Dedo anular delata potencial reproductivo

Dedo anular delata potencial reproductivo
| Foto: SHUTTERSTOCK

La investigación publicada en PLOS ONE, refiere que las personas que tuvieron una alta exposición a la testosterona (hormona sexual masculina) en el útero, tienen el dedo anular más largo que el índice, ya sean hombres o mujeres, y tienden a ser sexualmente más activas y mejores en las carreras de larga distancia.

De acuerdo con los autores del trabajo, desde el punto de vista evolutivo, la longitud de los dedos pudo haber sido utilizada por las mujeres como una señal fiable de alta calidad genética masculina y sugiere que la resistencia atlética era clave a la hora de reproducirse.

"La observación de que la habilidad de realizar carreras de resistencia está conectada al potencial reproductivo en los hombres sugiere que las mujeres en nuestro pasado cazador-recolector pudieron ver la capacidad de correr como una señal de un buen compañero para la reproducción. Se pensaba que un mejor cazador habría conseguido más carne y una familia más grande y saludable", señaló Danny Longman, autor principal del estudio, en información difundida por la institución académica.

"La capacidad de conseguir la carne sería una señal de los rasgos subyacentes de resistencia atlética, inteligencia para rastrear y burlar a la presa, y generosidad para contribuir a la sociedad tribal, todos ellos deseables de transmitir a los hijos", añadió.

En el estudio, los investigadores analizaron la longitud de los dedos de 542 corredores (439 hombres y 103 mujeres) del maratón de Robin Hood en Nottingham. Se tomaron fotocopias de sus manos, así como el tiempo que tardaron en completar la carrera. El análisis mostró que el 10% de los hombres con las proporciones de los dedos mencionadas, eran en promedio, 24 minutos y 33 segundos más rápidos. La correlación también se detectó en las mujeres, pero fue mucho más pronunciada en los hombres.

Según los investigadores, la longitud de los dedos es una forma exacta de saber si un adulto fue expuesto a niveles más altos de testosterona cuando era un feto y un predictor del potencial para el éxito reproductivo en los hombres.

Más para leer:

Comparte tu opinión