Amplían la fecha de caducidad de la vacuna contra la COVID de Johnson & Johnson

VIERNES, 11 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Los reguladores de EE. UU. han ampliado la fecha de caducidad de millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson en seis semanas, anunció la compañía el jueves.

Una revisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. concluyó que las vacunas siguen siendo seguras y efectivas ruante al menos cuatro meses y medio, dijo J&J en una declaración. En febrero, la FDA autorizó la vacuna inicialmente durante hasta tres meses cuando se guardaba a temperaturas de refrigeración normales.

Amplían la fecha de caducidad de la vacuna contra la COVID de Johnson & Johnson

A principios de semana, las autoridades estatales habían advertido que muchas dosis de J&J almacenadas caducarían antes de finales de mes. El cambio de la FDA da a los proveedores más tiempo para usar las vacunas existentes en farmacias, hospitales y clínicas, reportó Associated Press. Muchos estados han adoptado el método de "primero en entrar, primero en salir", para intentar utilizar primero sus vacunas más viejas.

Las fechas de caducidad de las vacunas se basan en la información de las farmacéuticas sobre cuánto tiempo las vacunas siguen siendo viables. J&J dijo que la FDA añadió seis semanas basándose en los datos de los estudios en curso de la compañía sobre la estabilidad de la vacuna.

La FDA ha estado revisando las fechas de caducidad de las tres vacunas autorizadas en este país a medida que las compañías han continuado evaluando lotes en los meses posteriores al despliegue inicial de las vacunas. Las vacunas de Pfizer y Moderna, autorizadas en diciembre, tienen una vida de almacenamiento de seis meses, según AP.

Lamentablemente, las tasas de vacunación han estado en descenso en las últimas semanas. La semana pasada, el promedio de nuevos inyecciones por día en el país fue de unas 800,000. Esta es una reducción respecto a un máximo de casi 2 millones de vacunas al día hace dos meses, señaló AP. Las autoridades gubernamentales y las compañías han recurrido a incentivos para animar a la vacunación, lo que incluye tiempo libre pago y premios de lotería de 1 millón de dólares.

A medida que las vacunaciones se han ralentizado, la meta de Biden de haber vacunado parcialmente a un 70 por ciento de los adultos el 4 de julio está en peligro. Hasta el viernes, alrededor de un 64 por ciento de los estadounidenses de a partir de 18 años habían recibido al menos una dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La vacuna de J&J era muy esperada debido a su formulación de una sola dosis y su refrigeración fácil para el envío. Se preveía que la vacuna tuviera un rol clave en las campañas de vacunación de las áreas rurales y los países con bajos ingresos con una atención de la salud limitada, según la AP.

Pero las farmacéuticas rivales, Pfizer y Moderna, ya han suministrado dosis más que suficientes para satisfacer la demanda de EE. UU. Más de 129 millones de estadounidenses se han vacunado por completo con las vacunas de dos dosis de las compañías, comentó AP. Por otra parte, apenas 11 millones de estadounidenses han recibido la vacuna de J&J. Alrededor de 10 millones de dosis adicionales de J&J se han enviado a los estados, según los CDC.

Además, parece que el uso de la vacuna de J&J se ha visto afectado por los vínculos con un raro trastorno de coágulos en la sangre. El problema hizo que las autoridades de salud de EE. UU. "pausaran" el uso de la vacuna durante 11 días. La retención se retiró a finales de abril, después de que las autoridades concluyeran que los beneficios de la vacuna superan a los riesgos.

El G-7 se une a EE. UU. en la promesa de enviar dosis de vacunas a los países necesitados

Se espera que el viernes los líderes del G-7, las democracias más ricas del mundo, prometan que enviarán mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus a los países pobres y con unos ingresos medianos como parte de una campaña para haber "vacunado al mundo" a finales de 2022.

El jueves, el Presidente Joe Biden anunció que Estados Unidos planifica comprar 500 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer, que entonces donará a los países necesitados de todo el mundo. En cuanto a los demás miembros del G-7, Reino Unido donará 100 millones de dosis, y los demás miembros del G-7 contribuirá las demás, según AP.

"Se trata de nuestra responsabilidad, nuestra obligación humanitaria, salvar la mayor cantidad de vidas que podamos", aseguró Biden el jueves en la noche en un discurso en Inglaterra, antes del inicio de la reunión del G-7. "Cuando vemos que las personas están sufriendo en cualquier lugar del mundo, buscamos ayudar de cualquier forma que podamos".

Estados Unidos enviará los primeros 200 millones de dosis donadas este año, y 300 millones más serán compartidos en la primera mitad del año que viene, declararon el miércoles al Washington Post tres personas que están familiarizadas con el plan. COVAX, la iniciativa para compartir dosis de las vacunas contra la COVID-19 respaldada por la Organización Mundial de la Salud, distribuirá las dosis en países de ingresos bajos y medianos.

Muchos expertos y grupos de defensoría de salud pública se alegraron con la noticia, y afirmaron que liderazgo de EE. UU. en el tema será esencial para vacunar al mundo.

"Es un evento extraordinario", dijo al Post Jennifer Nuzzo, epidemióloga y experta sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore. El plan "envía una profunda señal en términos del compromiso de EE. UU. con la seguridad de la salud global, y la voluntad de acabar con esta pandemia en el mundo y en Estados Unidos", añadió.

"Es significativo, pero por sí solo no es suficiente", comentó Thomas Bollyky, miembro sénior del Consejo de Relaciones Exteriores y director de su programa de salud global.

Por un lado, 500 millones de dosis equivale a más o menos seis veces la cantidad de dosis que la COVAX ha distribuido hasta ahora, dijo al Post. Por otro lado, es apenas una cuarta parte de los 2 mil millones de dosis que la COVAX busca distribuir este año. Hasta ahora, la COVAX ha distribuido poco menos de 82 millones de dosis en 129 países, según el periódico.

"Estas vacunas de Pfizer irán a muchos países", dijo Bollyky. "La gran pregunta es en qué orden, y en qué cantidad. Esto tendrá una pertinencia significativa respecto a cuál será el impacto de salud pública del compromiso".

La brecha entre quienes tienen y no tienen vacunas es amplia. Más de la mitad de las poblaciones de Estados Unidos y Gran Bretaña han recibido al menos una dosis de una vacuna contra el coronavirus, mientras que menos de un 2 por ciento de las personas de África se han vacunado.

"No acabaremos con la pandemia en ningún sitio a menos que la venzamos en todos los sitios", advirtió en una declaración Tom Hart, director ejecutivo en funciones de One Campaign, una organización que se enfoca en combatir la pobreza global y las enfermedades prevenibles. "Donar dosis a la COVAX salvará vidas, reducirá la propagación de las variantes, y ayudará a reabrir la economía global. Instamos a los países del G-7 a seguir el ejemplo de EE. UU., y a donar más dosis a la COVAX. Si hay un momento para una ambición y una acción globales para acabar con la pandemia, es ahora".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Associated Press; Washington Post

Comparte tu opinión