Sulfato de hidracina

¿Qué es?:

El sulfato de hidracina es una sustancia química que se utiliza en la industria y como combustible para aviones. Algunas personas lo usan con fines medicinales.

El sulfato de hidracina se utiliza para el tratamiento del cáncer del colon y recto (colorrectal), del cáncer de pulmón, del cáncer del cerebro (neuroblastoma), para la enfermedad de Hodgkin (cáncer linfático) y para otros tipos de cáncer. También se utiliza para la pérdida de peso y el síndrome de desgaste general (caquexia) asociado con el cáncer.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Cáncer de colon que se ha diseminado (cáncer colorrectal metastásico). La ingesta de sulfato de hidracina no detiene el cáncer colorrectal metastásico.
  • Cáncer. Existe cierta evidencia de que el sulfato de hidracina no es efectivo para el tratamiento del cáncer de ovarios, cáncer colorrectal, cáncer de mama, cáncer de pulmón, cáncer de páncreas, cáncer de cuello uterino, cáncer de próstata, cáncer de uterino, melanoma, entre otros tipos de cáncer.

¿Cómo funciona?:

El sulfato de hidracina podría bloquear aquellas reacciones químicas en el cuerpo que podrían conducir a la malnutrición y a la pérdida de masa muscular asociada con el cáncer.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El sulfato de hidracina POSIBLEMENTE NO ES SEGURO. Su uso se ha relacionado con casos de daño hepático, con convulsiones, coma y muerte.

El sulfato de hidracina puede producir algunos efectos secundarios como náuseas, vómitos, mareos, somnolencia, problemas nerviosos, comportamiento violento, inquietud, convulsiones, coma, confusión, estimulación del estado de ánimo, excitación, debilidad, respiración irregular, niveles anormales de azúcar en la sangre, erupciones cutáneas y daño renal.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: El sulfato de hidracina POSIBLEMENTE NO ES SEGURO para ninguna persona, incluyendo a las mujeres embarazadas y amamantando. Su uso ha sido relacionado con casos de daño hepático, con convulsiones, coma y muerte.

Diabetes: El sulfato de hidracina podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes. Esté atento a signos de bajos niveles de azúcar en la sangre (hipoglucemia) y controle minuciosamente su diabetes, y usa use sulfato de hidracina.

Enfermedad hepática: El sulfato de hidracina podría dañar el hígado. Podría ser perjudicial para las personas con enfermedad hepática.

Cirugía: Dado que el sulfato de hidracina podría afectar los niveles de glucosa en sangre, existe cierta in quietud de que podría interferir con los controles de glucosa en sangre durante y después de una cirugía. Suspenda el uso del sulfato de hidracina al menos 2 semanas antes de una cirugía programada.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Isoniazida (INH, Nydrazid)

La isoniazida es un medicamento para la tuberculosis. El cuerpo descompone la isoniazida en hidracina. Se cree que este producto de la isoniazida es responsable del daño hepático que ocurre en ciertas personas que ingieren isoniazida. El utilizar isoniazida junto con sulfato de hidracina podría aumentar el riesgo de daño hepático.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la depresión (IMAO)

El sulfato de hidracina contiene una sustancia química que afecta al cuerpo. Esta sustancia química podría aumentar los efectos secundarios de algunos medicamentos utilizados para la depresión.

Algunos de estos medicamentos que se usan para la depresión incluyen fenelzina (Nardil), tranilcipromina (Parnate) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la diabetes (Medicamentos antidiabéticos)

El sulfato de hidracina podría disminuir el azúcar en la sangre. Los medicamentos para la diabetes también se utilizan para reducir el azúcar en la sangre. El tomar sulfato de hidracina junto con medicamentos para la diabetes podría hacer que su azúcar en la sangre baje demasiado. Controle de cerca su azúcar en la sangre. La dosis de su medicamento para la diabetes puede que necesite ser cambiada.

Algunos de los medicamentos utilizados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (DiaBeta, Glynase PresTab, Micronase), insulina, a pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos sedantes (Depresores del SNC)

El sulfato de hidracina puede causar somnolencia. Los medicamentos que pueden causar somnolencia se llaman sedantes. El tomar sulfato de hidracina junto con medicamentos sedantes podría producir demasiado sueño.

Algunos de los medicamentos sedantes incluyen el clonazepam (Klonopin), lorazepam (Ativan), fenobarbital (Donnatal), zolpidem (Ambien) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que podrían disminuir el azúcar en la sangre

Existe cierta evidencia que indica que el sulfato de hidracina podría reducir el azúcar en la sangre. El usarlo con otras hierbas o suplementos que tienen este mismo efecto podría hacer que el azúcar en la sangre baje demasiado. Algunos de estos productos incluyen el melón amargo, el ojo de venado, el jengibre, la galega, el fenogreco, el kudzu, la corteza de sauce y otros.

Piridoxina (Vitamina B6)

La hidracina podría interferir en la forma que la piridoxina funciona en el cuerpo.

¿Existen interacciones con alimentos?:

Evite el uso de sulfato de hidracina junto con alimentos que contengan la sustancia química llamada tiramina. Los alimentos que contienen tiramina incluyen el aguacate (palta), el plátano, la levadura de cerveza, las habas, el caviar, el queso envejecido, el vino tinto envejecido, el arenque, el hígado y las carnes curadas en salmuera.

¿Qué dosis se utiliza?:

La dosis apropiada de sulfato de hidracina depende de muchos factores tales como la edad de la persona, el estado de salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el uso del sulfato de hidracina. Tenga en cuenta que los productos naturales no son siempre necesariamente seguros y las dosis pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones en las etiquetas de los productos y consulte con su farmacéutico, doctor u otro proveedor de salud médica antes de usarlos.

Otros nombres:

Sehydrin, Sulfate d'Hydrazine.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión