Por qué nuestro cuerpo necesita potasio

Foto: ISTOCK

El potasio es un mineral que nuestro organismo necesita para muchas funciones corporales esenciales, incluido el control del equilibrio eléctrico del corazón, metabolizar carbohidratos y desarrollar músculo. Mientras que los niveles bajos de potasio pueden causar debilidad muscular e irregularidades en los latidos del corazón. Conoce cómo y cuánto de este mineral debes incorporar a tu dieta.

Cuál es su función

Básicamente el potasio es necesario para producir proteínas, descomponer y utilizar los carbohidratos, desarrollar los músculos, mantener un crecimiento normal del cuerpo y controlar la actividad eléctrica del corazón. Además, regula el equilibrio de agua y el balance del ácido base en los tejidos y en la sangre.

Cuánto es necesario

El Centro de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina recomienda el siguiente consumo diario de potasio, según la edad: de 0 a 6 meses: 0.4 gramos (g.), de 7 a 12 meses: 0.7 g., de 1 a 3 años: 3 g., de 4 a 8 años: 3.8 g., de 9 a 13 años: 4.5 g., de 14 a 18 años: 4.7 g., de 19 años en adelante: 4.7 g. Las mujeres que están produciendo leche materna necesitan cantidades mayores a 5.1 g.

Ni mucho ni poco
Foto: ISTOCK

Ni mucho ni poco

Tener mucho o poco potasio en el cuerpo puede causar problemas de salud. Por ejemplo, un bajo nivel de potasio, denominado hipopotasemia, puede provocar músculos débiles, ritmos anormales del corazón y un ligero aumento de la presión arterial. Demasiado potasio en sangre, llamado hiperpotasemia, puede causar ritmos cardíacos anormales y peligrosos. En cantidades normales, brinda estos beneficios:

1. Presión arterial

Aumentar la ingesta de potasio reduciría el riesgo de hipertensión arterial en los adultos. Esto se debe a que funciona como vasodilatador, favoreciendo el correcto flujo sanguíneo y ayudando a disminuir la tensión de las paredes de los vasos sanguíneos.

Remedios naturales para la hipertensión

2. Previene ACV

El potasio puede ser una vía natural para prevenir los accidentes cerebrovasculares (ACV) o stroke. Estas condiciones ocurren cuando el flujo sanguíneo del cerebro se ve afectado, causado daño a las células cerebrales. Se cree que el potasio aliviaría esta situación, ya que funciona como un vasodilatador natural.

Factores de riesgo de un ACV

3. Ayuda a eliminar el sodio

Son pocas las personas que cumplen con el consumo diario recomendado de sodio. Los principales responsables de esta falla son los alimentos procesados que esconden grandes cantidades de sodio en su composición. Cuando se lo consume en exceso, aumenta el riesgo de hipertensión arterial y enfermedad cardíaca. Sin embargo, el potasio estimula la eliminación natural del sodio por la orina.

4. Huesos
Foto: ISTOCK

4. Huesos

Un alto consumo de frutas y vegetales ricos en potasio está asociado con menor riesgo de osteoporosis. Esto se debe a que el potasio favorece las condiciones en el organismo para mantener los niveles de calcio, favoreciendo el desarrollo y la salud de la masa ósea.

Alimentos contra el dolor de huesos

Fuentes naturales

Muchos alimentos contienen potasio: las carnes (rojas y blancas) y el pescado, como salmón, bacalao, platija, atún y sardinas, leche, yogur, frutos secos, productos de soya, brócoli, espinacas, arvejas, habas, tomates, papas o patatas (especialmente su cáscara), batatas (camote), champiñones, aguacate, y calabaza de invierno.

Frutas
Foto: ISTOCK

Frutas

Entre las frutas que contienen fuentes significativas de potasio se encuentra la naranja, limón, melón cantalupo, pomelo, ciruelas, plátanos o bananas, kiwi, ciruelas y albaricoques. Estos últimos, también llamados chabacanos o damascos, contienen más cantidad cuando están secos que cuando están frescos.

Bebidas de frutas para hidratar tu cuerp

Precauciones

A pesar de sus beneficios, el potasio puede alterar o afectar a personas con enfermedades o condiciones preexistentes, como, por ejemplo, aquellas con problemas renales, en especial quienes reciben diálisis. Por ello, recuerda, siempre debes consultar con tu proveedor de atención médica, quien te recomendará una dieta especial.

Fuentes consultadas

Asociación Estadounidense del Corazón, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centro de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina, Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.

Comparte tu opinión