Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Dar a luz a un bebé grande podría ser señal de un riesgo de diabetes

MARTES, 14 de febrero de 2023 (HealthDay News) -- Las mujeres que tienen unos bebés más grandes que el promedio son susceptibles a desarrollar diabetes tipo 2 en un momento posterior de la vida, sugiere un nuevo estudio.

Los bebés grandes para su edad gestacional se definen como los que pesan 8 libras (3.6 kilos) o más, señaló el autor principal del estudio, el Dr. Kartik Kailas Venkatesh, profesor asistente de epidemiología de la Universidad Estatal de Ohio.

Dar a luz a un bebé grande podría ser señal de un riesgo de diabetes

"En un ambiente de obesidad, las mujeres tienen un riesgo más alto de dar a luz a bebés más grandes", dijo. "Y también tienen un riesgo más alto de desarrollar diabetes tipo 2 en un momento posterior de la vida".

Venkatesh comentó que las mujeres que dan a luz a bebés grandes son más propensas a sufrir una intolerancia a la glucosa que provoque hipertensión durante el embarazo.

"Incluso si no tiene diabetes gestacional, es probable que haya una intolerancia a la glucosa que lleve a tener a un bebé grande, y que entonces probablemente lleve a desarrollar diabetes tipo 2 a una edad posterior", apuntó.

"Pienso que es algo sobre lo que debemos investigar más, para poder desarrollar unas mejores opciones de consejería y prevención para las mujeres y sus familias", añadió Venkatesh.

En el estudio, Venkatesh y sus colegas examinaron los datos del Estudio de seguimiento de la hiperglucemia y los resultados adversos en el embarazo. Encontraron que, entre 4,025 mujeres que no tenían diabetes gestacional, un 13 por ciento de cualquier forma tuvieron bebés grandes.

De 10 a 14 años tras dar a luz, un 20 por ciento de todas las mujeres desarrollaron prediabetes o diabetes. La tasa de mujeres que tenían prediabetes o diabetes fue más alta entre las que tuvieron bebés grandes (de un 25 por ciento) que entre las mujeres que tuvieron bebés normales (de un 20 por ciento) o con deficiencia de peso (de un 15 por ciento), apuntó Venkatesh.

El hallazgo se sostuvo incluso después de que los investigadores tomaran en cuenta los factores de riesgo de la diabetes tipo 2, como la edad, la obesidad, la hipertensión y los antecedentes familiares de diabetes.

Venkatesh anotó que apenas un 25 por ciento de las mujeres que tienen bebés grandes desarrollan diabetes tipo 2. Entonces, incluso si alguien tiene un bebé grande, no está condenada a desarrollar diabetes, aclaró.

Los hallazgos se presentaron el viernes en la reunión anual de la Sociedad de Medicina Materna y Fetal (Society for Maternal-Fetal Medicine), en San Francisco, y también se publicaron en una edición reciente de la revista American Journal of Obstetrics & Gynecology.

El azúcar alto en sangre durante el embarazo podría contribuir a tener un bebé grande, apuntó la Dra. Dawnette Lewis, directora del Centro de Salud Materna de Northwell Health en Manhasset, Nueva York. Lewis no participó en el estudio, pero revisó los hallazgos.

"Pensamos que si el azúcar de la madre está alto, esto también significa que el azúcar del bebé está alto", dijo Lewis. "Entonces, lo que sucede es un aumento en la producción de insulina para reducir el azúcar en la sangre, pero la insulina funciona como un factor de crecimiento, y por eso estos bebés son grandes".

Apuntó que la prevención de la diabetes comienza con la evaluación de los niveles de azúcar en la sangre tanto durante como después del embarazo.

Si el azúcar en la sangre de una mujer está alta, Lewis planteó que su dieta debe cambiar mediante la reducción de los carbohidratos, para bajar el azúcar en la sangre.

Tras dar a luz a un bebé grande, las mujeres deben monitorizar los niveles de azúcar en la sangre para ver si están elevados.

"Estas pacientes deben monitorizarse mediante algo llamado un monitor continuo de la glucosa, que se inserta debajo de la piel y que evalúa el azúcar en la sangre cada 15 minutos", aconsejó Lewis.

Dos semanas de monitorización pueden indicar si es probable que la paciente desarrolle diabetes, aseguró. Después de esto, el médico de atención primaria de las mujeres debe realizar pruebas regulares de los niveles de azúcar en la sangre.

"Aunque solo tengan unas probabilidades de un 25 por ciento de desarrollar diabetes tipo 2, el médico de atención primaria debe realizarles pruebas cada año", añadió Lewis.

Más información

Aprenda más sobre la diabetes tipo 2 en la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kartik Kailas Venkatesh, MD, PhD, assistant professor, epidemiology, Ohio State University, Columbus; Dawnette Lewis, MD, MPH, director, Center for Maternal Health, at Northwell Health, Manhasset, N.Y.; Feb. 11, 2023, presentation, Society for Maternal-Fetal Medicine, meeting, San Francisco; American Journal of Obstetrics & Gynecology, January 2023

Comparte tu opinión