Por qué nos encanta el café en las mañanas

Por qué nos encanta el café en las mañanas
| Foto: ISTOCK

Millones de personas alrededor del mundo se sienten realmente despiertas después de beber una taza de café. Amamos no sólo su sabor sino también su fragancia, que nos brinda bienestar y una sacudida de energía.

Es que la cafeína tiene muchos efectos en el metabolismo, incluyendo la estimulación del sistema nervioso central, y eso es justamente lo que necesitamos al despertar. Ese café nos pone “en órbita” para comenzar el día.

¿Podemos oler sus beneficios? Es posible. Si crees que tu taza de café de la mañana proporciona sólo el impulso de la cafeína, es posible que te sorprenda gratamente saber que también brinda muchos beneficios a la salud. 

Beber cantidades moderadas de café (incluyendo el descafeinado) se ha relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2, enfermedad de Parkinson y algunos tipos de cáncer.

Y no olvidemos los antioxidantes: se sabe que actúan como antiinflamatorios, y el café es rico en antioxidantes. Pero además, el café también contiene pequeñas cantidades de algunos nutrientes, como potasio, niacina y magnesio, informa la Academia Americana de Nutrición.

Tomar café con leche descremada es una forma de garantizar que se satisfagan tus necesidades diarias de calcio y vitamina D. Si tu dieta no incluye lácteos, una bebida de soya fortificada es una alternativa rica en calcio.

¿Cuánto café es demasiado?

Es aconsejable tomar no más de 3 a 4 tazas por día. Ciertos grupos, como las personas con hipertensión y los ancianos, pueden ser más susceptibles a los efectos adversos de la cafeína. 

Y otro grupo debe tener cuidado: las embarazadas y en período de lactancia deberían limitar el consumo a un máximo de 200 miligramos por día de cafeína por día (2 tazas de café) según lo recomienda el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).

De culpable a inocente

En febrero de 2018, después de examinar 127 estudios científicos, los investigadores de la Universidad de Catania, en Italia, declararon que el café es bueno para ti.

Como hay mucha información constante (y a veces contradictoria) sobre el café, estos científicos recogieron todos los estudios sobre sus efectos en la salud, revisaron sistemáticamente cada evidencia y luego publicaron sus resultados en Annual Review of Nutrition. Y concluyeron que está probado que el café:

• Reduce el riesgo de muchos tipos de cáncer común -incluidos el de mama, colorrectal, de colon, de endometrio y próstata- con una disminución del riesgo que va del 2 al 20%, dependiendo del tipo de cáncer.
• Disminuye en un 5% el riesgo de las enfermedades cardiovasculares y alrededor del 30% la diabetes tipo 2 y también en un 30%, el mal de Parkinson.
• Baja la tasa de muerte por cualquier causa durante el curso de todos los estudios.
Entre los no fumadores, el café reduce la presión arterial.

Comparte tu opinión