Prueba de Coombs

Definición

Es una prueba que busca anticuerpos que puedan fijarse a los glóbulos rojos y causar su destrucción prematura.

Nombres alternativos

Prueba de antiglobulina directa; Prueba de antiglobulina indirecta; Anemia - hemolítica

Forma en que se realiza el examen

Se necesita una muestra de sangre.

Preparación para el examen

No se requiere preparación especial para este examen.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se introduce la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado; otras solo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil o un hematoma leve, los cuales pronto desaparecen.

Razones por las que se realiza el examen

Hay dos formas de realizar la prueba de Coombs:

  • Directa
  • Indirecta

La prueba de Coombs directa se utiliza para detectar anticuerpos que ya se han fijado a la superficie de los glóbulos rojos. Muchas enfermedades y fármacos pueden provocar que esto suceda. Estos anticuerpos algunas veces destruyen los glóbulos rojos y provocan anemia. Su proveedor de atención médica puede recomendar este examen si usted tiene signos o síntomas de anemia o ictericia (color amarillento en la piel o los ojos).

La prueba de Coombs indirecta busca anticuerpos que están flotando en la sangre. Estos anticuerpos podrían actuar contra determinados glóbulos rojos. Este examen casi siempre se hace para determinar si usted puede tener una reacción a una transfusión de sangre.

Resultados normales

Un resultado normal se conoce como un resultado negativo. Esto significa que no hubo agrupación de células y que usted no tiene anticuerpos para los glóbulos rojos.

Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Algunos laboratorios utilizan diferentes mediciones o analizan muestras diferentes. Hable con su proveedor acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Significado de los resultados anormales

Una prueba de Coombs directa anormal (positiva) significa que usted tiene anticuerpos que actúan contra sus glóbulos rojos, lo cual puede deberse a:

  • Anemia hemolítica autoinmune
  • Leucemia linfocítica crónica u otro trastorno similar
  • Enfermedad en la sangre en recién nacidos llamada eritroblastosis fetal (también conocida como enfermedad hemolítica del recién nacido)
  • Mononucleosis infecciosa
  • Infección por micoplasma
  • Sífilis
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Reacción a una transfusión, como la ocasionada por unidades de sangre cotejadas de manera impropia

El resultado de esta prueba también puede ser anormal sin una causa clara, especialmente entre las personas mayores.

Una prueba de Coombs indirecta anormal (positiva) significa que usted tiene anticuerpos que actuarán contra los glóbulos rojos que el cuerpo interpreta como extraños. Esto puede sugerir la presencia de:

  • Eritroblastosis fetal
  • Incompatibilidad sanguínea (cuando se utiliza en bancos de sangre)

Riesgos

Hay poco riesgo al extraer sangre. Las venas y las arterias varían de tamaño de una persona a otra y de un lado del cuerpo a otro. Extraer una muestra de sangre de algunas personas puede ser más difícil que de otras.

Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden incluir:

  • Desmayo o sensación de mareo
  • Múltiples punciones para localizar las venas
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Sangrado excesivo
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Referencias

Elghetany MT, Schexneider KI, Banki K. Erythrocytic disorders. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 23rd ed. St Louis, MO: Elsevier; 2017:chap 32.

Michel M. Autoimmune and intravascular hemolytic anemias. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 151.

Comparte tu opinión