Alerta por aumento de sífilis en recién nacidos

Alerta por aumento de sífilis en recién nacidos
| Foto: ISTOCK

Los casos de sífilis de recién nacidos se han disparado en Estados Unidos en los últimos años, así que un panel de expertos reafirma la necesidad de hacer pruebas de esta infección a todas las mujeres embarazadas.

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual que puede pasar de las mujeres embarazadas a sus bebés, en lo que los médicos llaman la sífilis congénita. Desde 2012, las cifras del gobierno de EE. UU. muestran que la sífilis congénita casi se ha duplicado.

En 2016, se reportaron 628 casos de sífilis congénita, la tasa más alta desde 1998.

El peligro de la sífilis

Si una mujer embarazada tiene la infección y no se trata, su bebé puede nacer muerto, sordo o ciego, o con daño nervioso o deformaciones óseas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El aumento de la sífilis congénita llegó después de que los casos de sífilis aumentaran entre las mujeres, dijo la agencia.

Los expertos han aconsejado desde hace mucho que se haga la prueba de la sífilis a todas las mujeres embarazadas, y lo ideal es que se realice en su primera visita de atención prenatal. Si una mujer tiene la infección, el tratamiento con antibióticos es muy efectivo para la prevención de la sífilis en los recién nacidos.

"Es fácil de detectar y tratar", dijo la Dra. Chien-Wen Tseng, profesora asociada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Hawái. "Así que realmente no hay una razón para que las tasas de sífilis congénita aumenten".

Tseng es miembro del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. que está publicando nuevas recomendaciones sobre la evaluación de la sífilis prenatal. El grupo de trabajo es un panel independiente de expertos médicos, financiado por el gobierno estadounidense, que revisa las evidencias de las investigaciones y hace recomendaciones sobre la atención de la salud preventiva.

Las recomendaciones clásicas para protegerse

No hay nada nuevo en las últimas recomendaciones. Reafirman el consejo del grupo de trabajo de 2009, de que todas las mujeres embarazadas se deberían hacer la prueba de la sífilis.

Pero ahora hay incluso una mayor urgencia para transmitir el mensaje, dijo Tseng.

Los casos de sífilis han estado aumentando durante años, en general. Según los CDC, hubo casi 9 casos por cada 100,000 estadounidenses en 2016, la tasa más alta desde 1993. La mayoría de esas infecciones las sufrieron hombres homosexuales, pero la tasa en las mujeres también ha aumentado.

La sífilis con frecuencia no causa unos síntomas apreciables, e incluso cuando sí lo son, estos síntomas pueden ser vagos: un sarpullido en la piel que no pica y los ganglios linfáticos inflamados, por ejemplo.

La investigación muestra que cuanto antes se trate de la sífilis a una mujer embarazada, mejor. Pero, según Tseng, los estudios también muestran que a muchas mujeres no se les evalúa, o se las evalúa demasiado tarde. A un 20 por ciento solo se les hace la prueba en el momento del parto, según el informe del grupo de trabajo.

Muchas personas (incluso los médicos) creen que la sífilis es algo del pasado, dijo la Dra. Sarah Kidd, de la división de prevención de enfermedades de transmisión sexual de los CDC.

"Los proveedores deben ser conscientes de que la sífilis no es tan rara como lo era antes", dijo Kidd, que no participó en las recomendaciones del grupo de trabajo.

Las recomendaciones afirman solo que todas las mujeres embarazadas deberían someterse a la prueba, y no abordan la cuestión de con qué frecuencia.

Pero, según Kidd, los CDC sugieren que las mujeres con un riesgo más alto de sífilis se hagan la prueba varias veces: en la primera visita prenatal, al principio del tercer trimestre y en el parto.

Eso incluye a las mujeres con antecedentes de sífilis, de consumo de drogas o de encarcelamiento; las mujeres con varias parejas sexuales, y las que viven en áreas con una alta prevalencia de la infección.

Según Tseng, el mensaje para las mujeres es claro: "Reciba atención prenatal lo antes posible" señaló.

Kidd se mostró de acuerdo. "Es un buen recordatorio de la importancia de la atención prenatal temprana".

¿Cómo prevenir la sífilis?

Más ampliamente, también es muy importante prevenir, detectar y tratar la sífilis en general, según Fred Wyand, director de comunicaciones de la Asociación Americana de Salud Sexual (American Sexual Health Association).

La pobreza y otros factores sociales tienen un impacto importante en las tasas de sífilis y en otras enfermedades de trasmisión sexual en las mujeres, indicó Wyand.

"Esto se ha exacerbado", añadió, "con recortes en la financiación en los departamos de salud en todo Estados Unidos, que minan la capacidad de detectar y tratar enfermedades como la sífilis, lo que, por supuesto, es crucial para acabar con el ciclo de la enfermedad".

Más información

Los CDC ofrecen más información sobre la sífilis congénita.

Comparte tu opinión