El cactus podría ser el analgésico del futuro

El cactus podría ser el analgésico del futuro
Contiene una sustancia llamada RTX que alivia el dolor. | Foto: ISTOCK

Los científicos están estudiando un enfoque prometedor para controlar el dolor post-operatorio en el sitio de la incisión con una molécula vegetal que se produce de forma natural y que se llama resiniferatoxina (RTX).

Esta sustancia (RTX) que se encuentra en la planta Euphorbia resinifera, de la familia de los cactus y nativa de Marruecos, es 500 veces más potente que la sustancia química que produce calor en los pimientos picantes, y puede ayudar a limitar el uso de medicación opioide mientras el paciente está en el hospital y durante la recuperación en el hogar, informan los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

En un artículo publicado en Anesthesiology, la revista médica de la American Society of Anesthesiologists, los investigadores encontraron que la RTX podría utilizarse para bloquear el dolor post-operatorio en la herida, y fue probado en un modelo animal.

Una forma de evitar los opioides

Muchos médicos recurren a los opiáceos u opioides, como la morfina o el fentanilo para el alivio del dolor postoperatorio moderado a severo, pero a menudo se presentan efectos secundarios que pueden interferir con la recuperación, como depresión respiratoria, estreñimiento, náuseas y vómitos.

El uso prolongado de opioides puede producir tolerancia e introduce el riesgo de uso indebido. Sin embargo, RTX no es un opioide y no actúa en el cerebro sino en las terminaciones nerviosas de la piel. Y se puede usar para bloquear el dolor de la incisión quirúrgica durante aproximadamente 10 días, según hallazgos científicos.

En el estudio, los investigadores trataron previamente el sitio de la incisión cutánea con RTX para preparar las terminaciones nerviosas de la piel y el tejido subcutáneo y que fuera insensible al dolor. A diferencia de los anestésicos locales, que bloquean toda la actividad nerviosa, RTX permitió que se conserven muchas sensaciones como el tacto, la vibración y la función muscular.

Mucho después de la cirugía, y hacia el final de la cicatrización de la herida, las terminaciones nerviosas eventualmente vuelven a crecer. Por lo tanto, el dolor de la incisión en la piel se reduce durante el período de recuperación.

Se ha encontrado que RTX es un bloqueador de dolor altamente efectivo en muchos otros modelos animales y actualmente se encuentra en un ensayo clínico de Fase I en el National Institutes of Health Clinical Center para pacientes con dolor intenso asociado con el cáncer avanzado.

Comparte tu opinión