Aceite De Lorenzo

¿Qué es?:

El aceite de Lorenzo es una combinación de dos sustancias químicas llamadas ácido erúcico y ácido oleico. La gente utiliza el aceite de Lorenzo con fines medicinales.

El aceite de Lorenzo se utiliza para el tratamiento de dos enfermedades hereditarias relacionadas, que afectan al sistema nervioso. Estas enfermedades, que son muy poco comunes, se llaman adrenoleucodistrofia (ALD), que ocurre en los niños y adrenomieloneuropatía, que ocurre en los adultos.

El aceite de Lorenzo es el nombre de un niño, Lorenzo Odone, que desarrolló ALD. Sus padres descubrieron una mezcla de ácidos grasos que parecía retardar la progresión de la enfermedad. La mezcla se hizo conocida como “aceite de Lorenzo”.

En los EE.UU., el aceite de Lorenzo solo está disponible para los pacientes que participan en un ensayo clínico. Para más información, póngase en contacto con el Instituto Kennedy Krieger llamando al número 1-800-873-3377.

En la actualidad se está tratando de obtener la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para el aceite de Lorenzo como un medicamento de venta con receta médica.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • La adrenoleucodistrofia (ALD). El aceite de Lorenzo podría ayudar a prevenir los problemas del sistema nervioso en los niños que tienen ALD, pero que todavía no han mostrado ningún síntoma. El aceite de Lorenzo probablemente no ayude a los niños que ya presentan síntomas de ALD.

¿Cómo funciona?:

Adrenoleucodistrofia y adrenomieloneuropatía son dos trastornos genéticos muy poco comunes, que causan una gran acumulación de ciertas sustancias químicas llamadas ácidos grasos de cadena muy larga. El aceite de Lorenzo podría ayudar a prevenir algunas de estas acumulaciones. La acumulación de estos ácidos grasos se cree que causa muchos problemas graves en el cerebro y a través del cuerpo.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El aceite de Lorenzo parece ser seguro cuando se usa bajo el cuidado de profesionales de la salud. Los efectos secundarios del aceite de Lorenzo pueden incluir moretones y sangrado.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No se tiene suficiente información sobre el uso del aceite de Lorenzo durante el embarazo y la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

Trastornos de la sangre que producen una disminución de las plaquetas sanguíneas necesarias para la coagulación (trombocitopenia) o una disminución en los glóbulos blancos necesarios para combatir las infecciones (neutropenia): El aceite de Lorenzo podría empeorar estas enfermedades.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguiente dosis ha sido estudiada en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:

  • Para la adrenoleucodistrofia (ALD): Se ha utilizado una dosis de aceite de Lorenzo que proporciona aproximadamente el 20% de las calorías diarias. En otro estudio, se utilizó 300 mg/kg/día de ácido erúcico y 1,7 gramos/kg/día de ácido oleico (los que se encuentran en el aceite de Lorenzo).

Otros nombres:

13-Docosenoic Acid, cis-9-Octadecenoic Acid, Aceite de Lorenzo, Acide Érucique, Acide Oléique, Erucic Acid, Glycerol Trierucate Oil, Glycerol Trioleate Oil, Huile de Lorenzo, Huile de Trioléate de Glycérol, Oleic Acid.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión