Las grosellas negras ayudan a quemar grasas

Las grosellas negras ayudan a quemar grasas
Además, estas bayas potencian el efecto de la actividad física.

Las grosellas negras o zarzaparrilla, un tipo de bayas oscuras, han sido señaladas en varios estudios como un superalimento con el potencial de prevenir diversas enfermedades. 

Por ejemplo, beber el jugo de grosellas podría ayudar a mejorar el rendimiento mental, la precisión y la atención, de acuerdo con un estudio de 2015, realizado por científicos de Plant & Food Research, en Nueva Zelanda, en colaboración con la Universidad de Northumbria, en Reino Unido. 

Ahora, en otra investigación se observó que un suplemento de extracto de grosella negra que se produce en Australia, puede ayudar a quemar las grasas. Cuando se toma 2 veces al día durante una semana, la vitamina presente en la fruta aumenta la quema de grasa en un promedio del 27%. 

Estas bayas contienen nutrientes, llamados polifenoles, que se cree que estimulan la quema de grasa durante el ejercicio al aumentar el flujo sanguíneo, según los investigadores. 

Podría ayudar a diabéticos

Los investigadores analizaron 16 mujeres activas que tomaron 600 mg de un suplemento de grosellas o un placebo 2 veces al día durante una semana. Luego tomaron muestras de sangre de las participantes mientras realizaban una sesión de ejercicio cada 15 minutos, para determinar sus niveles de grasa y carbohidratos

Al referirse al resultado del estudio, el Dr. Sam Shepherd, de Liverpool John Moores University, y autor principal, dijo: "Fue positivo ver que los efectos de las grosellas negras en la quema de grasa se extienden a las mujeres, especialmente porque éstas tienen una mayor dependencia de la grasa como combustible en comparación con los hombres". Y agregó que el poder de las grosellas para quemar la grasa en los hombres ya se había probado previamente, y que sus hallazgos también podrían beneficiar a las personas con obesidad o diabetes tipo 2

El estudio fue publicado en European Journal of Applied Physiology.

El potencial de las grosellas

La riqueza de las antocianinas, los pigmentos que le dan el color oscuro a las grosellas, y que tienen una potente actividad antioxidante, serían los responsables de los beneficios que ofrece este superalimento. 

Según Blackcurrants Foundation, las grosellas pueden mejorar la digestión, prevenir el cáncer y las enfermedades cardíacas, cuidar la vista y reducir drásticamente el riesgo de disfunción eréctil, un problema que afecta a 322 millones de hombres en todo el mundo. 

Además de ser ricas en vitamina C, su capacidad antioxidante se muestra efectiva en la protección de las células nerviosas y en la regeneración de los propios sistemas de defensa del cuerpo. Algunos estudios también sugieren efectos beneficiosos contra las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el mal de Parkinson. 

Más para leer sobre la quema de grasas

Comparte tu opinión