ningún síntoma, reportó AP. Las infecciones también fueron más cortas, y la cantidad de virus más baja, entre los que recibieron los anticuerpos.

Los nuevos resultados de Lilly fueron de un estudio de 1,035 pacientes no hospitalizados que tenían un diagnóstico reciente de COVID-19. Alrededor de un 2 por ciento de los que tomaron el fármaco fueron hospitalizados o fallecieron más adelante, en comparación con un 7 por ciento del grupo del placebo, según AP.

Un azote global

El jueves, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 25.6 millones, mientras que el número de muertes superó a las 429,000, según los cálculos del Times. El jueves, los cinco estados con más casos de infecciones con el coronavirus eran: California, con más de 3.2 millones de casos; Texas, con más de 2.3 millones de casos; Florida, con cerca de 1.7 millones de casos; Nueva York, con más de 1.3 millones de casos; e Illinois, con más de 1.1 millones de casos.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

En India, el número de casos de coronavirus superó los 10.7 millones el jueves, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. El jueves, Brasil superó los 9 millones de casos y las 220,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas se acercó los 101 millones el jueves, con casi 2.2 millón de muertes registradas, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: The New York Times; CBS News; Associated Press

Comparte tu opinión