Casi 20 millones de estadounidenses mayores viven con degeneración macular, que puede provocar ceguera

VIERNES, 4 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Un hallazgo sugiere que más estadounidenses que nunca presentan dificultades de visión a medida que envejecen, y los investigadores informan que casi 20 millones de adultos tienen una degeneración macular asociada con la edad (DMAE).

Según el análisis, alrededor de 18.3 millones de personas de a partir de 40 años tenían una etapa temprana de la afección en 2019, mientras que casi 1.5 millones de personas tenían una DMAE en etapa avanzada.

Casi 20 millones de estadounidenses mayores viven con degeneración macular, que puede provocar ceguera

"No ha habido muchos estudios basados en exámenes sobre la prevalencia de la DMAE, y la última vez que se recolectaron sobre la DMAE nacionalmente representativos fue en 2008. Entonces, esto limita la capacidad de los investigadores de actualizar los estimados", señaló el autor del estudio, David Rein, director del programa de análisis de salud pública de NORC, en la Universidad de Chicago. "Pienso que el punto fuerte de nuestro estudio es nuestro uso de otras fuentes de datos, como las reclamaciones de Medicare y los datos de población de la Oficina del Censo, para crear unos estimados contemporáneos".

La DMAE es una de las principales causas de ceguera en Estados Unidos. Se caracteriza por unas drusas, que son depósitos debajo de la retina, de tamaño intermedio y anomalías en el epitelio pigmentario de la retina. Afecta a la mácula, que es la parte de la retina que controla la visión aguda y frontal, según el Instituto Nacional del Ojo de EE. UU.

La afección se presenta de dos formas: la DMAE seca implica el adelgazamiento de la mácula, mientras que la DMAE húmeda es menos común y provoca una pérdida de la visión más rápida. En la DMAE húmeda, se desarrollan unos vasos sanguíneos anómalos en la parte posterior del ojo, y dañan a la mácula, según el instituto.

Aunque la DMAE seca en etapa temprano no tiene síntomas, la DMAE en etapa intermedia puede implicar algo de borrosidad leve. Cuando la DMAE está en la etapa avanzada, las líneas rectas pueden verse curvas y el centro de la visión podría estar borroso o vacío. Aunque existen algunos tratamientos para la DMAE húmeda, actualmente la DMAE seca se trata solo con una combinación específica de vitaminas y nutrientes.

El factor de predicción más importante del desarrollo de la DMAE es la edad, apuntó Rein. Los adultos de a partir de 50 años deben acudir de forma regular a un proveedor de atención ocular para evaluar las señales tempranas de la DMAE y otros trastornos del ojo, añadió.

"Sobre todo si tiene un historial familiar de DMAE, debe asegurarse de que le examinen los ojos con regularidad", planteó Rein.

Las personas de a partir de 85 años son un grupo de rápido crecimiento en Estados Unidos, debido al envejecimiento de la generación de la postguerra.

"Dado el creciente número de estadounidenses de a partir de 50 años, lo que podemos prever es que el número total de casos de DMAE avanzada aumente en el futuro, aunque la tasa de ocurrencia antes de los 80 años sea la misma que se estimó antes", agregó Rein.

Para calcular la prevalencia de la DMAE, los investigadores usaron datos de la Encuesta comunitaria estadounidense de 2019, del Examen nacional de encuesta de salud y nutrición de 2005 a 2008, de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de 2018, y de estudios poblacionales de 2004 a 2016. Las tasas de prevalencia variaron mucho por grupo de edad, raza y etnia, y condado.

Contar los casos de DMAE en etapa temprana puede ser difícil, porque lo que define a la afección depende de a quién le pregunta, comentó el Dr. Raj Maturi, vocero clínico de la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology) y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana.

Es probable que en los próximos seis meses a un año haya dos nuevos medicamentos para tratar a la DMAE seca, aseguró Maturi, que estimó que unas 15 compañías farmacéuticas distintas tienen medicamentos para la DMAE en distintas etapas de desarrollo.

"Conocer la prevalencia, conocer dónde se encuentra, saber dónde están las cosas, es sin duda útil en términos de determinar la forma en que la política de salud pública debe actuar para detectar a estos pacientes con DMAE avanzada y ofrecerles tratamiento pronto, para que la enfermedad no progrese", comentó Maturi.

También es posible que una persona reduzca su riesgo de DMAE.

Entre los cambios útiles se encuentran dejar de fumar, hacer ejercicio con regularidad, mantener una presión arterial y unos niveles de colesterol saludables, y comer alimentos saludables, en particular verduras de hojas verdes y pescado.

Los médicos también recomiendan tomar un complemento formulado con este propósito que combina vitamina E, zinc, cobre, luteína y zeaxantina, apuntó Maturi.

"Todos son micronutrientes que en realidad se encuentran en la parte central del ojo", explicó Maturi.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 3 de noviembre de la revista JAMA Ophthalmology.

Más información

El Instituto Nacional del Ojo de EE. UU. ofrece más información sobre la degeneración macular asociada con la edad.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: David Rein, PhD, director, Public Health Analytics Program, NORC, University of Chicago; Raj Maturi, MD, clinical spokesman, American Academy of Ophthalmology, ophthalmologist, Midwest Eye Institute, and associate professor, ophthalmology, Indiana University School of Medicine, Indianapolis; JAMA Ophthalmology, Nov. 3, 2022

Comparte tu opinión