SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Tiene diabetes? Asegúrate de controlar tu colesterol también



Para las personas con diabetes, la glucosa sanguínea no es la única medida importante. Nuevas directrices sobre el colesterol sugieren que los más de 110 millones de adultos en los EE. UU. que tienen diabetes o prediabetes deben también controlar su colesterol.

Las directrices publicadas durante este mes en la conferencia de Sesiones Científicas de la American Heart Association, aconsejan a los médicos considerar recetar medicamentos como estatinas para reducir el colesterol en personas de 40 a 75 años de edad que padecen diabetes. Las directrices también ofrecen una variedad de otras recomendaciones específicas para personas con diabetes, según su edad y otros factores de riesgo.

La realidad ha sido científicamente clara por algún tiempo, pero muchas personas no están conscientes de la conexión: Por lo general, se considera que los adultos de edad madura que padecen diabetes tienen un factor de riesgo moderado a alto de enfermedad cardiovascular.

"No es nada nuevo, pero sí es algo importante. Si uno tiene diabetes, debe esforzarse por mantener controlado su colesterol", dijo el Dr. Scott Grundy, presidente del comité de redacción de las directrices, y profesor de medicina interna de los Centros Médicos Southwestern y Veterans Affairs de la Universidad de Texas en Dallas.

Su compañía en Petersburg, Virginia, ofrece orientación y entrenamiento educativo sobre la diabetes. Las mujeres, que son gemelas, creen que el control de condiciones crónicas tal como la diabetes requiere un "enfoque holístico".

Para ellas, esto significa tomar en cuenta el panorama completo como el ejercicio, la presión sanguínea, y el colesterol.

"Lo comparamos a un taburetede tres patas", dijo Ketter, una enfermera vocacional titulada. "Todo está conectado y uno tiene que aprender a controlarlo todo. Si corrige una cosa, es posible que ayude a corregir las demás, y si falla en el control de la una, el taburetepuede caerse".

Según las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de 30 millones de personas en los Estados Unidos padecen diabetes, aunque uno en cuatro no lo sabe. Otros 80 millones presentan prediabetes, una condición médica grave en que los niveles de glucosa en la sangre están más altos de lo normal, pero aún no lo suficientemente altos como para un diagnóstico de diabetes tipo 2.

Hay factores de riesgo bien establecidos para la enfermedad del corazón, tales como el tabaquismo, la presión arterial alta y la glucosa sanguínea alta.

También hay lo que las nuevas directrices sobre el colesterol llaman "factores que aumentan el riesgo", como son el historial familiar, la enfermedad crónica del riñón y el síndrome metabólico. El síndrome metabólico es un grupo de por lo menos tres condiciones diagnosticados, entre ellas la presión arterial alta, la glucosa sanguínea alta, la grasa corporal excesiva en la cintura y niveles de colesterol anormales.

"La gente no entiende cómo puede afectar al cuerpo en sí", dijo Ketter. "Es como la manguera de jardín que tiene mugre y otras cosas por dentro, acumulados durante los años. Uno tendrá que incrementar la presión para hacer pasar la misma cantidad de agua. Si todo ese mugrero está obstruyendo las arterias, uno tiene que subir la presión y eso significa que el corazón tiene que latir con más fuerza".

Aunque las nuevas directrices sobre el colesterol recomiendan a los doctores hablar con los pacientes con diabetes sobre el riesgo, el estilo de vida y la posible necesidad de tomar estatinas, Ketter dijo que también quiere asegurarse de que sus pacientes que están "en la cúspide" de necesitar medicamento estén dispuestos a dedicarse a la buena nutrición, el ejercicio, y a abordar cualquier "mal hábito".

"Para muchos implicará un cambio al estilo de vida", dijo Rivers, una enfermera clínica especialista en diabetes avanzada.

Ella y su hermana deben saber algo sobre el tema. Aunque "de otra manera completamente saludables", hace alrededor de una década las dos fueron diagnosticadas con insuficiencia cardíaca congestiva, posiblemente de origen genético.

"En nuestras propias vidas enfrentamos el (colesterol)", dijo Ketter. "Nuestros pacientes nos respetan por ser honestas. La vida es una serie de cumbres y valles. A veces uno está en el valle y no logra acertar, y a veces está en la cumbre mirando hacia afuera. De cualquier modo, uno hace cualquier corrección y sigue su camino".

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad