Quimotripsina

¿Qué es?:

La quimotripsina es una enzima digestiva. Una enzima es una sustancia que acelera determinadas reacciones químicas en el cuerpo. La gente usa la quimotripsina con fines medicinales.

La gente toma quimotripsina por vía oral o la usa en forma de inyección para reducir el enrojecimiento y la inflamación asociada con los focos de infección (abscesos), las úlceras, la cirugía o las lesiones traumáticas. También la usan para ayudar a aflojar la flema del asma, para la bronquitis, las enfermedades pulmonares y las infecciones de los senos nasales.

También se toma por vía oral para reducir el daño al hígado en los pacientes con quemaduras y para ayudar en la reparación de las heridas.

La quimotripsina se usa a veces por inhalación o se aplica a la piel (se usa por vía tópica) para las afecciones que involucran dolor e hinchazón (inflamación) y para las infecciones.

Durante la cirugía de cataratas, a veces se utiliza quimotripsina para reducir el daño a la vista.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • La cirugía de cataratas, cuando es utilizada por un profesional de la salud.

¿Cómo funciona?:

La quimotripsina tiene ingredientes que disminuyen la hinchazón (inflamación) y la destrucción de los tejidos.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La quimotripsina es segura cuando se utiliza en los ojos por un profesional de la salud. La quimotripsina puede causar efectos secundarios cuando se utiliza en los ojos, incluyendo un aumento de la presión en el ojo y otros problemas oculares como uveítis, parálisis del iris y queratitis.

La quimotripsina también parece ser segura, para la mayoría de la gente, cuando se toma por vía oral para disminuir el enrojecimiento y la inflamación después de una cirugía o lesión y cuando se aplica directamente sobre la piel para las quemaduras.

No se tiene suficiente información acerca de la seguridad de la quimotripsina para sus otros usos.

En raras ocasiones, la quimotripsina podría causar una reacción alérgica cuando se toma por vía oral. Los síntomas incluyen picazón, dificultad para respirar, hinchazón de los labios o la garganta, shock, pérdida del conocimiento y la muerte.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No se tiene suficiente información sobre el uso de la quimotripsina durante el embarazo y la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis siguientes han sido estudiadas en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:

  • Para reducir el daño en los tejidos en los pacientes con quemaduras, se usa la relación de 6:1 (tripsina: quimotripsina), en una cantidad total combinada de 200.000 unidades USP y se toma cuatro veces al día durante diez días.
POR INYECCIÓN:
  • Los proveedores de salud inyectan una solución de quimotripsina en los ojos como parte de la cirugía de cataratas.

Otros nombres:

A-Chymotrypsin, A-Chymotrypsine, Alpha-Chymotrypsin, Alpha-Chymotrypsine, Chymotrypsin A, Chymotrypsine A, Chymotrypsin B, Chymotrypsine B, Chymotrypsine, Chymotrypsinum, L-Chymotrypsin, L-Chymotrypsine.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión