Cómo afrontar los síntomas de abstinencia de la nicotina

LUNES, 9 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Renunciar a la nicotina puede ser una experiencia brutal, que puede incluir cualquier cosa, desde síntomas físicos como el dolor de cabeza, hasta problemas con el estado de ánimo, entre ellos irritabilidad, ansiedad y depresión.

Pero de cualquier forma es posible superar los síntomas de abstinencia de la nicotina con un buen plan y unas herramientas específicas, según una experta en la cesación del tabaquismo, que ofreció algunas sugerencias para gestionar los síntomas de abstinencia de la nicotina.

Cómo afrontar los síntomas de abstinencia de la nicotina

"La nicotina es altamente adictiva", advirtió Emma Brett, científica de planta del Centro Médico de la Universidad de Chicago, y líder de grupo del programa Courage to Quit. "La nicotina afecta al cerebro, a los vasos sanguíneos, al metabolismo. Tiene efectos por todo el cuerpo".

Dejar de fumar requiere un periodo de ajuste, enfatizó.

Lo más común es que los síntomas de abstinencia ocurran en la primera semana tras dejar de fumar, y que alcancen su punto máximo alrededor del tercer o cuarto día, comentó Brett. Algunos podrían experimentar síntomas de abstinencia de la nicotina durante semanas. Algunos quizá apenas tengan síntomas.

El uso de ayudas de reemplazo de nicotina

Los productos de reemplazo de la nicotina pueden ser útiles para ayudar a alguien en esos primeros días, semanas o meses.

"Sabemos, a partir de la investigación, que cuando las personas dejan de fumar y usan algo como un parche, una pastilla o chicle, esto puede casi duplicar la tasa de éxito del intento de dejar de fumar", porque todavía se recibe algo de nicotina, solo que se administra de una forma segura, en comparación con la combustión de un cigarrillo, aclaró Brett.

Sugirió seguir usando los productos hasta tener una alta confianza en que no se va a recaer.

Estos productos administran unas dosis medidas de nicotina, según el Instituto Nacional del Cáncer (NCI), que menciona cinco tipos que están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

Entre estos se encuentran un parche de nicotina, chicles y pastillas disponibles sin receta, además de un aerosol nasal y un inhalador disponibles con receta.

Entre los productos de cesación sin nicotina se incluyen medicamentos recetados como la vareniclina, que se mercadea como Chantix, y el bupropión, que se mercadea como Wellbutrin y Zyban.

Los deseos intensos y las ansias

Ciertas rutinas pueden desencadenar unos intensos deseos de fumar. Intente evitarlas, o planifique tomándolas en cuenta en estas etapas tempranas de dejar de fumar.

Etta Short, directora de desarrollo y respaldo clínicos de un programa corporativo de cesación del tabaco, Optum, señaló que tener estas estrategias a mano, lo que incluye afirmaciones motivadoras y técnicas de relajación, puede resultar útil.

Por otra parte, el NCI sugiere mantener la boca ocupada al mordisquear zanahoria, pepinillos, manzana, apio, chicles o caramelos duros sin azúcar.

Incluso los ejercicios de respiración pueden ser útiles, según el NCI.

Evite a otros fumadores mientras intenta dejar de fumar. Si es posible, haga que su vivienda sea una zona libre de humo.

"Lo principal que les decimos a los pacientes sobre los deseos intensos es que pueden ser de verdad fuertes, pero que no duran", comentó Brett, y en general se resuelven en unos pocos minutos.

Irritabilidad

Sea consciente de que es normal sentirse malhumorado cuando deja de fumar, observan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Sentirse nervioso o inquieto también es común.

Cuando se sienta así, dé un paseo, sugieren los CDC. Reduzca las bebidas con cafeína, porque la cafeína dura más en el cuerpo cuando alguien deja la nicotina.

Pruebe la meditación, las técnicas de respiración o cualquier otra cosa que provoque relajación, sugiere el NCI, por ejemplo darse un masaje o un baño en la tina.

Una nutrición y un sueño adecuados pueden ayudar con la irritabilidad, aseguró Brett. Si siente que alguien no lo respalda, fije unos límites, añadió.

Quítese el parche de nicotina unas horas antes de irse a la cama, para ayudar con el sueño, sugieren los CDC.

Mantenga unos buenos hábitos de sueño: no use aparatos electrónicos en la cama, mantenga la habitación tranquila y cómoda, tenga una hora constante para irse a la cama, y evita el alcohol o las comidas pesadas antes de irse a dormir.

Gestione los problemas temporales de concentración al limitar las actividades que requieren una concentración intensa durante un tiempo, recomiendan los CDC.

Aumento de peso

Aumentar de peso es un motivo común de abandonar los intentos de dejar de fumar, comentó John Dani, presidente del departamento de neurociencias de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

Aconsejó hacer ejercicio en lugar de comer cuando se enfrente a unos deseos intensos o a la energía nerviosa.

"Los hábitos saludables, como correr, caminar o hacer yoga, son magníficas alternativas", aseguró Dani. "Conozco a personas que comenzaron a caminar en las escaleras de su edificio en el trabajo en lugar de salir al estacionamiento a fumarse un cigarrillo".

En general, el aumento de peso es mínimo, de 5 a 10 libras (de 2.3 a 4.5 kilos), dijo Brett, y con frecuencia se vuelve al peso de referencia unos meses tras dejar de fumar.

Ansiedad o depresión

Quizá sea más probable que tenga cambios en el estado de ánimo cuando deje de fumar si tiene antecedentes de ansiedad o depresión, anotan los CDC.

Manténgase físicamente activo para mejorar el estado de ánimo, estructure el día para mantenerse ocupado, asegúrese de conectar con otras personas, y dese una recompensa con algo de lo que disfrute, aconsejan los CDC.

Hable con un proveedor de atención de la salud si siente que sus síntomas son más de lo que puede manejar.

Pregúntele al médico sobre los medicamentos recetados que pueden ayudar si tiene un historial de depresión, sugiere el NCI.

Piense en iniciar un respaldo conductual individual o grupal, plantea Brett.

"Sabemos que también ayuda a tener éxito al dejar de fumar, al ayudar a resolver algunos de esos problemas", comentó.

"Diría que cualquier cosa que pueda planificar por adelantado para ese intento de dejar de fumar, para ayudar a tratar los síntomas de abstinencia antes de que sucedan, es clave", añadió Brett.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Comparte tu opinión