Los tomates y las patatas ¿van al refrigerador?

Los tomates y las patatas ¿van al refrigerador?
| Foto: GETTY IMAGES

Tu hermana tiene tomates en la encimera, pero tu mejor amigo insiste en que deberían estar fríos. Has oído que el pan se pone rancio más rápido en la nevera, pero se echa a perder más rápido fuera de ella. Y la fruta va en el cajón de los vegetales, según has escuchado

Si estás confundido por todas las reglas contradictorias sobre qué alimentos van en cada lugar, no te preocupes: tenemos información especializada de nutricionistas expertos en el almacenamiento de alimentos, de la Asociación Americana de Dietética y Nutrición.

Alimentos que van en la despensa o alacena

La miel 

Es muy estable y durará mucho tiempo. Además, si refrigeras la miel, es difícil verterla, así que manténla en tu despensa.

Los tomates 

Les va mejor cuando se mantienen fuera de la nevera, donde pueden volverse pulposos, aunque es cierto que se echan a perder más rápido cuando se almacenan en la despensa. Si no los va a comer dentro de 1 a 2 días, guarda los tomates maduros en el refrigerador durante 2 o 3 días. Sin embargo, ten en cuenta que una vez que cortes un tomate (o cualquier fruta o verdura), necesita ser refrigerado/a para retrasar el crecimiento de las bacterias dañinas.

Las patatas y las cebollas 

Tienen las mismas condiciones, pero no deben almacenarse juntas. El almidón de las patatas se convierte en azúcar cuando se refrigera. Las patatas y las cebollas deben almacenarse en un lugar fresco y seco, como el fondo de la despensa. Retira del resto las patatas y las cebollas que se ponen feas. 

El pan 

Puede añejarse rápidamente en el refrigerador debido al aire seco que circula. Si temes que tu pan se enmohezca porque la cocina está caliente o húmeda, o porque no lo comerás rápidamente, congélalo. Puedes quitar sólo lo que necesitas y descongelarlo en en la tostadora o la cocina, en la configuración de “descongelar".

La mantequilla de maní 

Se vuelve difícil de esparcir cuando hace frío, así que guárdala en tu despensa si la vas a usar dentro de 2 a 3 meses. Almacena en el refrigerador de 4 a 6 meses. Sin embargo, si compras mantequilla de maní natural, consulta la etiqueta; algunas marcas recomiendan la refrigeración para evitar que los aceites naturales se separen.

Alimentos que sí van en el refrigerador

Aceite de oliva y de nuez 

Se vuelven rancios rápidamente cuando se exponen a la luz y al calor. La refrigeración puede hacer que estos aceites se vuelvan turbios, pero eso desaparecerá cuando vuelvan a la temperatura ambiente.

El queso 

Se puede servir mejor a temperatura ambiente, pero, al igual que todos los alimentos derivados de animales, aún debe almacenarse en el refrigerador. Sácalo un poco antes de servirlo para obtener el mejor sabor. Los alimentos perecederos, incluido el queso, deben desecharse si se mantienen fuera del refrigerador durante 2 o más horas. En los meses más cálidos, esa cantidad de tiempo debe ser menor.

La mantequilla 

Debe mantenerse fría. Es posible que tu abuela haya guardado su mantequilla en una olla para que quede bien y se pueda untar. Sin embargo, mantener la mantequilla refrigerada evita la contaminación bacteriana. Si quieres que esté blanda al consumirla, retírala un momento antes de servirla.


Más para leer sobre la conservación de alimentos

Comparte tu opinión