¿Por qué nuestro cuerpo necesita potasio?

El potasio es un mineral que nuestro organismo necesita para muchas funciones corporales, incluido el control del equilibrio eléctrico del corazón, metabolizar carbohidratos y desarrollar músculo. Los niveles bajos de potasio pueden causar debilidad muscular e irregularidades en los latidos del corazón. Conoce cómo y cuánto de este mineral debes incorporar a tu dieta.

Plátano, mucho más que potasio

¿Cuál es su función?

Básicamente el potasio es necesario para producir proteínas; descomponer y utilizar los carbohidratos; desarrollar los músculos; mantener un crecimiento normal del cuerpo y controlar la actividad eléctrica del corazón. Además, regula el equilibrio de agua y el balance del ácido base en los tejidos y en la sangre.

Alimentos para construir más músculos
¿Cuánto es necesario?
Foto: ISTOCK

¿Cuánto es necesario?

El Centro de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina recomienda el siguiente consumo de potasio en la dieta, según la edad: de 0 a 6 meses: 0.4 gramos por día, de 7 a 12 meses: 0.7 g/día; de1 a 3 años: 3 g/día; de 4 a 8 años: 3.8 g/día; de 9 a 13 años: 4.5 g/día; de 14 a 18 años: 4.7 g/día; de 19 años en adelante: 4.7 g/día. Las mujeres que están produciendo leche materna necesitan cantidades ligeramente mayores (5.1 g/día).

Alimentos que tienen potasio

Ni mucho ni poco

Tener mucho o muy poco potasio en el cuerpo puede causar serios problemas de salud. Un bajo nivel de potasio, denominado hipopotasemia, puede provocar músculos débiles, ritmos anormales del corazón y un ligero aumento de la presión arterial. También demasiado potasio en la sangre, hiperpotasemia, puede causar ritmos cardíacos anormales y peligrosos.

Dieta: 10 tips para tener más músculos

Previene el ACV

El potasio puede ser una vía natural para prevenir el ACV o stroke, especialmente entre las mujeres postmenopáusicas, señaló un estudio publicado en Stroke. Científicos del Albert Einstein College of Medicine, en New York, observaron que las mujeres que consumen alimentos ricos en potasio son menos propensas a sufrir un ACV o a fallecer por esta causa.

¿Cómo prevenir un ataque cerebral?

Presión arterial

Una revisión de 33 ensayos clínicos, publicada en el año 2013 en la revista BMJ, en la que participaron más de 128,000 personas, halló que aumentar la ingesta de potasio reducía la presión arterial en los adultos, y también el riesgo de accidente cerebrovascular en un 24 por ciento.

Ayuda a eliminar el sodio
Foto: ISTOCK

Ayuda a eliminar el sodio

Aproximadamente el 98% de los estadounidenses consumen el doble de la cantidad recomendada de sodio, mayoritariamente de alimentos procesados, según la American Heart Association. Este consumo excesivo de sodio causa hipertensión arterial, que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y ACV. Cuando consumes más potasio, el cuerpo elimina de forma natural el sodio como orina.

Huesos

Una investigación de la Universidad de Surrey, Reino Unido, de 2015 señaló que un alto consumo de frutas y verduras ricas en potasio está asociado con menor riesgo de osteoporosis y un mejor salud ósea

Fuentes naturales
Foto: ISTOCK

Fuentes naturales

Muchos alimentos contienen potasio. Todas las carnes (rojas y el pollo) y el pescado, como el salmón, el bacalao, la platija y las sardinas son buenas fuentes de potasio. La leche, el yogur, las nueces y los productos de soya también son buenas fuentes de potasio.

Hortalizas

Las hortalizas como el brócoli, las arvejas, las habas, los tomates, las papas o patatas (en especial la cáscara), las batatas (camote) y la calabaza de invierno también son buenas fuentes de potasio.

Frutas

Las frutas que contienen fuentes significativas de potasio incluyen los cítricos, el melón cantalupo, los plátanos o bananas, el kiwi, las ciruelas y los albaricoques. Los albaricoques (chabacanos o damascos) secos contienen más potasio que los frescos.

Precauciones
Foto: ISTOCK

Precauciones

Las personas con problemas renales, en especial quienes reciben diálisis, no deben consumir demasiados alimentos ricos en potasio. Siempre debes consultar con tu proveedor de atención médica, quien recomendará una dieta especial.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU; American Heart Association; Escuela de Medicina de Harvard

Comparte tu opinión